Four

7.7K 520 540

El apartamento de Harry quedaba en la ciudad, a unos cuarenta minutos del lugar donde se encontraban. Ambos iban en el auto del mayor desde hace veinte minutos, solo escuchando la basura que decían en una emisora.

— Estoy aburrido, Harry —pataleó Louis —. Quiero hacer algo divertido.

— ¿Divertido? ¿Cómo qué, bebé?

— Mmm, soy un bebé y quiero leche —sonrió divertido mientras se soltaba el cinturón de seguridad para inclinarse sobre su amante. Este le veía incrédulo sin poder creer lo que iba a pasar.

Louis posó su mano en la erección del rizado y empezó a retorcer y palmotear la zona. Con sus dientes desabrocho el botón del pantalón y bajo la cremallera. Dejó los pantalones del ojiverde por las rodillas más no quito las bóxers negros que tenían un abultamiento muy notorio.

Tocaba y masajeaba el pene del rizado sobre el incómodo bóxer y dejaba picos húmedos por el lugar.

— Louis, mm Dios, no creo que debamos... —no termino la frase ya que se exaltó al ver sus bóxers por los muslos y su erecto miembro sobresaliendo. Antes de poder decir algo, Louis llevo el pene a su boca sin ningún pudor —. Santísimo satan, Oh bebé sigue.

Entre la mamada Louis sonrío pero esfumó aquel gesto para seguir con su trabajo. La mano izquierda del rizado fue a parar en el cabello castaño de su primito para jalarlo y enroscarlo con sus largos dedos.

Louis repartía besos en la roja punta del pene para luego bajar y chupar la base junto a los testiculos. Metía el gran miembro del alto entre sus labios para atornillar su lengua y crear una mejor sensación. Los jadeos del rizado se escuchaban claro y sonoro. Desacelero el auto un poco ya que no lograba concentrase demasiado debido a la gran estimulación que estaba recibiendo.

La cabeza de Louis bajaba y subía en la entrepierna de su principe. Chupo con fuerza la  punta rozando sus dientes solo un poco y lamió la gran vena azul que se hallaba en un costado del miembro, Harry ante eso reaccionó con un estridente gemido que lo hizo ver las estrellas.

Con sus manos Louis jugueteaba con las bolas de Harry. Metió todo el pene de Harry en su boca, algo que casi le causa arcadas porque la punta de su miembro tocaba su garganta. Su nariz chocaba con el vientre bajo de Harry. Lamia aquel pene cual paleta de dulce. Escupió en el miembro de su rizado para empezar a frotar sus manos por el.

Harry estaba a punto de llegar, su mente se nublaba poco a poco y prefirió estacionarse en cualquier lado para poder disfrutar el placentero regalo que le brindaban. De un solo golpe metió todo el pene en su boca y chupo con fuerza logrando la liberación del mayor.

El de ojos verdes se vino en el rostro de Louis, cubriéndole de su semen. Louis pasaba el miembro de Harry por los lados de sus labios embarrandolo de semen para llevarlo de vuelta a su boca, donde pertenece. Lo veía con aquellos ojos azules pícaros que se movían de un lado a otro con audacia. El más alto observaba con fascinación el espectáculo que el mejor le daba.

Louis recobró su lugar con una sonrisa de oreja a oreja. Pasó su dedo anular por su mejilla izquierda donde yacía un poco de la esperma del mayor, llevo su dedo a la boca y lo chupo sin dejar de mirar al rizado.

— ¿Nos vamos?

— Tu puta madre Louis.

El susodicho soltó una pequeña risita que fue apenas audible para el mayor que se recuperaba del fantástico orgasmo que acaba de padecer.

No lograba comprender cómo demonios un niñito lo ponía tanto y lo hacía sentir tan bien con aquella boquita tan sabrosa que lucía tan inocente con aquellos labios color fresa que acaba de felarlo.

Sassy Boy |Larry Stylinson|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora