Capitulo 12: Te quiero en mi vida

3.1K 104 4

Yo estaba hipnotizada mirándolo a los ojos, y él me sonrió con esa sonrisa tan perfecta que tiene... ¿Qué  cojones haces, ______? Estás cayendo en sus brazos y encantos como una tonta, ¡Reacciona por el amor de Dios!

Él se acercaba de a poco así que inmediatamente coloqué mi mano en su pecho y le susurré un "para" pero el me ignoró y siguió su trabajo que era volverme loca, su nariz choco con la mía y el cerro los ojos. Reaccioné antes de que sea tarde, por suerte.

—¿Qué coños haces?— coloqué mi otra mano en su pecho y lo alejé, el solo me miró extrañado —Justin, no voy a caer de nuevo.

El solo soltó un bufido y me miró — ¿Caer en qué, ______? A ver, ¿En qué cojones?— estaba muy enojado al parecer, pero yo lo estaba más.

—No harás que me vuelva a enamorar de ti.— dije muy enfadada.

Justin ya estaba alejado de mi, y yo estaba en el mismo lugar cruzada de brazos.

—_______, se que jamás me has olvidado.— volvió a acercarse pero yo lo alejé con mi mano — Y sé que nunca dejaste de amarme. ¡Mierda, no me mientas! ¡No te mientas a ti! Tú misma sabes que tengo razón.—
Cogió mi mano y la corrió para acercarse —¿Por qué eres tan orgullosa?

Ya me enfadé —¿Y tú por qué eres tan narcisista? Sólo te fijas en ti. ¡Eres tan egoísta y ególatra! ¡Jamás piensas en nadie mas que en ti!— mis lagrimas comenzaron a salir — Nunca has pensado en mi o en Jason. Sólo volviste porque te sentiste culpable, porque tu estúpida conciencia no te dejaba dormir. Tú dices que sabes lo que sentí pero no... no lo sabes,  jamás lo supiste y... — no llegué a terminar lo que iba a decir porque una fina vocecita se acercó a la cocina.

—Mami, ¿Por qué lloras?— preguntó mi niño entrando a la cocina. Oh mierda, no quería que me vea así. No podía dejar que me vea así, así que salí corriendo para el cuarto dejando a Justin y mi niño.

Cinco minutos después entró alguien al cuarto y temía que fuera Jason. Por suerte no lo era, pero era Justin.

Él se sentó al otro lado de la cama y sacó la almohada que estaba sobré mi rostro.

—¿Por qué has hecho eso? Le tuve que decir que te estabas haciendo pis. —dijo mirándome a los ojos — Por suerte me creyó y siguió mirando Tv.— él seguía mirándome esperando una respuesta —¿Y? ¿Me vas a responder?

—Sólo... No quería que me vea así.— me senté bien sobre la cama —Él siempre tuvo esa imagen de la mamá fuerte... Nunca me ha visto llorar o estar mal por algo. Siempre le he enseñado a que tiene que mantenerse fuerte y firme... y sólo...— no podía hacer esto. Justin se acercó, me abrazó y susurró un "Lo siento" yo asentí y lo abracé fuerte, por alguna extraña razón me sentía bien y segura en sus brazos.

—Eres muy fuerte ¿Entiendes? No digas que finges frente a tu hijo, porque no es así ________, has educado a un maravilloso niño sola, sin mi ayuda. Aunque dudo que hubiera podido hacer algo, no se nada de bebés. Lo que quiero decir es que pudiste salir adelante siempre y lo seguirás haciendo.— él se corrió y me miró a los ojos con ternura secando mis lágrimas.

—Gracias...— le sonreí débilmente y el me devolvió la sonrisa —¿Por qué estás aquí?— quería sacarme cualquier duda y pregunta que tenia de el.

—Porque vi como salist...— lo interrumpí inmediatamente

—No. ¿Por qué estas aquí hoy?— ¿Qué quería? Eso quería saber.

—Pues, quería ver a Jason. Te quería ver a ti.— me miro muy tierno.

—Justin, se supone que tu nada más vienes a ver a Jason ¿Okey? Yo no tengo nada que ver contigo ¡Ya no!— me levanté de la cama y me puse frente a él —Yo estoy aquí porque no me puedo alejar de Jason y porque estoy viendo como llevas esto y si en verdad te puedes ganar el derecho de ser su padre.

—Y yo estoy aquí porque te quiero en mi vida otra vez.— se paró rápidamente y me tomó de la cintura — Porque quiero que tú y mi hijo sean parte de mi vida como yo quiero ser parte de sus vidas.

Intenté soltarme pero el era demasiado fuerte —Justin...— no me permitió interrumpirlo.

—¡______, basta!— me apretó mas hacia él —No hagas esto. Te amo, ¿Entiendes? Jamás dejé de amarte y te lo puede decir cualquiera que me conozca de verdad. Mi madre vio que nunca te olvidé y ella insistió que vaya a Toronto a buscarte.

—¿Tu madre sabe?— dije un poco asustada.

—Ella piensa que nosotros terminamos nada más, pero no sabe de Jason.— respondió un poco serio —¿Qué tengo que hacer para que me perdones y podamos ser una familia?

—Está bien...— dije ya exhausta —Si quieres mi amor y mi confianza ¡Gánatelo! Ya te ganaste el amor y la confianza de Jason porque si no te diste cuenta él te adora... yo... jamás lo vi así con alguien que no sea mi padre... el te ama Justin...—sinceramente jamás vi a Jason tan encariñado con una persona que no sean mis padres o yo —En el fondo el quiere un padre y aunque no sepa que lo eres, el ya te eligió como uno.

Justin me miró pensativo por un segundo y luego dijo: —¿De verdad?

Yo asentí —Conozco a mi hijo.

—Yo amo mucho a Jason ______, me he enamorado de el desde que tu padre me envió una foto de el por correo y lo vi tan idéntico a mi y te vi a ti tan feliz con el que me arrepentí tanto de no estar ahí para vivir todo eso contigo.
Haré lo que sea _____, lo prometo.— él me miró con esa mirada tan preciosa que tiene y sé que quería besarme tanto como yo quería besarlo a él, pero no quería parecer débil así que me solté y le extendí la mano, el se rió y la tomó.

—¿Cuándo me dejaras besarte?— preguntó haciendo carita de perro, así que para provocarlo me acerqué,  tomé de su chaqueta y tiré hacia mi. Estábamos muy cerca, podía sentir su respiración agitada. Miré sus labios y luego sus ojos y dije:

—Cuando te ganes el derecho.— cuando dije eso lo solté y salí de la habitación para ir a sentarme con mi niño que miraba Tv.

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Where stories live. Discover now