¿Me gusta?

4.2K 429 45
                                          

Derek
La luz del día se colaba por mi ventana, obligándome a despertar pero solo apreté los ojos y me cubrí con el edredón. A pesar de que otras mañanas amanecía haciendo un tremendo frío, hoy no estaba haciendo demasiado frío como otros días de los cuales no querías levantarte de la cama en todo el día d ella cama.
Intenté volver a dormir pero un par de manos me movieron.

—Deja de molestarme, Stilinski—digo sin destaparme.

—Levántate, Derek—insiste moviéndome más.

—Un rato más, es sábado—espeto destapándome aún más con el edredón.

—No seas flojo, anda, levántate.—el jala los edredones quedándome descubierto.

—No—me cubrí el rostro con una almohada.

Por un momento no hubo ruido, así que supuse que Stiles había ido al baño, así que seguí intentando dormir pero me sobresalté al sentir un peso extra sobre mi estómago, me quite la almohada del rostro y vi a Stiles sentado a horcajadas sobre mi.

—¿Qué haces?—hablé tratando de que mi voz no sonara nerviosa.

—Voy a hacer que te levantes.—dice con obviedad colocando ambas manos en mi pecho.

—Ajá ¿Y cómo?

—Haciendo esto—desliza sus manos hacia mis costados y comienza a hacerme cosquillas. Al momento que deslizó sus manos por mi pecho sentí una sensación bastante extraña.

Stiles sabe que me dan muchas cosquillas. Lo descubrió cuando Cora me hizo cosquillas para que le hiciera un favor, al cual yo me negué, pero cedí cuando ya no las aguanté y ahora Stiles está utilizando eso en mi contra para que me levante.

—¡No! ¡Basta!—grité moviéndome por las cosquillas— ¡Stiles, déjame!

Realmente me estaba gustando la sensación extraña que estaba experimentando en mi interior.
Estaba apunto a desistir, pero no quería perder tan fácil, así que giro y ahora yo estoy arriba de Stiles. Comienzo a hacerle cosquillas, él se remueve y eso no era nada malo, pero al ser un adolescente con hormonas alocadas, mis pensamientos comienzan a jugarme chueco y empieza a crecer un problema ahí abajo, me separo con la excusa de que necesitaba ir al baño, estaba tan avergonzado que no quería ver a Stiles, pero tenía que hacerlo ¿Y si se dio cuenta? No sé porqué me está pasando esto, quizás sean sus labios que se ven tan suaves, sus lunares, sus ojos o... ¡Mierda, Derek! ¡Deja de pensar en eso! Estoy muy mal.
Al salgo del baño, y Stiles no está en la habitación, por lo que me permito soltar un suspiro y bajo a la cocina.

—¿Dónde están todos?—pregunto al solo ver a Stiles sentado en una silla de la cocina.

—Se fueron antes de que despertaras, dijeron que no regresarían hasta la noche.

—Oh... ¿Dejaron algo de comer?—cuestiono mirando a mi alrededor.

—No, pero Cora me dijo que eres un gran cocinero—sonríe dejando ver sus dientes.

—No haré de comer para ti—aclaro sentándome al frente de él.

—Recuerdo que dijiste que harías lo que yo quisiera, así que...—hace un movimiento con su mano apuntando hacia la alacena.

Me gustas... Stiles [Sterek] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora