Aviso para los lectores: Esta historia no es fiel a la película Thor y tampoco a los cómics, sale de mi imaginación aunque es verdad que ciertas cosas están tomadas de los mismos.

La idoltaría siempre me había acompañado. Primero con mi padre, un valiente guerrero asgardiano con más de mil batallas a sus espaldas acompañado del mismísimo Odín. Ellos siempre habían sido amigos dado el nivel de vida de mi padre y yo le admiraba tanto por ser al amigo del rey...

Mi madre siempre me ha dicho que estoy condenado con el amor porque aquella persona por la que mataría no daría nada por mi. Ese era el caso de mi padre. Estaba tan interesado en las batallas que no prestaba atención a lo que tenía en casa, es decir, mi madre y yo.

Mis padres rompieron su matrimonio cuando yo tenía 10 años, fue un golpe duro y entonces la calidad de vida de mi padre disminuyó de una manera sorprendente. Comenzó a beber y a no rendir en los entrenamientos de la guardia real así que Odín se vio obligado a despedirlo de sus filas para siempre.

Él, en brava respuesta, se enfudó sus ropajes de guerra y galopoó hasta el frente...no se supo nada más de él. Su cuerpo no se encontró entre los cadáveres así que aceptamos que sería uno de los cuerpo sin identificar.

Entonces la más que cariñosa reina Frigga nos acogió en su palacio. Esa idea me pareció terrible, Thor se había encargado de molestarme todos los años de mi vida y Loki, su otro hijo, ni siquiera me miraba.

Era como vivir en la más absoluta soledad.

Veneration. // Loki FanFiction¡Lee esta historia GRATIS!