Capitulo 16: te quiero Miley

1.4K 69 2

Se separaron lentamente, Miley bajo la cabeza algo avergonzada, Justin no paraba de sonreír, al fin la había besado. 

—Creo que tengo un neumático de emergencias en la cajuela. —Dijo Justin riendo. 

—¿Qué? —Levantó la cabeza y lo miro con ojos asesinos. —¡Eres un idiota! —Lo culpó.

—Lo ciento, no me había acordado. —Volvió a reír, Miley frunció el ceño. 
—Perdón hermosa. —Beso su frente. —Ya iré a arreglar el problema. —Se volteó para salir del auto, pero antes de hacerlo le robo un pequeño beso. 

—Ya, apúrate. —Murmuró saliendo también del auto para volver al asiento delantero.

Después de unos minutos, el problema se resolvió, Justin cambió el neumático pinchado y volvió a su asiento para ir de regreso a casa.

—¡Todo listo! —Arrancó el auto. Al parecer estaba feliz, muy feliz. La miró de reojo, ella miraba la ventana del auto… como pensando. —¿Miley? —La llamó.

—¿Ah? —Estaba distraída.

—¿te sientes bien? —Preguntó preocupado. 

—Si, claro. —Sonrió. —Más te valía que nos hayas sacado de esté horrible lugar. —Murmuró. —Creo que voy a dormir un poco…—Se acomodó en su asiento y dio un pequeño bostezo.

—Como quieras, te despierto cuando lleguemos. —Avisó y sonrió.

[+]

—Miley...—La sacudió un poco. —Miley hermosa llegamos. —Habló cerca de su oído.

—¿Ya? —Preguntó adormilada. 

—Si, levántate preciosa. —Besó su mejilla. Miley abrió los ojos y sonrió dulce.

La ayudo a bajar del auto, y caminar hasta la puerta, ambos entraron. Miley quitó sus zapatos de inmediato y comenzó a subir las escaleras, Justin hizo lo mismo. 

—Buenas noches. —Dijo Miley antes de entrar a su habitación.

—¡Espera! —Justin tomo su brazo e hizo que girara. La miro y ella a él, sus miradas se encontraron por unos minutos. Justin se acercó a ella, y dio un corto pero dulce beso en sus labios. 

—No porque te haya dejado hace un rato, puedes aprovecharte. —Bromeó Miley.

—Lo siento, es que no me resistí. —Ambos sonrieron. —Ahora si, hasta mañana a ambos. —Le dio un beso en la mejilla y después beso su panzita y fue a su habitación.

—Adiós…—Suspiro y entro en su cuarto. 

{++}

—Justin podrías ayudarme con esto? —Preguntó Miley desde la cocina.

—Si que necesitas? —Apareció detrás de ella. 
—Me asustaste. —Rio nerviosa. —¿Me podrías pasar aquella tostadora? —Señalo detrás de unas hoyas. —Es que no me puedo agachar. —Explicó.

—Si, como no. —Se agacho y la agarró, se la entregó a ella. —No la rompas eh, que es mi hermana. —Bromeó.

—¿Qué? —Preguntó sin entender. Justin rio bajito.

—Nada, yo me entiendo. —Dijo y salió de la cocina para volver al living a mirar tv.

horas depúes....

—Miley ¿Vamos a algún lado? —Preguntó Justin un poco aburrido.

—¿A dónde quieres ir Bieber? —Dijo sin sacar la vista de la televisión, alejo el pote de palomitas.

—No lo sé, por ahí…Quiero salir de la casa un rato. —Explicó.

—Vale. —Tomo el control y apagó el televisor. Se levanto del sillón y camino hasta la puerta. Justin se la quedo mirando, sin moverse. —¿Y que esperas? —Preguntó al ver que ni se movía, abrió la puerta y salió.

—¡Si ya voy! —Gritó desde adentró. Tomo las llaves y algo de dinero y salió junto a ella.
Comenzaron a caminar sin rumbo, Justin tomo su mano y Miley no hizo nada para separarse. Ninguno de lo dos sabe porque lo hicieron. Si no los conocerías, cualquier persona que los vea creería que son pareja o algo así. 

—¿Vamos al parque? —Preguntó Miley mientras cruzaban la calle camino al gran parque verde de enfrente. Justin asintió. —Que lindo…—Murmuró.

Llegaron y buscaron algún lugar vacío para poder sentarse. Una vez acomodados se acosaron en el limpio césped del lugar. No había mucha gente alrededor, algunas parejas de novios o enamorados, familias, madres con sus hijos. De todo un poco. Miley sonrió al ver a una niña pequeña queriendo alcanzar su barrilete que se había atorado en un árbol.

—Justin… ve a ayudarla. —Dijo Miley sin dejar de mirar como intentaba agarrarlo. Estaba muy alto para la pequeña estatura de la niñita.

—Claro…—Sonrió. Camino hasta ella y se presentó. —Hola preciosa. —La niña se asustó, ya que era un completo extraño para ella. Dio un paso hacia atrás. —No te asustes, soy bueno. —Bromeó. —Te voy a ayudar con esto…—Murmuró, miro el árbol, no era tan alto como parecía, logró tomar el barrilete de corazón rosa y se lo entrego. —Toma…

—Gracias! —Habló agradecida y comenzó a dar pequeños saltitos de emoción. —Me llamo Annie. —Dijo ya con un poco más de confianza, así es como te ganas la confianza de los niños, dándoles lo que quieren o cosas por el estilo. 

—¡Que hermoso nombre! —Justin se agacho para poder quedar a la misma altura. Miley observaba todo desde allá. —Yo me llamo Justin, un placer conocerte. —Sonrió y la niña también.

—Ya debo irme, muchas gracias Justin. —Dijo tímida, beso la mejilla de Justin y se fue corriendo con una pareja. 

Justin sonrió feliz, nunca se había sentido tan bien ayudar a alguien. Se sentó acostó junto a Miley otra vez, y miró el cielo.

—Serás un buen padre en el futuro…—Dijo Miley.

—¿Enserio crees eso? —Se ilusionó y sus ojos brillaron. —Espero que sea así. 

—No esperes, será así. —Afirmo. 

—Gracias. —Volteó su cabeza para quedar frente a ella, la chica que lo traía loco, aunque no quería admitirlo todavía. —Tu también serás una gran madre. 

Miley rio tierna, ya era una madre con solo tener esa barriga, a esa niña, su niña en la barriga.

—¿Y si me odia? —Dijo con miedo en su voz, Justin rio a carcajadas.

—¿Por qué habría de odiarte? —Preguntó aun riendo.

—No te rías tonto, puede que me odie, no sé. 

—No creo que te odie, no tiene porque, serás la mejor madre del mundo. —Ambos sonrieron, Justin no se resistió y le dio un pequeñito beso en sus labios. 

—¿Y eso porque fue? —Dijo riendo tímida.

—No me resistí. —Bromeó. —te quiero mucho Miley. —Soltó, para después sonrojarse apenas.

—Yo también te quiero Bieber…—Apoyo su cabeza en el pecho de Justin y ambos se quedaron mirando el cielo. 

en unos minutos la continuo :)

Hasta que llegaste tú (Miley Cyrus & Justin Bieber) ©¡Lee esta historia GRATIS!