Los intrusos.

95 13 3

Nos estabamos acercando al gigantesco centro comercial. Podia ver a lo lejos un monton de personas acumulados alrededor de las entradas del edificio tratando de entrar sin éxito.

Llegamos a un edificio como a unos 50 metros de nuestro destino y Albert detuvo el auto en seco.

-¿Que pasa? ¿Por que no sigues?- cuestióno Luis.

-Sera mejor dejarlo aqui para que no sé lo lleven.- respondio mientras metia el auto en un callejón oscuro cerca de un contenedor de basura.

Bajamos del vehículo y lo cubrimos con varias bolsas de basura que encontramos. Nos dirigimos al centro comercial para intentar entrar. Pero la gente que estaba acumulada gritando en la entrada, estaban ahi por una razon y pude descubrir por que.

Al acercarnos mas nos dimos cuenta de que habian cerrado la entrada, habia una especie de red metalica que era respaldada por una barricada de diferentes objetos. Detras de todo eso habia un hombre uniformado como guardia de seguridad con un altavoz gritando por encima de las voces de las personas.

-¡¡No le daremos paso a nadie, lo siento, por favor retírense, busquen refugio en otro lado!!

Las personas le gritaban insultos otros le rogaban por dejarlos pasar, pero el hombre (aunque se podia ver la lastima en sus ojos) no le permitió paso a nadie.
Mire a Albert.

-¿Algun plan?

-No estoy seguro, pero talvez haya una entrada alterna que podamos usar. -respondio pensante.

-Espero que no sea por el techo otra vez,- agrego Sebas- no creo que lleguemos hasta alla arriba.

Albert miro hacia arriba, luego hacia abajo, quedo pensando en lo que iba a hacer y mirando el suelo comenzó a sonreir. Mire yo tambien el suelo y todos los demas también. Imagine que todos pensábamos lo mismo ya que Heidy puso cara de asco y de tristeza.

.................{Varios minutos después}.

Ya nos encontrabamos agachados caminando en la alcantarilla debido a que la altura era como de metro y medio, iluminados solo por nuestras linternas, con Heidy quejandose a cada rato con la nariz tapada. (Sonaba como la popis de el chavo)

-¿Y exactamente como vamos a entrar?- pregunte.

-¿Recuerdas la primera temporada de Prison Breack? ¿En la parte en la que Michael y los demas hacen un túnel hacia la alcantarilla para salir de la cárcel?

-Si.

-Bueno, haremos lo mismo, pero alreves.

-¿De abajo hacia arriba?

-Si.

Eso iba a ser difícil, aunque no imposible, deberiamos usar la parte trasera del hacha para romper el concreto y tierra que habria encima de nosotros tratando de evitar que nos cayera encima.

Llegamos al lugar que considerando el ruido, estabamos bajo el Sambil. Era la zona de entrada y salida de vehiculos de entrega, mire hacia arriba, no estaba seguro de cuanto concreto tendriamos que atravesar pero deseaba que no fuera mucho.

Albert tomo el hacha que tenia Heidy y comenzo a golpear el "techo" como si fuera un juego de la feria en el que tienes que hacer sonar la campana, pero pasando el hacha entre sus piernas balanceandola hacia arriba.

Se podia notar que el agua habia desgastado el material debido a que con el primer golpe ya estaba agrietandose, al segundo empezaron a caer pedazos y en el tercero se podia ver la tierra y grava que estaban de por medio.

Albert giro el hacha y empezo a utilizar el filo para excavar en la tierra, formando un agujero lo suficientemente grande para que pasaramos uno por uno. Pero aun faltaba romper el concreto de la parte superior que vendría siendo el asfalto de la zona de carga.

Zombienezuela. ¡Lee esta historia GRATIS!