Capitulo 56

3K 99 1

Me sorprendí porque casi atropella a uno de ellos, tenía que estar muy enojado y desesperado para hacerlo él no era un chico agresivo, manejo durante 15 minutos y se detuvo en un parque, yo merecía una explicación él lo sabía muy bien, cuando frenó suspiró diciendo algo de repente.

- Esto es lo que pasa cuando dices algo de tu vida y las cámaras te atacan – rió por su comentario.

- Si, me di cuenta pero ¿Me nombraste?

- Claro eres mi mejor amiga me preguntaron si fuimos algo y me reí delante de ellos y lo tomaron como burla.

- ¿Y porque en Atlanta no fue igual?

- Porque apenas iba estrenando mi película, además cuando llegaste aquí te vi en el aeropuerto y te llame pero ellos me ahogaron y no pude alcanzarte – termino explicando, recordé lo que había pasado en el aeropuerto y tenía razón. Luego comento algo que me dejo helada – Aún estas a tiempo de hacer lo que amas – me tense al escucharlo, mi frente empezó a sudar frío y mi mirada estaba perdida.

- No quiero hablar de eso – finalicé para bajarme del auto, molesta.

- ¿Ves? Siempre haces lo mismo. Huir ¿Por qué huyes? Sabes que amas eso – continuo mientras yo estaba paralizada de espaldas a él – No puedes huir de lo que amas y mucho menos si lo llevas en la sangre – al decir eso ya estaba llena de lágrimas y muchas de ellas bajaba por mi mejilla con intensidad, me volví hacia él y lo abracé con fuerzas como si fuera la última vez que lo viera lloré en su pecho como una niña pequeña.

- Eso hermosa, llora, saca todo lo que tienes por dentro – para ese momento ya su camiseta estaba empapada con mis lágrimas, iba a decir algo pero una camioneta se acerco y eran otra vez ellos, paparazzis, seque mis lágrimas, reímos y salimos corriendo a una heladería cerca para refugiarnos, además, como siempre, se me antojo uno, los pidió y revisamos que no estuvieran cerca y salimos, pasamos toda la mañana y parte de la tarde hablando y riendo le conté todo lo que paso con Justin desde nuestra pelea hasta nuestra reconciliaciacion después de la fiesta de Logan, hablamos de todo menos de…… ese tema.

- ¿Sera gay? – pregunto cuando le termine de decir lo de Logan, estallé en carcajadas al escuchar su comentario.

- No Kevin no lo creo, se le ha visto con muchas chicas.

- ¿Qué importa? Tal vez quiera aprender a ser una y por eso esta con muchas ¿No crees?

- No Kevin no lo creo ¿Y qué tal con Kate? ¿Cómo te va? – siempre me preocupaba por él y sus novias no podía dejar a mi mejor amigo en manos de cualquier chica.

- Excelente pero siempre se pone celosa, algunas chicas dicen ser mis fans y solo quieren…... otra cosa – dijo incómodo, reí por eso.

- La entiendo perfectamente, a ninguna chica le gusta que una gata coquetee con su novio en frente de ella.

- Claro que la entiendes son iguales a veces pienso que tu le enseñaste eso – iba golpearle su hombro como siempre lo hacía cada vez que decía una tontería en contra de mí pero vi que se acerco una abeja y me asuste tanto que caí al suelo y me golpee la rodilla, un caballero me ayudaría a levantarme pero Kevin no hizo más que reírse hasta llorar, y en verdad lo hizo estaba llorando de la risa casi tendido en el piso, me uní a su risa pero luego el dolor se hizo presente, me fije para ver mi herida, a pesar de que esta sangraba solo un poco no podía caminar bien.

- Pues adivina que, me tendrás que llevar cargada en todo lo que resta de noche hasta que me canse y decida irnos a casa – lo rete.

- ¿Qué? ¿Estás loca? Déjame llamar un remolcador de autos - volvió a reír por su comentario.

- Hazlo Kevin – le pedí casi ordenando ‘seria’, él bufo mientras se acomodaba la camisa a la altura de sus codos, me subió a su espalda para llevarme cargada y comenzó a caminar.

- ¿Haz pensado en rebajar? – Se burlo y a pesar que estaba ‘sufriendo’ al cargarme se rió de su comentario y lo golpee en su hombre - Era mejor quedarme callado – dijo en susurro que logre escuchar.

- Se que no puedes vivir sin mí – dije dramáticamente y ambos reímos mientras él me llevaba en su espalda yo comía lo que quedaba de mi helado, fue divertido estar en su espalda me reía en cada comentario que hacía Kevin quejándose como una señorita.

Me llevo a mi casa, lo abrace escondiéndome en su cuello y le bese la mejilla, abrí la puerta y estaban mis hermanos sentados en el sofá.

- ¿Qué pasa? – pregunte extrañada por su actuar.

- Nos tenías preocupados ______, no lo vuelvas a hacer – dijo Dylan serio.

- Pero estaba con Kevin – justifique – Además de cuando acá ustedes se preocupan por mí – pregunte enojada.

- Siempre lo hemos hecho – dijo Matt.

- Claro que no, ¿Ahora ven que se siente cuando preguntas algo y te digan que no es tu problema porque no es tu vida? – dije enojada.

- ______ estabas mas pequeña, no entenderías – volvió hablar Matt.

- ¡Según ustedes nunca entiendo nada! – trate de no gritar pero me fue imposible porque se supone que a esa hora mis tíos estarían dormidos, subí al cuarto y cerré con fuerza la puerta, vi una nota en la mesa y la leí era de Samantha.

‘Hermosa, Zac me llamo para que habláramos aún no entiende que terminamos y no quería que hiciera uno de sus tantos show en casa, luego te cuento, no llegare a dormir. Cuídate, Besos.’

Genial dormiría sola, me duche para relajarme y me vestí cómoda revise mi teléfono esperando un mensaje de Justin pero no vi nada, ¿Tendría cosas mas importante que hacer?

No lo sé vi mi reloj y…... genial eran las 3:27 de la mañana intenté no pensar en eso, decidí dormir antes de maquinarme una historia en la mente siempre que lo hacía terminaba mal, me acosté a dormir pensando que mañana cuando me levantara tendría un mensaje de Justin y todo lo malo desaparecía de mi mente pero como nada es para siempre, TODO empeoro más, mucho más.

****

Disculpen por subir tarde, tenia que hacer unas cuantas cosas y me atrase. ¡Voten Y Comenten! Las amoooo babies<3

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!