Drabble

496 67 14


Midoriya reposaba su cabeza sobre sus brazos y seguía mirando el infinito, observando las estrellas parpadear con intensidad y en algunos casos, sorprendiéndole con la quietud que transmitían, le hacían recordar a Katsuki, y un sonrojo se mostró en sus mejillas, resaltando las pecas que manchaban su rostro.

El recuerdo de aquella cercanía le estaba descolocando, su pecho bombeaba y millones de fantasías vergonzosas se asomaban bajo estas. Y ese nerviosismo era más que fundado, después de haber sido acorralado por Bakugou tras la oscura sombra de los árboles de la casa de entreno, pensando ciegamente que recibiría un golpe y tratando de analizar más la situación, para poder defenderse.

Le escuchó hablar.

—Deku... — dejó escapar el aire unos minutos antes de continuar con la maraña de palabras que querían salir de sus labios. —Hoy en el cerro Kimayashi, después de que todos se hayan dormido, ni se te ocurra llegar tarde, bastardo. — Y dejándole con millones de sentimientos en su mente. Dejó a Katsuki cruzar su vista con una atónita mirada, pero antes de que al fin se alejará, rozó sus dedos por sus cabellos y saliendo con rapidez, lo dejo sin nada que decir.

Su respiración se había ido por unos segundos y sus ojos miraban un punto infinito ¿Kacchan le quería decir algo? ¿Qué fue ese roce? ¿Qué demonios había sido todo eso? ¿Acaso se había dado cuenta de sus sentimientos y le iba a dar una paliza? Midoriya respiró seco y dejó a su cuerpo derrumbarse sobre la pared de concreto, apoyándose en sus pies y escondiendo con sus manos la cabeza.

Realmente no entendía a Katsuki.

Y ahora se veía esperándole, acostado sobre el suelo húmedo y la escasa luz de las estrellas, contando una por una hasta que él otro se apareciera, escuchando algunas ramas siendo pisadas y saliendo por estas una figura robusta que conocía a ciegas. Bakugou se había presentado y en su mano había una pequeña manta, desde ese lugar la tiró sobre él y lo cubrió con esta. Midoriya extrañándose por tal muestra de preocupación, hizo que su mente hiciera corto circuito.

—¿Kacchan? —

Bakugou reaccionó a su nombre, mirándole fijo y sin quitar los ojos de él, se aproximó cada vez más, y aunque Midoriya se sentía intimidado por la mirada y el ceño fruncido que se asomaba por la frente de Bakugou, no podía alejarse.

Midoriya no lo sabía, pero en esos momentos Katsuki estaba analizando pros y contras, sentimiento y orgullo. La voz de Kirishima le resonaba en la cabeza con sus ideas de confesarse a Deku, instándole a no dejar que los sentimientos de este se quedarán en el aire, porque Bakugou no es idiota y se había dado cuenta de las miradas que Midoriya le daba, pero este no se había percatado de las suyas, y eso era lo que más le enervaba.

Y dejándose llevar por el consejo de su amigo, de los sentimientos de Midoriya sobre él y de los sentimientos que él tenía arraigados en su pecho hacia Deku.

Decidió confesarse.

❆❆❆❆❆❆

Hola~

Este fue mi primer Drabble de KatsuDeku >< con este pude conocer a Kmashi! Yeahh~


¡Mil gracias por leer!


Confesión¡Lee esta historia GRATIS!