C13

54.4K 4.9K 1.9K

CAÍN BENNET

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

CAÍN BENNET

Luego de lo que me contó Cailín, intenté encontrar a Will Roberts en todos lados, pero no puede hallarlo, su número de teléfono no era el mismo y en la clínica no podían darme información personal de él. Me parecía absurdo, estaba tan molesto por la situación que estaba pasando Cailín ¿Por qué ella? Sólo deberían hacerme daño a mí y ya, no deberían entrometerla a ella en ninguno de mis putos problemas.

Inglaterra no es como mi antigua ciudad en donde ponía un pie en la acera y ya sabía lo que pasaba en la calle, he cambiado y creo haber cambiado para ser alguien mejor, pero es como si constantemente quisieran devolverme a mi antiguo yo. Ellos creen que no podré defenderme, lo que ellos no saben es que nunca se me olvida de donde vengo ni cómo soy.

Antes de venir había estado hablando con Anthony para que fuera mi representante, quería que hubiese un filtro en las personas que se contactaban conmigo y nadie mejor que él podría hacerlo, él aceptó como lo veía venir.

Llegué a la conferencia de prensa temprano en la mañana, saludé a algunas personas que trabajaban para la marca y luego me quedé a un lado de Rick. Esta vez también estaría Chloe en la entrevista, pero no la vi hasta que estuvimos sentados frente a los periodistas y algunos fanáticos que habían dejado entrar.

La conferencia de prensa fue bastante rápida, hablamos sobre la línea de nuevos productos, dónde encontrarlos y también sobre los descuentos y concursos que estaríamos realizando. Chloe habló sobre algunos proyectos futuros y la verdad es que los periodistas no dejaban de querer indagar en mi vida personal, pero Chloe en vez de insistir en que contestara, cambió el tema radicalmente protegiendo mi imagen comentando que algún día yo daría una entrevista sobre mi vida, pero no lo haría en ese minuto.

–Gracias por eso –Le comenté a mi jefa en cuánto salimos de la conferencia.

–No hay problema, Caín –Caminó a mi lado por el pasillo que nos llevaba al estacionamiento. –Nadie puede obligarte a responder cosas de tu vida privada, no quiero exponerte.

–Pensé que te molestaría.

–No –Se quedó mirándome. –Todos tienen una mala imagen sobre cómo soy, no los culpo, pero no soy tan mala –Rodó los ojos. –¿Cómo está Cailín?

–Está bien, gracias por preguntar –Sonreí.

–Genial, mándale mis saludos –Me devolvió la sonrisa.

La vi subirse a un auto amarillo chillón y luego se marchó. No era tan mala como me la dibujaba Rick.

CAILÍN TAYLOR

–¿Qué haces aquí? –Le pregunté en cuánto abrí la puerta del departamento.

–Supe que renunciaste –Me miró fijamente.
–¿Y? Te he dicho que te mantengas alejada de nosotros, Corinna.

DECADENTES © #2¡Lee esta historia GRATIS!