Capítulo 34: Desilusión

2.6K 255 53

*Hola... hoy les traigo un maratón, pero solo de tres capítulos u.u (Lo que alcance a escribir en mi tiempo libre...perdón por eso) espero que les guste y lo disfruten <3

Pd: perdón de antemano *-*

Maratón 1/3

Pov Camila

-Camz....Camz...-susurro mientras yo me dedicaba a besarle el cuello- Camila...por favor para...- dijo cuándo colé una de mis manos por debajo de su camiseta, de inmediato hice caso a su petición y retire mi caricia de su estómago, me incorporé en el sofá donde nos habíamos puesto a ver películas y la mire preocupada -Lo siento yo...- quiso disculparse, le acaricie la mejilla y le sonreí para tranquilizarla.
-No te disculpes... Te sientes sensible e incómoda por estar con tu periodo... Yo...yo debería disculparme- dije un poco avergonzada, hace unos días que Lolo me dijo que le llegó el periodo y que por eso no podríamos... Bueno tener intimidad, cosa que me decepciono un poco, pero que comprendo completamente, aunque aun así todo esto es muy raro, hace días que noto a Lauren más distante, otras veces cuando le ha llegado su menstruación no se comportaba así, también a veces le hablo y no me pone atención, como si constantemente pensara en otra cosa ¿Será que se está aburriendo de mí? Con tan solo pensar en eso siento que mi corazón se desgarra.
-Lo siento...- le dije con honestidad- te iré...a...a preparar un té -le dije poniéndome de pie y dirigiéndome hacia la cocina de su departamento.
-Camz...- escuche que me llamaba, me volteé y la mire extrañada, Lern se veía angustiada, palmeo el sofá a su lado, para que me sentara nuevamente y así lo hice, me acomode para quedar sentada frente a ella.
-Camila... ¿Tú eres feliz?- en su tono de voz había algo de temor, la mire algo sorprendida, no entiendo a qué quiere llegar con esta pregunta, ella debería saber que si lo soy, soy enormemente feliz junto a ella.
-Si lo soy Lauren...- la tome de las manos y se las bese dulcemente- so..solo tú me haces feliz, no necesito nada más...- la mire fijamente a sus hermosos ojos esmeraldas, al parecer no le gustó mucho mi respuesta, pues aún estaba ese dejo de angustia en su mirada, ladee mi cabeza tratando de entender la actitud de mi novia.- ¿Lauren todo esta...bien?- le realice la pregunta que tantas veces le he hecho estos días, desde que la noto algo extraña.
-Todo está bien Camz...- me sonrió desviando su mirada de la mía, es la misma respuesta que me dice cada vez que le hago esa pregunta.
-iré a hacerte el té...- me encaminé nuevamente hacia la cocina.
-Camila...- me volvió a llamar, me volteé a verla.
-¿Puedes....hacerme galletas?- preguntó con cautela- me dieron ganas de comerlas...- por alguna razón Lolo estaba nerviosa.
-Claro...- le respondí simplemente, no era primera vez que me pedía hacerlas y a esta hora de la noche, cuando recién empezamos nuestro noviazgo, siempre me pedía que se las hiciera y yo haría todo por darle el gusto a mi Lern, me acerqué a ella y le di un beso fugaz en los labios, para luego dirigirme finalmente a la cocina.
Esa noche le prepare muchas galletas con chispas de chocolate a mi novia, increíblemente se las comió todas mientras veíamos la película que habíamos dejado inconclusa, aún notaba a Lolo algo extraña, distante, como si no quisiera que la tocara, me di cuenta de eso cuando nos fuimos a dormir a su cuarto, cuando salí del cuarto de baño, ya cambiada con mi ropa de dormir, Lauren ya estaba dormida, completamente tapada, escondiendo incluso su rostro entre las sábanas, solté un profundo suspiro de lamento y me fui a acostar a su lado, ella estaba recostada de lado dándome la espalda, no quise acercarme a ella y abrazarla por la espalda para dormir como siempre lo hacía, porque no quiero incomodarla y abrumarla, quizás eso es lo que la tiene así, quizás esta agobiada con mi actitud, pero yo solo quiero demostrarle cuánto la amo, con desgana me volteé hacia el otro lado y trate inútilmente de dormirme, cosa que logre horas más tarde.

-Camila... ¿Me estás escuchando?- me dijo una voz masculina a mi lado.

-Perdón...., lo siento señor Thomson- me disculpe con el cuándo me di cuenta de que me estaba hablando y yo no le prestaba atención, he tenido mi cabeza todo el día en otro lado, bueno realmente he estado pensando y tratando de entender la actitud de Lern, pero no logro hacerlo, si tan solo me dijera que le molesta...-¿Qué....me decía?- lo mire algo avergonzada.
-Te decía que ya te puedes marchar- soltó una pequeña risa- ve y disfruta el resto de la tarde con tu novia.... ¿Lauren... Me dijiste que se llamaba?- alzo una ceja.
-Sí, así se llama- le sonreía grande, finalmente podré tener algo de tiempo libre y disfrutar de lo que me queda de día viernes y este fin de semana completo con Lern, últimamente no hemos compartido mucho.
-Pues ve muchacha y disfruta de tu juventud...- me dijo divertido, yo le asentí y le agradecí antes de encaminarme a buscar mis cosas.

Todo por ti... (Camren G!P)¡Lee esta historia GRATIS!