Capitulo 4:

Estaba un poco molesta. ¿La razón? Dallas era un celoso y posesivo en exceso. Luego de explicarme como era ser la pareja del beta, las responsabilidades que conllevaba y lo más importante: El hecho de que soy suya, de nadie más; solo suya.

Por eso me encontraba dando vueltas en mi cama sin poder conciliar el sueño y con una frustración angustiante. En noches como esta, la memoria te marea con recuerdos y el sentimentalismo toma control de tu cuerpo. Sin querer me comenzó a doler el pecho; la tristeza que escondía con tanto ahínco estaba por escaparse y las lágrimas no tardarían en salir.

Tratando de sofocar los gritos y sollozos desgarradores, terminé enterrando la cara en la almohada.

Recordé a mis padres, a mis parientes, a mis amigos, a mi manada y los corazones que dejaron de latir en la guerra. Era tan desconsolador y arrasador lo que sentía. Era tan intenso.

Me hallaba tan ocupada llorando que no percibí la presencia.

“¿No sabes que cada vez que sientes yo también lo hago, a veces hasta más intenso? ¿Sabes que me parte por dentro verte así?" Una voz gangosa, llorosa confesó.

Negué la cabeza ante mi pareja, mordiéndome el labio inferior para contener la cascada de lágrimas y los sollozos que se avecinaban.

Sus ojos cristalizados me contemplaban, a un paso de quebrarse ahí mismo. Se veía tan vulnerable e indefenso ahí parado. Sin playera, con una serie de parches cubriendo heridas de soldado.

Olí inseguridad de parte de él.

“Yo... ¿Puedo acostarme?" Señaló la cama, rascándose el cuello.

No lo analicé ni un segundo. No lo pensé dos veces: Necesito a alguien y él es ese 'alguien'.

“Sí." Repliqué.

Sostuve las sábanas para que introdujera su adolorido cuerpo en la cama y así lo hizo.

“Dulces sueños, soldado." Susurré cálidamente en su oído.

••

Desperté con una extraña paz rodeándome. Todo parecía encajar, estar en su lugar. Se sentía correcto. Fue ahí cuando me di cuenta que unos fuertes brazos me rodeaban la cintura y acariciaban mi estómago. Inconscientemente, Dallas se frotaba contra mí. ‘Lobos...' Pensé. Parecía soñar algo lindo, ya que sonreía y respiraba pacíficamente.

No pude contener el deseo creciente en mí en ese momento. Mi corazón latía rápidamente al momento en que cerré los ojos y acerqué mis labios a la tersa piel de su cuello. Acaricié la zona entre su cuello y el hombro con mis labios lentamente.

Pero me sobresalté al ver como abría los ojos y sonreía pícaramente:

“Chica mala. ¿Pensabas besarme dormido para que no pueda gozar lo que gocé? Y, ¿Quieres saber que sentí? Me sentí en el cielo." Admitió con diversión titilando en sus verdosos iris.

Me ruboricé como una niña pequeña.

“Oh. Entonces no lo haré más." ¿Ahora quién triunfaba? Sonreí con autosuficiencia.

“No permitiré que hagas eso."

“Claro." Enarqué una ceja.

Permaneció en silencio y emanó un aroma que identifiqué como un 'ya verás, preciosa'. Mierda.

••

Prácticamente eché a Dallas de mi cuarto, me duché y cambié. Me coloqué una blusa blanca con una falda verde agua que me llegaba a los tobillos. En los pies me puse mis sandalias color café y me dispuse a salir. Cuando salí, un chico de pelo negro y ojos café casi transparentes me recibió.

“Buenos días dama, desde hoy me nombraron su protector." hizo una reverencia.

¿Dama? ¿Protector? Dallas las pagará.

¡Aloha!

Bueeno, tengo un par de cosas que agradecer...

1°- GRACIAS POR TODOS LOS COMENTARIOS Y EL BUEN RECIBIMIENTO!!! SE PA-SARON! Las amo lobitas<3

2°-Si alguna sabe hacer buenas portadas, ¿Me las manda por favor? Sería muy lindo de su parte :) es q yo no sirvo para eso ;D

3°-Y por sea acaso... ¿¿¿Alguna sabe hacer trailers??? La que quiera haga uno porfaaaa! Pido mucho? :( Lo siento ^^

MI MAIL PARA LAS PORTADAS Y TRAILERS>>> maryglass17@gmail.con

Gracias por su atenciooon *w*

-Mari G.

El beso del beta¡Lee esta historia GRATIS!