1. Chismes sabrosos

3.2K 275 104

Un año, un año desde la guerra con Gaia y nada era igual. La mayoría de semidioses habían tenido que madurar a la fuerza, incluyendo a Nico, y a pesar de que ya había pasado la guerra, las marcas siempre quedaban.

-Nico, dame tu mano-Le ordenó Will.

Will, al comienzo era irritante. Siempre obligando a Nico a ir a la enfermería. Pero con el paso de los días, fue mas cómodo estar con él que con otras personas. Will te escuchaba siempre, y aunque Nico no se abría mucho, logró en poco tiempo lo que muchos nunca habían conseguido. Una parte de la confianza de Nico, aunque este nunca lo diría en voz alta.

-¿Qué? -Se sobresaltó Nico al darse cuenta que de nuevo se había perdido en sus pensamientos.

Estaban en la enfermería, ya que según Will, Nico todavía podía convertirse en sombras.
Pero él se sentía estupendo.

-Que me des la mano Nico.- Volvió a decir Will mientras intentaba alcanzar la mano del pelinegro.

A Nico Di Angelo no le gustaba que le toquen, ni que le miren, ni que le conversen. Todo lo contrario a lo que Will siempre hacía.

De acuerdo, exageraba, pero de igual manera, no se acostumbraba a que la gente se interese en él. Y a veces le parecía incómodo.

-No. Me. Toques- Dijo Nico con molestia mientras se alejaba del contacto de Will.

-¡Jo! Vamos Nico, solo te quiero medir el pulso.-Siguió insistiendo Will -Ordenes del doctor -añadió guiñándole un ojo.

Nico no supo porqué enrojeció y le hizo caso. Tal vez por las palabras "ordenes del doctor", ya que últimamente hacia la mayoría de cosas que Will le pidiera con esas palabras. O tal vez porque él...

Sus pensamientos fueron nuevamente interrumpidos por una voz que provenía de la puerta.

- Hola Nico...¡Por los dioses! Will ¿Tan rápido aceptó? - Preguntó Kayla, la hermana mayor de Will, al verlos.

Nico vio como Will enrojeció rápidamente y se removió incómodo.

-No es lo que piensas, todavía...-Dio una mirada fugaz a Nico- No he hablado de ello.

Nico se sentía perdido, no entendía nada de lo que hablaban los hijos de Apolo.

-Ah, lo siento ¿Puedo saber porqué ustedes están tan juntos?- Preguntó por segunda vez mirando pícaramente a Nico.

Ahí recién Nico cayó en cuenta en la posición que estaban Will y él.
Estaban los dos sentados en una camilla vacía, Will sentado en modo indio al frente de Nico, sosteniendo sus manos con delicadeza, y estaban extremadamente juntos.

Nico se alejó rápidamente sonrojado.

-Ya terminaste de revisar mi pulso ¿No? Me voy, nos vemos Kayla- El pelinegro se fue sin mirar a Will.

Al salir Nico, Will suspiró mirando a la puerta.

-Deberías decírselo Will, ¿Acaso no notas cómo se sonrojó al ver que tan juntitos estaban?-Le dijo su hermana.

-No se, ¿Y si cuando le digo que me gusta se aleja de mi? No quiero perderlo.- Will le respondió.

¿Porqué Nico, quien tenía a miles de chicas tras él, aumentando el hecho que el "gran" Percy Jackson era su amigo, se fijaría en alguien como Will?
Will simplemente no quería volver a sufrir.

A la hora de la cena, Will se sentó en la mesa de Hades. Desde que terminó la guerra, Will le pidió a Quirón poder sentarse con Nico para verificar que comiera. Y aunque ya había pasado tiempo desde que los cuidados de Will ya no eran tan necesarios, la costumbre no se iba.

Estuvo esperando a Nico, pero al darse cuenta que no vendría fue de nuevo a la mesa de su padre, la cual estaba vacía, y decidió cenar rápidamente y llevarle la cena a su sombritas. Sonrió ante el recuerdo de la expresión de Nico al llamarlo así por primera vez, pero una voz interrumpió sus recuerdos.

-Hey Will -Lou Ellen, una de sus mejores amigas, lo saludó mientras se acercaba a la mesa de los hijos de Apolo.

-Hola Lou. ¿Qué cuentas?-Preguntó con su acostumbrada alegría.

-Oh, nada. Solo chismes. -Dijo esta con una sonrisa traviesa en el rostro.

Lou Ellen, a pesar de no ser hija de Afrodita, amaba los chismes y su principal confidente era Will. Aparte, hace poco aprendió a manejar la niebla, por lo que ella sabía todo acerca de cada persona del campamento

-Uh, este es sabroso. ¿Sabías que Katie Gardner y Travis Stoll se besaron? -Preguntó ella.

A Will le sorprendió esa noticia. Travis y Katie no podían estar en un solo lugar sin intentar matarse uno al otro. Pero como dicen, del odio al amor es solo un paso.

-Y aquí otro, según mis fuentes, pasará algo importante. Tiene que ver con los siete de la profecía.

Will intentó no imaginarse lo peor. Esos hicos habían sufrido mucho, aumentando la muerte de Leo. El no quería que sufrieran más.

-Y aquí viene la bomba-Dijo esta con una sonrisa de oreja a oreja.

-A Nico Di Angelo le gustaba Percy Jackson.

++++++++++
Joo, este es mi primer fanfic Solangelo, así que espero que les haya gustado el primer capítulo.

++++++++++Joo, este es mi primer fanfic Solangelo, así que espero que les haya gustado el primer capítulo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Morí con la imagen 😂😂😂

Yop


Ordenes del doctor¡Lee esta historia GRATIS!