III.

1.2K 104 27


Un pequeño fragmento de historia.

Con la monarquía existente la influencia de los países cambio, ahora el país más poderoso es España donde habita el supremo monarca. Siendo secundado por la mortal Federación Rusa, la cual es quien mantiene el titulo como el País de la muerte.

( . . . )

—¿Qué significa todo esto? —Pregunto Sagitario mientras se levantaba al igual que los otros. La peliblanca no quitaba su sonrisa.

—Esto es un experimento mi querido Sagitario. —La mujer se acercó más a ellos y ellos tomaron poses defensivas. Instintivamente Cáncer y Escorpio se pusieron delante de Leo y Sagitario. —Los he estado estudiando durante bastante tiempo, son especímenes tan fantásticos. —Esto lo comento mientras posaba su mano en el cristal donde se encontraban Aries y Capricornio, quienes solo la veían sin hacer algún movimiento.

—¿Qué planeas hacer con nosotros? —Pregunto Géminis. La mujer solo sonrió aún más mostrando sus dientes.

—Los directores Ofiuco y Cetus fueron muy claros. —Algunos abrieron sus ojos sorprendidos, otros ya se lo veían venir. —No dejarlos salir, y hacer lo que me plazca con ustedes. —Aquella mujer se acercó nuevamente a la puerta.

—Vaya ¿Qué harás con nosotros extraña? —Pregunto Acuario inexpresiva, la mujer giro a verla.

—Soy Virgil, para servirte querida Acuario. —La mujer hizo una reverencia. —Solamente hare algunos estudios con ustedes, algo por lo que no deberían preocuparse. Después de todo son los mejores del mundo ¿verdad? —Virgil rio cínicamente y se retiró del lugar.

—Eso fue extraño. —Dijo Géminis una vez la extraña se fue.

—No puedo creer que Ofiuco y Cetus nos vendieran a una loca. —Hablo esta vez Aries.

—¿Hasta ahora te diste cuenta de lo retorcidos que son esos dos? —Dijo sarcástico Capricornio. Aries lo miro mal.

—Sabía que algo tramaban al enviarnos a todos a esta isla. —Piscis se acercó al cristal nuevamente.

Antes que siguiera hablando en una pared una pantalla se encendió mostrando la imagen de Virgil sentada.

—Mis queridos signos, llego la hora de la primera prueba que tendrán que enfrentar. —La imagen de ella se encogió para mostrar un plano. —Lo que están viendo en este momento es el plano del lugar donde se encuentran, como pueden ver unos conductos están conectados cada celda en la que están y por el es donde ingresa el oxígeno que están respirando. —Virgil sonrió siniestramente. —Hay una maquina a la que están conectados seis temporizadores, y esta automáticamente va desconectando un suministro de aire de uno al azar. —Los signos abrieron sus ojos sorprendidos.

—¡¿Qué demonios planeas hacer?! —Grito Leo. Virgil no dejo de sonreír.

—Solo es diversión mi querido Leo. —Ella mostro un botón rojo en su mano. —Al oprimir este botón, el juego comenzara y solo habrá una manera de pararlo. —Todos la observaban nerviosos y con algo de miedo en sus ojos. —Si logran encontrar el botón de escape saldrán antes de que eso ocurra, sino pues disfrutare verlos retorcerse en el suelo. —Virgil oprimió el botón. —Hasta pronto. —La pantalla se apagó.

—Mierda, mierda, mierda. —Sagitario comenzó a moverse asustado por todo el lugar. Escorpio se acercó un poco a él.

—Mantén la calma, ella quiere ponernos nerviosos. —A pesar de decir eso ella estaba peor por dentro.

Battlefield [Zodiaco]¡Lee esta historia GRATIS!