Capitulo 10: Tenia miedo

3.5K 121 0

—No digas eso maldición, ______ no es así, yo...— no pudo terminar la frase, se tomo del cabello con las manos, suspiró y luego dijo: —Era un adolescente, ¿Si? Era un niño, un idiota.

—Si me dieran una moneda por cada vez que me han dicho eso...—me reí sin ganas, irónica.

—Por Dios _____, no digas tonterías, ¿Crees que a mi tampoco me dolió dejarte? ¿Dejarlos a ambos? Yo te amaba.— su mirada estaba apagada y oscura.

—No, tú jamás me amaste. Ni a mi ni a mi bebé.— mis lagrimas comenzaron a salir otra vez —Si me hubieses amado...— él se acerco rápidamente, me miró a los ojos y dijo:

—No digas que jamás te amé porque es mentira.— yo miré hacia otro lado y el me tomó de mi barbilla para que lo viese — Todavía te sigo amando.— Mierda, yo también te sigo amando, Justin.

—¿Y por qué jamás fuiste a Toronto a buscarme? ¿Eh? ¡A conocer a Jason!— estaba muy dolida en ese momento y no podía creer nada de lo que me diga, aunque todavía lo amara.

—Fui. ¿Crees que no? Te he enviado cartas, te he llamado. Jamás me contestaste nada, y... y cuando fui a tu casa tu madre me dijo que andabas con alguien más, que Jason ya tenía padre y eran felices y yo... yo quedé devastado _____, creí que los había perdido para siempre, que jamás...—hizo una pausa y cerró los ojos con fuerza —Que jamás tendría la oportunidad de conocerlo, de remediar mi error. Llegué a Nueva York borracho y sin ganas de vivir, entré a un bar y me tomé todo lo que había. A la mañana siguiente me tuvo que ir a buscar mi padre, estaba totalmente ebrio.— él me miró con una sinceridad en los ojos, y mucha tristeza. Me soltó y luego cogió mi mano y besó mis nudillos — Luego de días tu padre llamó a mi apartamento y me dijo que quería hablar conmigo sobre ti, hablamos y él me dijo que tú no estabas con nadie pero que no entendía porque había ido hasta allá; Yo le dije que necesitaba verte, ver a mi hijo y el me preguntó por qué, si yo los había abandonado, y le expliqué que estaba muy arrepentido y que necesitaba por lo menos saber como estaban y fui para allí a verte aunque me recibas con cuatro piedras en la mano... Tuvimos una larga charla y el me prometió que me mantendría informado pero que tu no querías saber nada conmigo, y menos tu madre, que tuviera paciencia.— me sonrió.

—¿Hace... hace cuánto fue esto?— no podía no hablar estaba muy confundida y sorprendida.

—Hace tres años, fui unos días después que Jason cumplió el año.— miró hacia abajo —Tu padre me ha enviado fotos y vídeos de Jason y tú... Tengo una foto de Jason a los dos años en mi oficina y otras en mi casa.—dijo en un tono feliz — Pero es mejor verlo en persona que en fotografías ¿Sabes?— me miró a los ojos y acarició mi mano.

—¿Por qué mi padre jamás me habló de esto?— estaba muy enfadada con mis padres en ese momento. Y con Justin también, pero más que nada con mis padres por haberme ocultado todo.

—Tu madre nunca quiso que tu sepas nada y yo tampoco.— lo miré extrañada —Tenía miedo _____, tenía miedo de que te enfadaras y no me permitieras verlo o saber nada se él, se que soy un idiota por perderme casi cinco años de la vida de mi hijo y por dejar sola a la mujer que amo, pero si estoy aquí ahora es porque tengo mi maldita oportunidad de remediar mi error y haré todo lo que sea necesario para recuperarlos.— dijo firme.

—Buena suerte con eso. Pero yo no dejaré que mi hijo se enamoré de ti y que luego te vuelvas a ir... y yo... yo no se que haría si eso pasara...— volví a llorar. Justin me abrazó. Oh, joder, extrañaba tanto a este hombre. Pero no dejaré que nos vuelva a hacer daño.

—_______ , yo no se que haría si los perdiera otra vez. Son mi familia.—volvió a besar mi mano.

Yo no podía seguir con esto.

—Corrección, Jason es tu familia. Yo sólo soy su madre.— me dolió decir eso pero era la realidad.

—Él es mi hijo y tu eres la madre de mi hijo. Se que ya no puedo hacer nada para que vuelvas a amarme, pero eso no quita que yo si te ame. Te he herido, te he fallado, lo sé y entiendo que me odies y no quieras volver a verme pero...— cerró los ojos con fuerza y tragó fuerte — Dame un tiempo para demostrarte que he cambiado y que ahora lo único que quiero es remediar todo y hacerme cargo de ti y de él, que eso es lo que tendría que haber hecho desde un principio pero jamás hice.
_______ dame una oportunidad, te prometo que no te arrepentirás.—cogió mis dos manos y me miró a los ojos esperando mi respuesta.

¿Qué hago? Esa es siempre mi pregunta. Mi padre siempre dice que todos se merecen una segunda oportunidad y esta sería la primera que le estuviera dando a Justin, se nota que está muy arrepentido y Jason lo quiere mucho. Lo menos que puedo hacer es darle una oportunidad, por Jason.

—Te daré una oportunidad para demostrarme que has cambiado y que en verdad quieres estar con Jason. Pero mientras tanto él va a seguir pensando que eres un amigo.— fue mi última palabra. Él se quedó pensando un rato pero luego miró hacia abajo y sonrió - ¿Por qué tienes una sonrisa perfecta? - me dije a mi misma. El me abrazó y me dijo al oído "No te arrepentirás jamas" y yo le susurré "Eso espero" luego me miró a los ojos por unos minutos.

—Tengo muchas ganas de besarte, pero se que no me dejarás hacerlo. Así que mejor me voy para no arruinar todo.— dijo divertido y se dirigió a la puerta no sin antes darme un beso en la mejilla —Nos vemos, preciosa.

—¡Vete ya!— le grité riendo, me guiñó el ojo y se fue en su R8

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Where stories live. Discover now