Waves

81 2 1


Sentía que su corazón se hacía pedazos.

Volvió a respirar con dificultad, tratando de soltar todo el aire contenido en sus pulmones. Jaejoong resopló con fuerzas a medida que iba cayendo al suelo, su pierna derecha ayudándole a apoyarse y su espalda reclinada sobre la puerta, encorvándose a tal punto que sus piernas y su cabeza se encontraron. Había pasado todo hace apenas un segundo, el griterío que se había formado en su departamento se hizo humo, saliendo de su vista al lado de Yunho, quien de un portazo le cerró la puerta en la cara.

Adolorido y tratando de aferrarse a las lágrimas, se dejó caer rendido contra el dolor.

Mil cosas se asomaron en su cabeza, el error que había cometido, el grito de desconcierto de Yunho, reclamándole por lo que había hecho. Pero sus esfuerzos por calmarlo y disculparse se caían, una por una, viendo con más claridad la realidad. ¿Era quizás lo correcto? Pensó en medio de sus pensamientos, estrujando con su puño el pantalón de mezquilla que llevaba.

Y mientras él seguía recostado en el frio suelo, el timbre del teléfono que reposaba en la mesa a metros de él, sonó intempestivamente. Lo dejo timbrar, una y otra vez hasta que el contestador hizo lo suyo, abriendo la tonada para que el mensaje sea recibido. La voz de Changmin salió a través de ella, su voz ronca y con matices de preocupación le cubrieron los oídos.

—Jaejoong, contesta el teléfono. —dijo a través del comunicador.

Jaejoong siguió en su lugar, cabizbajo y con la vista nublada.

—¡Jaejoong, contesta el maldito teléfono! —repitió, exclamando preocupado que el mayor no recibiera su llamada. —Ah-ah, de acuerdo. No voy a decir que lo que has hecho este mal, Hyung, es tu decisión y creo que es la mejor para tu salud. — Se detuvo unos segundos, tragando saliva y chistando entre dientes. —Solo te digo que, a partir de este momento, puedes escoger entre quedarte sentado llorando por lo que sucederá, o tomarás está decisión como la mejor que has tomado en años. — La voz preocupada de Changmin se deshizo entre cada palabra.

Y la llamada se cortó, la voz de Changmin lo escuchó fuerte y claro. La verdad a través de su voz rasposa seguía entre las nubes que rondaban su cabeza. Firme y claro, duras y concisas. Jaejoong levantó la cabeza, sintiendo los ojos hinchados por el llanto y se levantó de a pocos. Sus piernas no querían responder su llamado, pero él insistió, mucho más, guió a su cuerpo a levantarse y sacudirse la pesada arena que lo quería consumir.

Y dio tres grandes respiros una vez levantado, alzando sus brazos todo lo que podía.

Un respiro, llenó sus pulmones de más aire.

Otro respiro, deshizo sus lamentos con el aire que salía desde su interior.

Un último respiro, hizo a su cabeza tomar una decisión.

Aquéllos tres respiros eran suficientes para darle más claridad a las cosas, a dejar de lado el pesado dolor que le causaba una ruptura, y también para dejar de lamentarse por la decisión que había realizado, y que le había liberado de distintas formas.

Tomó entre sus manos su teléfono y texteo una corta frase a Choikang, la frase resaltada sin sus emoticonos de siempre le parecían mucho más grato ahora.

«Gracias, Changminie.»

Jaejoong tomó su teléfono para dar una timbrada a la persona que lo podía a ayudar a dar una reunión de prensa. Iba a realizar lo que Changmin había dicho, tomar esta decisión con todas sus fuerzas, despejar las dudas de todos para que así no puedan torcer ni una de sus palabras. Salió tomando su chaqueta, aún con el teléfono contra su oído, cerró la puerta detrás suyo con llave y bajó lo más rápido que puedo las escaleras para salir del edificio.

Continuando su camino, atravesando el umbral de su hogar, sintió la presencia de quien hace unas horas, o quizás minutos, estuvo a su lado en su habitación. El rostro de Yunho estaba compungido en una mueca de dolor. Aún de pie en la pared que lo sostenía.

La noche había llegado y los minutos de silencio pasaban, ambos se encontraban sumidos en sus pensamientos, sin dar pase a nada más que el sonido de las pequeñas ráfagas que agitaban sus ropas.

Y Yunho deshizo la espera, aun manteniendo la mirada en el suelo, sin poder verlo al rostro por el dolor que este había causado al castaño.

— Tenía que tener un poco de tiempo. — dijo.

Jaejoong siguió en silencio, dejando que este terminara sus palabras.

—Jaejoong, —volvió a repetir, buscando las palabras para poder expresarse con más claridad. —He llamado a Changmin, tenía que hablar con alguien fuera de esto, me ha pegado un grito. —sonrió a penas-Me ha dicho que desista de ti si no podía estar a tu lado.

—Yunho, yo...—Jae intentó hablar, viendo como era detenido por una de las manos de Jung. Quien apenas le daba una mirada, aun esquivando la suya, se paró recto, alejándose de la pared y eliminando la distancia que los alejaba.

Jaejoong lo veía dolido, la seguridad con la que siempre se veía Yunho era opacado por su semblante acabado.

—Siempre creí que esto, lo nuestro, iba a seguir así. —Pauso unos segundos para llenarse de más aire. -He sido un bastardo por molestarme por tu decisión, realmente estoy muy orgulloso por la decisión que tomas, siempre he estado orgulloso.

Y el llanto comenzó a surgir de ambos lados, Jaejoong intentó en vano a aclarar su visión, pero las lágrimas caían más fuertes que antes. Él también se sentía orgulloso de cada una de sus decisiones, y al igual que Yunho, quería que su relación aún se mantuviera, aun después de decir a todo mundo qué, era feliz con un hombre.

Que no habría nada de malo, que todo vieran su felicidad, pero realmente nada es como esperas.

—Jaejoong, Yo tenía miedo, —Y Yunho también intentó controlar sus lágrimas, la mirada que antes le rehuía ahora estaba firme ante él. El rostro que solo él podía ver estaba preocupada. -¿Puedes disculpar a este idiota?

Y sus lágrimas le bloquearon la visión, moviendo de arriba hacia abajo con afirmación la cabeza, acortando la distancia con sus piernas. Dando pasos más largos hasta llegar a él. Hasta que estuviera a su lado para ser mucho más feliz.


❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

Hola~

Puedo decir que siempre he querido escribir algo de ellos, es más, escribí algo por allá, en el año 2009... Pero nunca lo termine xD

Me ha encantado hacerlo, mi primer fic de mis artistas favoritos >< Soy feliz~

Nos vemos en otra~

Waves¡Lee esta historia GRATIS!