For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Austin's POV.

No podía creerlo. Ally, mi Ally, estaba embarazada.

Todo aquello era culpa mía, y lo sabía mejor que nadie en el mundo. No quería obligarla a nada, y aún así la había fastidiado de una forma colosal con consecuencias, seguramente catastróficas:

-Allz, si no quieres tenerlo sabes que no me opondré, sabes que sólo quiero que seas feliz.

-Austin, quiero tenerlo. De verdad que quiero, y me alegro de que quieras que sea feliz, pero si tu no quieres tenerlo me iré a New York de nuevo y te mantendré informado.

Aquellas palabras me hicieron despertar y ver lo que realmente estaba ocurriendo.

Ally era feliz estando embarazada, con lo que no era feliz era con mis dudas, cuando ni siquiera quería dudar. Quería ser padre, y quería que Ally fuera la madre de mis hijos, y que fuera mi esposa, ¿qué mejor momento para todo aquello que ahora? Yo lo responderé, ninguno.
Fin de Austin's POV.

Ally's POV.

Aunque por fuera intentaba parecer tranquila, por dentro estaba muriendo de desesperación. Necesitaba saber lo que Austin iba a decir, y por la expresión de su rostro supe cual sería la respuesta.

Me puse en pie y dije:

-Adiós Austin, te mantendré informado.

Me marché, pude ver desde el final del vecindario como intentaba ir detrás de mi, pero no quería escuchar como me gritaba que todo aquello no era más que un simple error, que abortar era mi mejor opción y todas esas cosas.

Cuando vi que se estaba acercando, comencé a acelerar el paso hasta que acabé corriendo. Pero hubo un momento en el que no pude correr más, un acantilado.

Recordaba la leyenda de ese lugar, de como la joven se había tirado hacia las rocas en un acto de desesperación dado a que su marido le había dicho que no la amaba después de haber tenido tres hermosas hijas y con un pequeño niño en camino. Entonces escuché una especie de susurro en mi mente. Me decía que saltara, que no merecía la pena vivir si la persona a la que amaba no me amaba a mi lo suficiente como para ser padre de un hijo que crecía en mi vientre.

Le hice caso, conté hasta tres t grité:

-¡Te amo Austin!

Entonces salté y todo se volvió oscuro y frío.
Fin de Ally's POV.

Austin's POV.

La escuché gritar que me amaba y entonces tuve un mal presentimiento:

-El acantilado.

Mi abuela nos había contado la leyenda de la lágrima de la marea cuando apenas éramos unos niños de 7 y 9 años en un campamento que ella había organizado, pero recordaba esa leyenda con tanta claridad. Corrí, corrí lo más rápido que pude y sin dudarlo un segundo salté por el acantilado. Entonces la vi, era tan pequeña que se había escurrido entre las rocas, quedando en una posición que seguramente era muy dolorosa.

Me hice una bola antes de caer al agua, había saltado unos metros más a la izquierda de las rocas, por lo que no me hice daño, pero en la zona en la que estas se encontraban, había una especie de cortina rojiza.

Sangre.

Salí a la superficie y nadé hacia Ally.

Cuando llegué pude ver que tenía varias heridas abiertas, una en el brazo, algunas en las piernas y una horrible en la parte delantera de la cabeza, justo en una esquina de la frente.

Nadé de nuevo, con ella entre mis brazos, me daban igual los tiburones y todo lo que había en el mar, como si al mismísimo Kraken le daba por intentar comérsela. Antes tendría que pasar por encima de mi, y no lo conseguirían ni los Dioses más poderosos.

Llegué a la orilla de la cala antes de lo que pensé, y entonces la arrastré fuera del agua y comencé a gritar:

-¡Dez! ¡Dez ven aquí!

-¿Qué? -Dijo el chico pelirrojo desde lejos.

Yo simplemente me aparté y pude ver como a mi amigo se le quedaban los ojos como platos antes de acercarse corriendo hacia nosotros:

-Dios mio, hay que llevarla al hospital.

-Por eso te he llamado, trae el kit de primeros auxilios y llama a una ambulancia.

De mis ojos brotaban las lágrimas como nunca lo habían hecho. No podía morir, no ahora que acababa de recuperarla.

Tan, tan, tan...
¿Qué pasará? Pues tendréis que esperar al próximo capítulo para saberlo, no os alarmeis. No pienso dejar a Austin amargado y con cuarenta gatos... Es solo que quiero darle un poquito de tensión porque hasta ahora todo había sido muy bonito. En fin, disfruten de la lectura y hasta la próxima semana.
Besos:
-Estefy^^

Bad girl (novela auslly)¡Lee esta historia GRATIS!