Capitulo 13: Te lo prometo

3K 111 0

Justin nos había invitados a cenar a algún lugar, teníamos que elegir nosotros. Jason quería ir a Mcdonalds y no le podíamos decir que no, así que los tres nos fuimos a mcdonalds. Justin se pidió un doble cuarto de libra con queso y una Pepsi, Jason una cajita feliz y yo una ensalada con un agua sin gas.. - Tienes que cuidar tu figura ______, has tenido un hijo - me dije a mi misma. Justin seguía insistiendo que me pida una hamburguesa pero no podía, no debía. Desde mi embarazo aumente muchos kilos, no recuerdo cuantos pero eran mas de los que tenía, mi madre siempre llegaba del trabajo con un chocolate enorme o un paquete de m&m's que me encantan. Mi padre cada vez que tenía un antojo salía corriendo a comprarme algo o cuando estaba sensible y lo único que decía era llorar por Justin, mi padre me traía un kilo de helado de chocolate mientras lloraba y veía mi película favorita "Querido John" con Channing Tatum y Amanda Seyfried.

Justin me hizo reír a morir contando anécdotas de su trabajo y sobre que Elliot no servia para secretario y que tuvo que despedirlo y darle otro puesto, Jason jugaba con su juguetito que le vino en la caja feliz y yo trataba de terminar mi ensalada. Justin recibía muchas llamadas del trabajo, por lo que yo se el es socio de la compañía de su padre - que no recuerdo cual era -es dueño de la mitad de la empresa, el es el mas pequeño de los hermanos Bieber aunque nada mas tiene a su hermana Jazmyn de 29, pero ella jamás se quiso hacer cargo de la empresa de la familia , ella es mas casera porque lo que me contó Justin. Así que la mitad de la empresa es de el, eso significa que Justin está bañado en oro como todos los bieber. El marido de Jazmyn - o Jazzy como le gusta que la llamen - es dueño de una empresa multimillonaria y fue socio del Sr. Bieber y de ahí se conocieron ella y Patrick Jacob, ahora son el Sr. y la Sra. Jacob, tienen un niño de seis años y una niña de dos, Alice y Lucas Jacob. Yo solo conocí a Lucas, pero cuando era bebé.

Llegamos a mi casa y tenía muchos mensajes en la contestadora del teléfono, así que dejé mis cosas y le dije a Justin que dejé a Jason en su cama porque se había quedado dormido.

Todos los mensajes eran de mi madre, tenia como cinco.

- _______ Marie Hall ¿Dónde cojones te has metido? Te he llamado un millón de veces y no contestas. Estás con él, ¿No es así?

Ese había sido el último, tendré que escuchar el primero.

- Cariño, ¿Donde estás? Quiero saber cómo está todo. ¿Cómo está, Jason? Llama.

- Ay, hija mia... Por favor ¿Donde estás que no puedes atender a tu madre? Llamaré luego.

- ¡Tuve que amenazar a tu padre para que me dijera! ¡¿Ya has estado con él, no es así?! Oh, _______, sabes que no tienes que hacer esto. Llámame.

- ¡Mierda! ¡Mierda! No quiero que te acerques a él, maldita sea. Es malo para vosotros ¿A caso quieres sufrir? ¡Llama a penas oigas el mensaje!

Dios mío, mi madre está completamente furiosa, ¿Qué hago? ¿Llamo? Sí, tengo que hacerlo, ella no dormirá hasta que la llame. Justin está con Jason así que lo haré.

Marqué el número de mi casa y sonaba el tup, solo un momento hasta que me atendió mi madre gritando y preguntando si era yo.

- ¡Si mamá, soy yo!

-Mierda _____, dime que no estás con él... Dímelo por favor.

- No mamá no estoy con nadie. Jason duerme.

- Hija, prometeme que no te involucrarás con el, por favor.

- Mamá..

- Por favor, te hace daño ¿Cuánto has sufrido por él, no lo recuerdas? No te hagas esto, no le hagas esto a tu hijo.

- ¿No crees que es decisión mía?

- Solo recuerda cariño. Recuerda por todo lo que has pasado y prometeme que no volverás con él.

- Mamá, Jason lo adora y..

- ¡Hazlo!

- Esta bien.. Te prometo que no me involucraré con Justin.

- _____, sabes cuánto te ha hecho sufrir...

- Sí, mamá. Se más que nadie cuanto me hizo sufrir. Ahora si me disculpas tengo que hacer la cena.

- Llamaré mañana, adiós. Te amo y saludos a Jason. - y colgó.

Largué un gran suspiro y me di vuelta, pero no estaba sola. Justin estaba parado justo atrás mío con una mirada seria y triste

-Escucha...-no me dejó terminar lo que iba a decir porque inmediatamente tomó las llaves de su coche y su abrigo.

-Ya... tengo que... manejar unas cosas de la empresa.- su rostro era muy serio.

-Oh... es que pensaba que. . digo, que Jason le hubiera gustado que te quedes a cenar... y yo...- no sabía que decir, por primera vez no tenía ni idea de que podría decirle. Tenía miedo de que haya escuchado la conversación o no lo sé. Yo quiero que se quede.

-Creo que ya quedó en claro que tu no quieres que esté aquí _____, y lo entiendo.- ni me miraba a los ojos. Oh dios mío el escuchó, escuchó todo y ahora...

-Es que... uhmm... yo quiero que te quedes.

Justin hizo lo que menos pensé que haría. Arrojó las cosas al suelo, se acercó muy rápidamente a mi y me tomo de la barbilla y me besó ¡Me besó! Dios mío esos labios, como amo estos labios. Su beso era tan suave, un poco caliente y desesperado. No me quedó otra que seguir su beso, ¿Qué digo? Yo quería esto.

Él me tomó fuertemente de la cintura y me sostuvo ahí mientras me besaba como solía hacerlo cuando éramos novios, pero esta vez era distinto, ese beso tenia una mezcla de tristeza, nostalgia, desesperación, furia, amor, lujuria y dulzura. Tenía todo.

Justin rompió el beso rápidamente y me sostuvo ahí en ese mismo lugar, en esa misma posición y mirándome tranquilamente a los ojos. Sus ojos eran tan hermosos, son como los de Jason.

Él sacó una mano de mi cintura y la colocó sobre mi mejilla, y su pulgar se fue corriendo hasta mis labios hinchados por el beso que el me había dado hace unos segundos. Pero él no me quitaba la vista de encima.

Volvió a mirarme a los ojos y luego besó mi mejilla y se fue corriendo hasta mi oreja y se quedo ahí, yo cerré los ojos mientras escuchaba su respiración agitada en mi oído. Besó el lóbulo de mi oreja y luego sentí que abrió su boca y dijo:

-Te amo _____, y no dejaré que te alejes de mi otra vez. No me importa lo que le hayas dicho o prometido a tu madre, yo haré todo lo que me haga falta para tenerte. Te lo prometo.- y volvió a besar mi mejilla -Te amo.-Luego me soltó y yo estaba completamente aturdida por lo que había pasado hace un instante. Sólo me quede ahí parada viendo como él desaparecía.

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Where stories live. Discover now