7.- Una discusión muy en serio

244K 6K 499

-¡Luke espera! -grité

El volteo me examino con la mirada y se dispuso a hablarme -Así que me cancelaste para esto ¿no?

-No Luke, no es lo que crees...

-Valentina, yo te quiero y mucho. Pero al parecer el cariño no es correspondido, si me lo hubieras dicho lo habría entendido, ¿Pero tenías que mentir?

-Luke, no es eso. Déjame explicártelo

-Te gusta un mujeriego y punto Valentina

-No, no me gusta. Lo odio

-Tanto lo odias que me cancelaste para salir con él, me mentiste

-Déjame explicártelo al menos -Suplique

-Ahora no Valentina, diviértete con él -Dijo antes de dejarme sola con el culpable de todo

-Si no te lo he dicho suficientes veces te lo digo de nuevo, TE ODIO -Dije mientras que le lanzaba una mirada fulminante

-Val, no es mi culpa que tu hayas quedado con ese justo hoy

-Tu sabias que el estaba aquí ¿no?, ¡tu lo sabias! -Dije gritándole lo último

-Tal vez, pero no imaginaba que se iba a poner como nenita

-¡Malograste mi primera relación! -Grite mientras que me salían lágrimas. Es que yo en serio quería a Luke y no quería que esto termine y mucho menos así

-¡Ustedes no eran novios ni nada! -Ahora el era el que gritaba

-¡Pero estábamos a punto de serlo!

-¡Bueno pues no lo fueron y ya nadie te querrá!

Esa última frase hizo que mi vaso de paciencia se derramé, salí corriendo de ahí mientras lágrimas caían por mis mejillas. No entendía porque estaba llorando, es decir si me dolía pero yo no soy de llorar y menos por un idiota como Derek

-¡Val, no lo decía en serio! -Grito mientras corría tras de mí

No quería verlo, no quería escucharlo ni hablarle, tampoco quería compartir aire con el. Desde hoy Derek Baker se esfumó y ya no existe para mí

Seguía corriendo por todo el centro comercial para perderlo de vista, pero él era igual de rápido que yo y no se cansaba

Ya no sabía hacia donde correr, mis piernas comenzaban a fallar y ya estaba cansada.

-Val -Dijo Derek con su respiración agitada mientras tomaba mi muñeca. ¿Por qué no corrí más rápido?

-Déjame -Intente zafarme de su agarre

-No quería hacerte llorar, fui un estúpido -Dijo mientras limpiaba una lágrima de mi mejilla

-Siempre lo fuiste -Dije para luego irme hacia el estacionamiento a tomar un taxi

***

-Señor, necesito que perdamos de vista a ese auto

-Voy lo más rápido que puedo señorita -Derek no dejaba de seguirme, era irritante -Y si mejor llama a la policía

-¿Y qué le digo?

-Que un sujeto la esta siguiendo -No era mala idea, pero meter a Derek a la cárcel sería mucho problema

-No, prefiero que lo perdamos de vista y punto

-¿Es su novio? -Este taxista era muy entrometido.

-No, usted solo maneje rápido que para eso le pago

-Ya no queda gasolina -Mierda

Paramos en la puta gasolinera y adivinen quien estaba atrás, sí Derek

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!