074

6.4K 492 131

Hannah debía acostumbrarse al nuevo Instituto, debía aprenderse de memoria los pasillos y el recorrido para llegar a los distintos salones, sabía que esto no sería nada fácil.

La muchacha bajó del auto, no sin antes despedirse de su madre, y tomó su baston con fuerza comenzando a caminar lentamente.
Desde afuera podían oirse las voces de los alumnos que estaban en el interior, cuando Hannah abrió la puerta para ingresar todas los ruidos o al menos la mayoría se detuvieron. La muchacha suspiró sabiendo que era por causa suya y continuó caminando con precaución, tratando de hacer caso omiso a el incómodo silencio.

El primer pasillo a la izquierda, el primer pasillo a la izquiera. Se repetía una y otra vez para no olvidarlo, gracias a que sus otro cuatro sentidos estaban un poco mas desarrollados por la falta de la visión pudo distinguir algunos murmullos.

"Es la chica nueva" "No puede ver" "Dicen que perdió la vista en un accidente" Estas y otras eran las conversaciones que ella pudo oir, ¿le molestaba? No, ya estaba acostumbrada, había aprendido a vivir con ello.

Tranquilamente continuó caminando hasta llegar hacia el pasillo indicado, ahora el problema sería encontrar su casillero. Hannah se había olvidado ese pequeño detalle, necesitaba que alguien le indicara al menos una vez como llegar al casillero 214.

Se dió media vuelta para tratar de buscar a alguien que pudiera ayudarla pero no llegó muy lejos porque había chocado con el torso de alguien.

- Lo siento -murmuró la muchacha tratando de alcanzar su bastón.

- Deberías mirar por donde caminas -murmuró el muchacho parándose y continuó con su camino sin siquiera mirar a Hannah.

- Creeme que si pudiera lo haría Idiota -exclamó Hannah mirando en la dirección en la que ella creía que el muchacho se había ido.

- Oye estás bien -Sintió una mano en su brazo que hizo fuerza para ayudarla a ponerse en pie. Esta voz era diferente, era mas suave que la anterior. Hannah asintió un poco desorientada, y comenzó a tantear en el piso con su pie buscando su bastón.- Tranquila, aquí lo tengo -la muchacha sintió que colocaba el bastón en su mano.

- Muchas gracias -murmuró aferrándose al bastón con fuerza.

- Por cierto soy Liam, Liam Dunbar -el muchacho habló animado- ¿Cuál es tu nombre?

- Hannah Matthew -respondió la muchacha sonriendo levemente.- Puedo pedirte un favor?

El muchacho asintió y al recordar que Hannah no podía verlo habló- El que tu quieras.

- Necesito que me lleves a mi casillero es el 214.

- Claro -tomó la mano de la muchacha y caminaron hasta el casillero correspondiente.- ¿Qué clase tienes ahora Hannah?

La muchacha abrió su casillero sin dificultad y comenzó a sacar varios libros- Economía.

- Si quieres puedo... puedo acompañarte hasta tu clase, pero solo si quieres. No voy a obligarte si no  quieres, quizás quieras ir sola para acostumbrarte o yo... ya no sé lo que digo, lo siento -habló nerviosamente. Hannah soltó una pequeña risa y cerró su casillero de un golpe.

- Liam tranquilo, respira -la muchacha sonrió al escuchar como este respiraba profundamente.- Sería genial si me acompañas pero no quiero molestar.

- No molestas, te aseguro que no molestas -habló con rapidez el muchacho. Hannah asintió mientras colocaba la mochila en su espalda y tomó su bastón con fuerza. Liam tomó la mano de la muchacha sonrojandose levemente, y es que la muchacha era demasiado linda, esperaba tener aunque sea una clase junto a ella. Ambos escucharon la campana y comenzaron a caminar con un poco de dificulat debido a la cantidad de alumnos que se movian por el corredor.

Poco después los dos llegaron al aula de economía.- Bien Hannieh... -la muchacha sonrió al oir como la había llamado.- Lo siento, quizás no te gusta que te llamen así -se disculpó Liam.

- Liam deja de disculparte por todo -Hannah rió divertida, el muchacho le parecía realmente tierno- Es un lindo apodo, me gusta.

Liam sonrió, al menos no la había cagado... por ahora.- Entonces, ya llegamos hay algunos asientos libres en el medio. ¿Quieres que te lleve hasta ellos?

Hannah negó- No, yo puedo arreglármelas sola.

- Bien, entonces nos vemos luego... quiero, quiero decir. Yo lo siento, no era mi intención decirlo -comenzó a disculparse.

- No pasa nada Liam, aún no estás acostumbrado -lo tranquilizó la muchacha- Ya lo harás. Ahora debo irme -la muchacha movió sus manos hasta dar con el torso del muchacho y comenzó a subir las manos hasta llegar al rostro. Cuando lo encontró sonrió y acercó su rostro dejando un pequeño beso en la mejilla de Liam.

Antes de que este pudiera reaccionar la muchacha ya estaba camino a su asiento. Liam se quedó allí parado con una sonrisa en sus labios mirando a la muchacha que ya estaba en su asiento.

- ¡Dunbar! -exclamó el entrenador sobresaltandolo- ¿No tienes clases? O ¿Te quedaras todo el día allí parado?

- Lo siento señor, ya me iba -salió de allí velozmente camino hacia su clase aún con una gran sonrisa en sus labios.

No habían pasado ni diez minutos desde que había dejado a la muchacha en su clase y ya quería verla de nuevo, quién diría que el beta se enamoraría de la chica nueva.


HOLA PERRAS! ESPERO QUE ESTEN SUPER BIEN!

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

HOLA PERRAS! ESPERO QUE ESTEN SUPER BIEN!

ESTE LIAM ES TAN TIERNO, ME MATA DE AMOR DIOS!
LO AMO TANTO AL FLACO ESTE.

ENTONCES... ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO!

TENGO UNA NUEVA PROPUESTA EN MI PERFIL, SE LLAMA TOCA PARA MI Y ES ORIGINAL, NO ES UN FANFIC. SI QUIEREN PASARSE SON BIENVENIDAS

NOS LEEMOS LA PROXIMA, los quiero 💕

Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!