Capitulo 43

3.1K 134 2

- Woow al fin llego la parejita perdida – dijo Ryan y los demás rieron.

- Pensamos que se fueron dos y volvieron tres – dijo Chaz en forma de broma y yo solo me sorprendí mientras Justin rojo de la vergüenza le pedía que se callara.

- ¿Qué insinúas Chaz? – pregunte retándolo.

- Que… - él iba a responder pero Justin lo interrumpió.

- Cállate Chaz – le dijo Justin, lo que quiso decir Chaz es que si me fui con Justin y cuando volví si estaba… buenos ustedes saben cuando dos personas se aman y eso, en fin el tonto de Chaz no fue el único que comento algo fuera de lugar.

- ¿______ porqué tu labio sangra? – pregunto Sebastián, okay este ha sido el momento más incomodo de mi vida. Todos me miraron sorprendidos y a la vez riendo.

- Ya déjenla esto no es un interrogatorio – termino de decir Justin para subirnos y esperar 2 horas para llegar allá, a diferencia que ahora no voy peleada con Justin.

***

Durante todo el camino a Justin le entro una ansiedad por comer helado, woow muy raro en el, claro está que era sarcasmo. Luego de un poco más de dos horas llegamos por fin, no tengo un buen recuerdo de este lugar pero eso ya paso. Cuando entramos Justin fue directo a la cocina a abrir el refrigerador y se comió un helado de triple sabor familiar.

- Justin te vas a enfermar – le dije pero no me hizo caso siguió comiendo helado, uno tras otro y tras otro.

- ¿No te cansas de comer helado? – Pregunto Ryan, Justin negó con la cabeza porque tenía la boca llena de helado hasta la nariz – Te pondrás gordo y en vez de caminar, rodaras – volvió a decir Ryan y todos reímos.

- No importa ______ me va a querer así ¿Cierto ______? – replico Justin después de comer todo el helado que había en una bandeja. Me acerque a él, le limpie un poco de helado que tenía en su boca y lo bese cortamente.

- Claro que te voy a querer así – Justin sonrió y lo demás bufaron por ver esta ‘escenita’

Luego de eso, todos jugamos, hablamos y reímos. Los chicos empezaron a jugar Play y nosotras subimos a nuestra habitación e hicimos de todo, nos maquillamos, pintamos nuestras uñas mientras contábamos anécdotas que solo a nosotras nos pasaban.

Baje a la cocina por un vaso con agua y me encuentro a Justin comiendo helado.

- ¿Todavía comiendo helado? – pregunte sorprendida el solo asintió enérgicamente sonriendo – Te enfermaras – le dije y me contesto.

- No es cier…. – me decía pero no termino de decir porque escucho su voz ronca y desafinada.

- ¿Ves? ¿Qué te dije? Ya te enfermaste – el trato de hablar pero no podía se había quedado completamente sin voz – Ven necesitas dormir – le dije y lo tome por el brazo me di cuenta que estaba caliente y toque su frente a ver si era lo que yo estaba pensando. Desafortunadamente si era, tiene gripa, fiebre y no tiene voz. Woow perfecto Justin te has quedado sin voz por no hacer caso.

Lo lleve a la habitación de los chicos y cuando entre me arrepentí de hacerlo, estaba todo hecho un desastre, ropa interior por todos lados, los zapatos regados por toda la habitación, la maleta abierta y con la ropa ‘limpia’ desacomodada y más cosas pero que se puede esperar de chicos, mire a Justin y el solo se encogió de hombros.

Lo recosté a la cama y lo tape, mientras él callado veía como traía una toalla con agua y se la coloque en la frente, me senté en una silla y le empecé a acariciar el cabello para que durmiera, lo hizo, luego la dormida fui yo, una hora después siento unas manos rodear mi espalda y mis piernas, abrí los ojos y era Justin el que me cargo.

- Justin estás enfermo no puedes hacer fuerza – lo regañe el solo sonrió y me ignoro me acostó en su cama y luego se acostó él para luego abrazarme por la cintura y dormir juntos. El era loco, pero aún así lo amaba. Sentí toda la noche el aroma de Justin me encantaba.

****

Aquí están los 10 capitulos, espero que les hayan gustado. ¡Voten y comenten! Las amo<3.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!