Capitulo 30: ¿Confías en mí, Zayn?

68 5 3

15:33pm

Urbanización del Este.

27°

Shadow finalmente libre, escondido junto a su hermano en su alcoba, la que el oficial en criminalística les ha asignado desde su llegada a Londres. Kya sentado en el colchón se voltea viéndole estar absorto en sus pensamientos. Infantil e inocente se le acerca, rodeándole el cuello con los brazos, apoyándolos en sus hombros y aspirando su aroma. La piel del mayor se crispa al percibirle la respiración.

-Estás muy cariñoso hoy- Balbucea jugueteando con sus dedos evitando voltear y cruzar una peligrosa mirada.

-Y tú muy distante- Pronuncia suavemente a su oído con un tono de regaño.

-Estoy pensando lo que será del mañana- Contesta suspirando sus palabras.

-No te preocupes por algo tan trivial como el mañana. Todo está planificado ya. Ahora, dedícame el tiempo que me obsequias todos tus días- Le reclama su atención enredando una de sus manos entre sus hebras salvajes -Por favor, te necesito- Suplica dulcemente a su oído.

Shadow cede volteando la cabeza, y ambos han quedado en la distancia que los condenará. A centímetros apenas. Kya lo ha tentado al punto que ha tenido que voltearse para él. El mayor de ambos se detiene a detallarle las facciones, y el menor a decodificar su cambio de semblante en este día.

-¿Se puede?- Es Arlem desde afuera quien ha tocado la puerta pidiendo autorización de entrar. Ha aprendido la regla de puertas cerradas.

-Por supuesto- Shadow se separa de su hermano ensanchando la distancia. Kya con la actitud de un niño malcriado se da la vuelta quedándose dándole la espalda, detesta perder la atención de su hermano.

-Alguien abajo te está buscando- Se dirige a Shadow abriendo la puerta.

-¿Quien?- Pregunta el muchacho y Kya voltea detallando al oficial.

-Mi ahijada, Maya. Dice que se conocieron en la casa de su tío, osea, Eryck- Responde el muchacho recostándose del marco de hierro de la puerta.

-Apenas y cruzamos palabras cuando llegamos ahí, no entiendo porque vino hasta aquí a buscarme- Ladea la cabeza sin entender todavía.

-Bueno, debió de oír que eras un rebelde buscado por la justicia y por eso se interesó en ti- Arlem tan simpático como de costumbre -A ella les gustan los rebeldes como tú. Ándale, no la hagas esperar. Es de la que te regañará si la dejas plantada así que yo que tú bajaría rápido a tranquilizarla- Culmina sonriendo y bromeando, se separa de la pared y atraviesa el umbral yéndose.

Shadow suspira y antes de ponerse de pie su hermano lo hala de la camiseta, atrayendo su rostro contra el suyo. La mirada gélida del menor lo destapa enteramente. El mayor mantiene la compostura pese a la estrecha distancia. Entre abre los labios dedicándole su mirada.

-Mas te vale no cambiarme de posición, porque, si ella se convierte en lo más importante de tu mundo. Te despides de este mundo ¿te ha quedado claro?- Susurra una amenaza recelosa.

-Jamás te cambiaría. Por nada ni nadie- Responde sin apartarle la mirada.

-¿Lo juras?- Lo presiona el menor.

-Con mi vida- Asegura el muchacho.

-Eso espero- Se aproxima peligrosamente pero, se retracta ensanchando la distancia y soltando suavemente su camiseta.

El Asesino sin Emociones (Gore)(Historia Propia)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora