Ángela mi eterna agonía

185 1 0

Ángela mi eterna agonía

Ya no se que quiero, esto es un delirio de dos almas,

solo que en tu mundo, es la tuya y la de ella, y en el mio es la que no tengo, la que se perdió de tu presencia y la mía, que desde que no existes conmigo diario, ya no camina solo da vueltas. Ángela te amo,  y al amarte me esclavizo a tu frialdad y me ciego a tus mentiras.

Y hoy, y aveces ya no se que quiero;

si encarcelarme en tu ausencia en este diario vivir, o recordar a diario que mejor seria el olvidarme de ti. Pero parece que así funciona este eskema, este amor, un eslabón mas en tu cadena.

Solo así sabe amar la niňa.

Se pone los trajes del amor, pero actua rebelde en contra, se convierte en el vivir contigo pesente, con tu diaria ausecia, en veranos frio, en respirate cerca escondiéndose entre la fría noche, cabalgando en astio, hullendo del alba, que te llevará de mi lado a un lugar fingido.

Ángela desde que llegaste solo respiro agonía.

Ya no se que quiero, si morir ausente idolatrando tu ausencia, soñando contigo, o morir mejor antes de sentir que vivo.

Ángela quiero que me dejes encontrarte, que ya no seas la niňa pérdida.

Y ya no sé que quiero, si encontrarme a tu alma, perderme entre tus brazos, saboreando tus besos vacios, besos con sabor a infierno,  morir de tu vacio, o buscarte un sitio donde tu no quepas y perderme en el volumen de tu vacío, acariciando tus ecos, tus fríos.

Solo eso me dejaste, frios, ecos, vacíos , y el mas hermoso te quiero que jamás an escuchado ni escucharán quizás mis oidos. Me regalas también noche a noche un te quiero, pero es el te quiero muerto, del amor lo fallecido.

Ángela mi niña me regalas lo más hermoso de tu cariño perdido, los besos que no le diste a ella, ala que piensas mas de una vez y diario, lo que para ella hubiese sido un beso tierno, travieso, apasionado, un beso de amor, con deseo de ser, ami me lo regalas pero es un beso herido, desolado, perdido, y aun asi lo recibo y solo espero que tu amor no cambie, porque aunque no sea para mi, es amor bonito. Como el que te declaro y nunca te lo digo, pero tu me escuchas y se que me entiendes a las cosas que te digo, y que guardas un corazón ajeno, ese que no es tuyo, y que ya no es mio. El recuerdo efímero.

Ángela eres mi tormento y mi amuleto,  Eres la miel ajena y de veneno llenas tus caricias frías.

Ya no se que quiero si tenerte ausente y viva o presente, o viva con amor ausente, con presencia fría , y tus miradas perdidas,

O con besos falsos, acompañados de caricias vivas, y vibrantes tan deseadas por cada poro de mi piel pero nada mias, pues aunque no la tengas, tus te quieros le son fiel.

Angela...

Desde que te quiero no hago otra cosa que pensar en ti, y en tácticas para olvidarte, o trabajar en estrategias para seducirte y que quieras, quererme, amarme. Trato de pensar en soluciones para no quererte como quiero, pero nada puedo hacer, porque ya no se que hacer contigo, porque ya no se que hacer sin ti. Porque sin que lo comprenda tu cuerpo y tu sexo me demuestran que eres mía.

Ya no se si quiero llenar mi vida del recuerdo de tu olvido, o matar un futuro incierto, que inyecta su veneno, dulce, tierno, eficaz , pero de final agonizante y podrido de cariño, presente y vacío. No se que prefiero,  si mantener tu presencia ausente en mi vida diaria.

O enfrentarme a mi cobardía tomando las riendas yo de mi destino, y conocerte fría, pero tenerte frente a frente ya porfin.

Casi quiero pedirte que me envenes el alma con lo frió que la tuya guarda, pero no lo hago, por que no la encuentras y así es como mi amor esquivas, ja!

Ángela prestame tu alma no te escondas, no sé vale y porque no me habres de ella ni una sola ventana. Ya no se que quiero, ni que sería mejor, y tampoco se siquiera si se podria considerar alguna otra opción.

Soy tan parte de ti y jamás serás fielmente mía. NO se que prefiero, si alejarte de mi, muriendo yo primero tratando de justificarte .

O dejar que mueras tu, aquí a mi lado pero como siempre...

invadida de ausencias que a diario están presentes.

No se que prefiero, un amor vivo y fuerte, o una muerte dibujada con fragancia ausente. Ángela siempre tu, siempre pérdida.

Judas y sus deseos infernales y sueños angelinos

Besos de Veneno y Miel¡Lee esta historia GRATIS!