Cuanto te quise, Cuanto te quiero.

312 61 10


Portada editada por Saralegui Neko - Dibujo de Rankai 10

Canción: Que lo nuestro se quede nuestro - Carlos Rivera.

Vídeo por Pikacha.

Regalo: para Danni.

Cuanto te quise, Cuanto te quiero

"Porque te quise... porque te quiero, hoy me encuentro aquí". Tu sufrimiento es mi sufrimiento. Mi mano se posa sobre la tuya y tú la agarras con fuerza antes de gritar de dolor. Aprieto tu mano y tú aprietas aún más la mía. Aguanto el dolor como puedo porque sé que el tuyo es mayor.

El sudor resbala por tu sien mientras los médicos tratan de calmarte, pero nada puede hacerlo. La camilla se detiene un segundo ante la gran puerta blanca que te conducirá a una nueva aventura, aventura en la que podré acompañarte una vez más. "Porque te quise... porque te quiero... iniciaremos juntos nuestra nueva aventura".

Nuestros amigos dicen que nuestra vida cambiará, que jamás volveremos a ser los mismos, que no tendremos tiempo para nosotros, que nuestra vida se termina aquí y yo les digo... ¡nuestra vida empieza aquí!

- "Respira lento" – te susurro juntando mi frente a la tuya, sintiendo tu sudor empapar mi frente, pero no me importa, porque yo de amarte... no me arrepiento.

- Cuánto te quiero – me susurras tú entre sufrimiento y dolor, con los ojos cerrados esperando a que los médicos den el visto bueno para poder entrar al quirófano.

De tus ojos salen lágrimas, amargas lágrimas que trato de limpiar con mis dedos, acariciando tu mejilla con suavidad como si eso pudiera mitigar tu dolor.

- Lo siento – te susurro derramando una traicionera lágrima.

Verte así me recuerda todas mis malas decisiones, porque yo... nunca tomé la decisión correcta, porque me moví por el odio y la venganza, porque siempre fui arrogante y altanero, porque jamás me di cuenta de cuánto te amaba.

- "Respira lento" – me dices ahora tú – yo de amarte... no me arrepiento – me dices intentando sonreír en esta situación.

No puedo evitar sonreír antes de depositar un dulce beso en la mano con la que aprietas con fuerza la mía.

- Lo que vivimos, fue sincero – te digo – cometí errores, todos lo saben... pero de amarte... tampoco me arrepiento.

Los médicos empujan una vez más la camilla y me piden lo imposible... me piden que me aleje de ti, me piden que me separe y te deje marchar, me piden que espere simplemente sin hacer nada. Mi pecho se oprime al saber que esta aventura es tuya, que no puedo acompañarte más allá de esa puerta blanca.

Tu mano empieza a soltarse de la mía. Miro tus ojos... esos ojos que suplican que no me aleje de ti. ¡No quiero hacerlo! Te amo demasiado, te amé demasiado. Tantos años separados, tantos años negando lo que sentíamos y ahora que lo decimos... me dicen que me separe de ti.

La opresión de mi pecho aumenta a medida que tu mano pierde fuerza, a medida que te alejan de mí y te vas soltando. Tus dedos se deslizan por mi palma como los míos lo hacen en la tuya intentando mantener más tiempo ese contacto que se nos escapa como un suspiro.

El golpe de tus dedos soltando los míos llega en un segundo, dejándome sólo el aire de la habitación, dejándome aquella mirada que se marcha por el pasillo y que trato de no perder hasta que la puerta se cierra tras de ti. Toda una vida separados... toda una vida de malas decisiones y sin embargo... creo que ésta... es la única decisión correcta en mi vida. Ésta... es la única decisión de la que jamás me arrepentiré. Porque eres tú, porque te quise... porque te quiero...

Cuanto te quise, Cuanto te quiero (Naruto: Sasunaru)- Songfic¡Lee esta historia GRATIS!