❝ La destrucción.❞

Apenas vemos el alba, pensamos que ya es tiempo de levantar a los demás, pero cuando me levanto y me predispongo a hacerlo, siento que Finnick me toma de la mano, frenándome

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Apenas vemos el alba, pensamos que ya es tiempo de levantar a los demás, pero cuando me levanto y me predispongo a hacerlo, siento que Finnick me toma de la mano, frenándome. Volteo a verlo. — ¿Pasa algo?

El se pone de pie y me mira con delicadeza que me desarma por completo, mi expresión se ablanda. — ¿Por qué te apresuras? —me pregunta mientras aparta un mechón de cabello de mi rostro, colocándolo tras mi oreja.

— Porque nosotros no decidimos nuestro tiempo aquí. —le contesto en voz baja, pero el parece ignorar mi realista comentario y me acerca más a él.

— Escucha, se que te parecerá ridículo, pero ese sentimiento en mi pecho, que dice que muy pronto todo terminará no me deja en paz, así que, si estoy en lo cierto. —me dice mientras vuelve a sentarse en la arena, y tira mi mano en su dirección, haciendo que me siente junto a él. — Me honraría poder presenciar el amanecer contigo, y hacer de este, nuestro tiempo. —me pide, mirándome fijamente a los ojos, y mi corazón hace un hueco, porque yo siento lo mismo que él.

Suspiro, pero termino sonriendo con los labios, levemente. — Yo también lo siento. —le confieso, mientras él me acerca más a él, y me acaricia el brazo. Mi cabeza, encuentre su lugar en su cuello, y mis manos las suyas. — Finn. —lo llamo.

— Dime.

— ¿Crees que acabará alguna vez? —le pregunto susurrándole, él para de acariciar mi brazo un rato, y veo en sus ojos que lo piensa y que intenta darme una respuesta que no sea dura, para después volver a acariciarme.

El suspira. — Tengo muchas esperanzas sobre eso. —contesta, y yo asiento.

Ambos nos quedamos en silencio y miramos hacia el frente de nuevo, y vemos como después de un rato, el sol se alza majestuosamente en el cielo, es, después de los que he visto en casa, uno de los más hermosos, un hermoso y triste amanecer. — Nova. —llama ésta vez el.

— Dime.

— Prométeme que no será la última vez. —me pide mientras su voz se atasca en su garganta, y se ahoga por el nudo que tiene en el.

Me reincorporo para mirarlo, mi corazón se hunde dentro de mi pecho cuando veo que sus ojos están levemente cristalizados y mi expresión se ablanda. Lo tomo de las mejillas y acaricio su rostro. Lo miro fijamente a los ojos. — Tú sabes que si de mí dependiera, te prometería mucho más que eso. —comienzo, mientras siento a un enorme nudo formarse en mi garganta y a mis ojos picar, sintiendo a mi corazón doler, porque lo menos que quiero es que esto sea un despedida. — Pero tú sabes, más que nadie, que aquí no hay garantías, para ninguno de nosotros. —el baja su mirada, y una lagrima se desborda de sus ojos, pero tomo su barbilla y hago que me mire. — Pero tengo grandes esperanzas de que aun día todo esto acabe, y poder ser enteramente feliz, si la situación me lo permite, contigo, así que luchare por eso, te prometo que luchare porque cada instante que pasemos juntos, no sea la última vez mi amor, que no sea la última vez con nadie de ustedes.

Nightmares ➽ Finnick Odair. [#1]¡Lee esta historia GRATIS!