Thera Nye: Audiencia con el Emperador

15 3 0
                                    

Tener una audiencia con el Emperador en esos días era casi imposible. Por su edad, ya no trabajaba tantas horas diarias como antes. Y de ésas, la mayoría estaban dedicadas a labores concretas. Aún así, a Graman II le interesaba mucho mantener unas cuantas audiencias al día. Según él, le permitía mantener contacto con sus subditos.

Sin embargo, eso era mentira. Graman II sabía perfectamente que los que lograban pasar por el proceso burocrático para tener una audiencia con él y además superaban el filtro de seguridad definitivamente no eran representantes del súbdito promedio. Muy por el contrario. Lo más probable era que fuese un noble o un comerciantes con recursos o un militar sobresaliente. El Dominico promedio estaba en otro lado trabajando y viendo la manera de alimentar a su familia.

Lentamente había caminado hasta la sala del trono, que era donde el protocolo dictaba que estas audiencias se debían llevar a cabo. A Graman II no le gustaba mucho ese lugar. Era demasiado pomposo para el tipo de persona que él era. Graman II prefería la acción. Prefería estar fuera, haciendo cosas. Lamentablemente la edad se lo permitía cada vez menos.

El Emperador estaba por entrar a la sala del trono, cuando fue interrumpido. Uno de sus asistentes personales -tenia tres-, se le acercó y le indicó que había una emergencia. Que debía ir con el Gran Almirante Gobseen.

Graman II supo de inmediato que no se trataba de nada bueno.

Después de todo, él y el Gran Almirante guardaban una prudente distancia para que los nobles no se preocuparan demasiado. Para que no creyeran que Gobseen tenía demasiado poder. Algo que, de hecho, era cierto. Graman II confiaba ciegamente en él. Había servido al Imperio desde muy joven y su lealtad no estaba en duda jamás. No por él, en todo caso.

"¿Con quién tenía audiencia?", le preguntó a uno de sus asistentes.

"¿Importa?", escuchó una voz de mujer a un lado. Graman II se volteó lentamente y sonrió. Ahí estaba parada la asistente de su viejo amigo, el Gran Almirante Gobseen. La Coronel Thera Nye se mantenía a una respetuosa distancia.

"¿Qué hace aquí? Ya estaba yendo para allá. ¿En dónde está Linn?", el Emperador prefería hablar directamente con su amigo.

"Necesitamos hablar con usted urgentemente. Le estábamos esperando el Gran Almirante y yo, pero no sabemos cómo los Nobles se enteraron y ahora el lugar está lleno de representantes de distintas familias. Así que antes de que vaya, hay algunas cosas que debe saber. El Gran Almirante me ha enviado para que se las comunique antes de que llegue a la sala"

Graman II se le quedó mirando un instante. Luego le indicó con un gesto a los asistentes que se retiren. Cuando estuvieron a solas en ese pasillo, le habló de nuevo.

"Bien. ¿Qué es lo que pasa?", preguntó el gobernante.

"Señor, hace unos días decidimos que dadas las circunstancias necesitábamos tiempo para adaptarnos y pensar en una nueva estrategia para hacer frente a la alianza de Moor con Waylan. El plan incluía permitirles que invadan una de nuestras colonias"

"Por supuesto que lo recuerdo. Decidieron entregarles Plum", asintió el Emperador mientras comenzaba a caminar lentamente por el pasillo. "¿Qué ha pasado ahora?"

"Su flota no cayó en la trampa", informó Thera. "Están rumbo a Noha"

Graman II se quedó parado y tomó el brazo de Thera. La miró a la cara.

"Noha está en camino a Domino Prime", comentó el anciano. "¿Están realmente rumbo a Noha o en realidad están viniendo directamente hacia nosotros?"

"No lo sabemos, señor. Estamos trabajando en ello", respondió Thera seriamente.

"¿Y la estructura de esta flota?", preguntó Graman II. "¿Siguen siendo muchas unidades pequeñas? ¿O es una flota con una estructura más tradicional?"

"Toda su flota son tres grandes unidades, señor", respondió ella. A esto él reaccionó. La miró directamente a los ojos.

"¿Puede confirmar eso? ¿Toda su flota son apenas tres unidades? ¿Cuál es el problema, entonces?", el anciano le preguntó en voz baja.

"Son tres unidades muy grandes, señor. Muy, muy grandes"

Él se quedó un momento pensando.

"¿Las tres unidades son iguales?", preguntó el Emperador.

"No lo son, señor. Las tres unidades son bastante distintas una de las otras, pero no sabemos aún cuál es la función que cumple cada una. Estamos trabajando en ello"

"No parecen estar muy bien informados del asunto, debe aceptar, Coronel", Graman II la miró seriamente. "¿Debo preocuparme?"

"Señor, éste es un momento no solo para preocuparse, sino además para tomar decisiones drásticas"

"¿Más drástica que abandonar una de mis colonias?", le preguntó Graman II molesto, mostrándole los dientes a Thera. Continuó susurrando. "¡Un planeta entero! El Gran Almirante Linn Gobseen me recomendó abandonar millones de mis súbditos a su suerte. A ser invadidos o quizás un peor destino"

Thera lo miró por un momento y consideró guardar silencio. No lo hizo. No era su estilo.

"Señor, en ese momento era la mejor estrategia considerando la información que teníamos"

"¡Pues entonces deberíamos pensar en invertir en una mejor escuela de espías!", gritó Graman II. "Está claro que la que tenemos hoy en día no sirve para nada"

Thera sólo pudo estar de acuerdo con esta afirmación. Era correcto que un elemento crucial de esta guerra que no estaba funcionando a su favor era inteligencia.

"De hecho, estoy totalmente de acuerdo con usted, señor", dijo finalmente Thera. "Pero por el momento tenemos un problema bastante concreto entre manos. Esta flota llegará en dos días a Noha"

"O seguirá de frente. ¿Qué estamos haciendo para prepararnos?", Graman II comenzó a caminar por el pasillo nuevamente. "Bah, que Linn me lo diga directamente"

Profesor Cade NyeDonde viven las historias. Descúbrelo ahora