Capítulo 2

6.1K 391 26

 Sonó el timbre. Me levanté de mi sitio y vi que Anthony estaba dormido. Le di unos golpecitos en el hombro para que se despertara.

-         Anthony, -le susurré para que el profe no lo oyera- despiértate que es la hora de la comida.

Anthony se removió y levantó la cabeza mirando a su alrededor. Se dio cuenta de que estaba en clase y se levantó.

-         Joder – dijo masajeándose el hombro- me he dormido en una mala postura y el hombro me duele un montón.

-         Pues no te duermas, siempre soy yo la que tiene que prestarte los apuntes de las clases que te pierdes – le reproché.

Vino Ashley y se puso entre nosotros dos.

-         Habéis visto a chico nuevo? Está buenísimo… Pero Katrina, la muy zorra, ya le ha visto y se me ha adelantado – dijo mientras miraba a Katrina intentando coquetear con Dylan.

Katrina era una de las chicas más populares del instituto. Era la enemiga del alma de Ashley, porque las dos solían tener los mismos objetivos. Hay que admitir que las dos se parecían muchísimo, y eso sólo hacía que estuvieran en una guerra constante para ver quién era “La mejor”.

La escena era bastante graciosa. Katrina jugaba con un mechón de su pelo con el dedo mientras le hablaba, pero Dylan dejaba sus libros en su taquilla ignorándola completamente. Parecía que ni siquiera se daba cuenta de que estaba ahí.

-         No parece que Dylan le esté haciendo mucho caso… - dijo Anthony.

-         Perfecto! –Exclamó Ashley – cuanto más la ignore, mejor. Bueno, vamos a comer.

***

Al cabo de un rato, nos sentamos en una mesa de la cafetería. Empezamos a charlar sobre cualquier cosa, como siempre hacíamos.

Anthony nos estaba contando algo sobre una serie de televisión cuando Dylan pasó por al lado de nuestra mesa.

Miró alrededor buscando un sitio en la cafetería, pero parecía que no encontraba ninguno.

De repente, Ashley le habló:

-         ¿Oye Dylan, porque no te sientas con nosotros?

Dylan volvió a mirar alrededor suyo como si estuviera indeciso, luego se encogió de  hombros y se sentó en el sitio libre en frente de mí.

Ashley se apresuró a sacar un tema de conversación:

-         ¿Porque te has cambiado de colegio?

-         Fui expulsado de mi anterior instituto por faltar demasiado a clase – respondió sin levantar la vista de su plato de comida.

Nos quedamos sorprendidos ante lo que dijo. Un montón de preguntas en mi cabeza empezaron a rondar por mi mente. ¿Cuántas clases debía de haberse saltado para que le expulsaran? ¿Por qué siguió haciéndolo sabiendo que podrían echarle del colegio?

Sin embargo, había una pregunta que ansiaba más de preguntar:

-         ¿Por qué te saltabas tantas clases?

Me miró directamente a los ojos. Luego bajó a vista. Daba la impresión de que no sabía que responder.

-         Es una historia muy larga. –dijo al final – Digamos que pasó algo que me puso muy triste y me quitó las ganas de todo.

-         ¿Y por qué estabas tan tr… -le pegué una patada debajo de la mesa para que se callase- Ay!

Luego me fulminó con la mirada mientras se cogía la pierna con las manos. No iba a dejar que Ashley le preguntara que es lo que le puso tan triste como para saltarse clases hasta llegar a una expulsión. Era simplemente por buena educación. A Ashley se le solían olvidar los límites.

Anthony se dio cuenta en seguida de lo que había pasado pero Dylan no parecía haberlo hecho.

***

Seguimos hablando hasta que se acabó la hora de la comida. Bueno, más bien sólo hablábamos Ashley Anthony y yo, y Dylan respondía  a preguntas que le hacíamos de vez en cuando.

Entramos en clase de biología y esta vez Dylan se sentó al lado mío.

-         A ver, este año vamos a hacer un trabajo en parejas. – empezó a decir el profesor- Las parejas las haré yo. El primero de la lista irá con el segundo, el tercero con el cuarto, y así sucesivamente. Voy a leer la lista de clase de manera que sepáis con quien os toca.

Perfecto. Un trabajo el primer día de instituto y ni siquiera puedo elegir mi pareja.

-         Empecemos. –fue diciendo nombre de lista empezando por la A, luego la B, y así. Luego llegó a la letra G- … Dylan Gray, irá con… Crystal Hades.

Bueno, al menos no me ha tocado con alguien que me cae mal. Giré la cabeza y le sonreí a Dylan.

Él también me miró y me sonrió de vuelta. Me quedé sorprendida. ¿Me acababa de sonreír?

***

PDV (Punto De Vista) DE DYLAN.

Había sido un día bastante extraño. A las 3 horas de llegar ya era el mayor cotilleo del instituto. Veía cómo todo el mundo me miraba, ya fuera con disimulo, o sin.

Sin embargo, nadie me había hablado todavía. Sinceramente, me preocupaba un poco tener que sobrevivir en aquel sitio sin ningún amigo.

Después de un rato llegó a hora de la comida. No quedaba ninguna mesa libre. Mierda. ¿Y ahora qué hago?

Una voz sonó detrás de mí.

-         ¿Oye Dylan, porque no te sientas con nosotros?

Me di la vuelta y era una chica con unos ojos saltones la que me había hablado.

Me lo pensé un poco, pero mejor comer con gente que de pie.

Me hicieron algunas preguntas, pero tampoco me molestó mucho. Aunque la chica rubia casi me hizo una pregunta que no sabía cómo responder, pero la otra chica le dio un patada. Fingí que no me había dado cuenta y le agradecí mentalmente.

Luego me enteré de sus nombres. La chica rubia se llamaba Ashley, el chico Anthony y la morena Crystal.

***

Entré en clase y me senté al lado de Crystal. Mejor asegurarme de sentarme al lado de una persona que no fuera molesta. No fuera a tocarme alguien como Katrina al lado. Esa chica sí que era molesta. Intenté que pillase la indirecta de que no quería hablar con ella pero no se dio cuenta. Estúpida Barbie.

De repente el profe dijo mi nombre. Al parecer iba a tener que hacer un trabajo con Crystal.

La miré y ella también me miró. Me sonrió.

Era muy mona esa chica. ¿Pero en que estoy pensando?  Le sonreí de vuelta intentando no parecer estúpido.

***************

Hola :)

En mi opinión creo que la historia está bastante bien para haberla hecho yo haha ^^

Espero que os guste, si comentáis o votáis os lo agradezco muchísimo.

xx –Sara :) 

¿Por qué no sonríes?¡Lee esta historia GRATIS!