Capitulo 1

2.9K 133 8

Les dejo el primer capitulo disfrutenlo.....

Lexa Woods odiaba a la luna llena. No sólo lo que le hacía a ella después de que el sol se ponía, también la forma en que secuestraba su cuerpo durante las largas horas que precedían a la aparición en el cielo nocturno. Cómo ella la tenía en su agarre hasta el momento en que se despertaba por la mañana, con la piel muy apretada y las terminaciones nerviosas gritando. Las sensaciones se intensificaron cuando el sol se perdía sobre su cabeza, no había dolor, pero traía un placer tan intenso que estuvo a punto de mutilarla.

En el momento en que la escolta llegó, una hora antes de la puesta de sol, ella estaba tan excitada que incluso el simple contacto de la tela contra el brazo la amenazaba para anunciar su salvaje liberación, y este hecho la hacía una cita difícil y absolutamente insoportable.
No importa cómo una locura de la luna llena la tenía, follar no era una opción, ni siquiera con una profesional. En particular, esta noche fue dolorosa. No sólo era el perigeo Lunar, el más grande del año, sino que tenía que entrenar a una nueva escolta por primera vez en catorce meses. Ella estaba orgullosa de la última chica por graduarse en la escuela de medicina, pero este cambio en la rutina tenía a Lexa, enferma con la preocupación. Ella se había establecido finalmente en una especie de ritmo y odiaba empezar de cero otra vez, especialmente mientras luchaba contra la calentura. Eso mataría a una persona más débil. Y debido a que el universo es evidente que la odiaba.

La agencia había enviado a una castaña. A una hermosa, con curvas que estaba de pie en el porche de Lexa rezumando sexo y mirando como si supiera un secreto que la haría feliz para el resto de su vida. Lexa contuvo un gemido de placer desbocado que se disparó directamente hacia abajo a los pies. La próxima vez, ella definitivamente pediría que enviaran una rubia. Este ritual mensual era bastante difícil ya de por sí. Reuniendo todas sus fuerzas, Lexa dijo:

-Llegas tarde.

-Lo siento. El tráfico era una pesadilla.

La escolta entró en la casa de Lexa mirando sutilmente alrededor.

-Soy Anya, por cierto. No estoy segura si te dijeron que me estaban enviando.

-Es un placer conocerte, Anya.

Lexa se quedó tranquila, incluso mientras miraba el reloj de pared. Ella no tenía mucho tiempo para explicar la rutina, pero lo hecho, hecho está. Ahora tenía que concentrarse en hacer la siguiente parte.

-Espero que no te importe si comenzamos de inmediato.

-No, en absoluto.- Anya escudriñó el rostro de Lexa, pero no mostró ninguna reacción otra que la atracción. Ella era muy buena en su trabajo.

-¿Así que usted fue una de los clientes de Ontari?

-Por más de un año, sí. Una chica muy agradable.

Lexa esperaba que sonara educada y que no fuera obvio que ella estaba luchando para poner un pie en frente al otro mientras conducía a Anya a su dormitorio de invitados.

-¿Qué le han dicho acerca de esta cita?

-Sólo que le gusta ser dominada. Atada.

El olor del champú de Anya brevemente apartó a un lado los pensamientos de la urgencia de la situación. Sería tan fácil para ella empujarla contra la pared, para besar sus labios y deslizar una mano bajo su falda. Para tomarla con fuerza y rápidamente mientras aún tenía tiempo. Podía oler que Anya quería, no sólo porque ella la estaba pagando podia oler el coño palpitante. Selene se detuvo frente ante la puerta de la habitación de invitados y cerró los ojos, exhalando. No es una opción.

Ferocious Link  (Adaptación Clexa)¡Lee esta historia GRATIS!