Sinopsis

940 118 24


WooHyun no sabía que hacer a esa corta edad, había tenido su primera vez y la había dejado embarazada, dejándole al pequeño a su cargo, ¿ella? No sabía dónde se había metido, WooHyun se preguntaba que iba hacer a los 20 años con una niña, le encantaba los niños, pero estar solo ¿Cómo lo iba hacer? Lo único que le quedaba era encontrar un trabajo, un trabajo que no le darían a un adolecente sin preparación.

Cansado de que lo rechazaran miro aquel anuncio, uno donde se negaba a participar, no iba a vender su cuerpo, miro aquel bulto que se encontraba en la pequeña cama donde vivían los dos, para suspirar y llamar aquel teléfono, no le importaba que fuera mujer o hombre, sabia de sus preferencia.

— Hombres de compañía, habla con Jang DongWoo — comento, mordía su labio para pensarlo mejor, mirando a la pequeña —

— Yo... soy WooHyun — dijo cerrando sus ojos por un momento— mire el anuncio y me gustaría ser parte de ... —

— Perfecto, te parece venir mañana —

Dejo salir un suspiro para tomar aquel bolígrafo y anotar aquel domicilio, podía ver primero de que se trataba y si no le gustaba, buscaría otro, uno donde no tenía que vender su cuerpo.

~*~

Kim SungKyu enfadado de que su madre lo esté presionando por que busque a un chico o chica linda para que se case, lo único que quería su madre era que no quedara soltero, que tuviera una familia o por lo menos alguien a su lado.

Sunggyu prefería estar metido en la oficina, amaba lo que hacía, pero su madre no estaba de acuerdo de aquello, trataba a todas las chicas mal, y a los chicos también, no era su estilo, necesitaba a alguien que lo dominara, que le ordenara lo que sea, no por nada iba a los club a buscar algo, pero siempre se iba sin conseguir un buen polvo.

— Tengo otra candidata — comento su madre, Sunggyu rodo los ojos para incorporarse de la mesa —

— Basta mama, ya deja de buscarme a alguien — tomo el periódico para buscar alguna noticia acerca de su empresa —

— No me importa iras y ya veremos si te gusta, si no buscamos a otra — frunció el ceño, cuando miro aquel anuncio "Hombre de compañía"

— No iré porque... — lo pensó por un momento, para bajar el periódico y mirar a su madre— ya tengo pareja — dijo serio, su madre enarco una ceja y sonrió­—

— Bueno, quiero que lo traigas a la casa, quiero conocerla o conocerlo — ella se detuvo y lo miro confundida — ¿chico o chica? —

— Chico — dije nervioso, para mirarla a sentir —

— Bueno, quiero conocerlo —

Sin más solo miro como se iba su madre a la cocina, que no dudo en incorporarse de inmediato y llamar aquel número, un tono, dos tono, tres tonos y Sunggyu se estaba desesperado, cuando una voz contesto.

— Hombres de compañía, llama WooHyun — dijo aquel chico—

— Yo... — mordió su labio— necesito de tu servicio, podemos vernos en el café "Destiny"

Sunggyu termino aquella llamada acordando la hora, sin saber que desde ese momento todo cambiaría en su vida.

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!