Bolsa de huesos rotos.

3.9K 269 66

Estaba con Lautaro en un Mc Donals, desayunando. Creo que él sabía perfectamente que lo necesitaba. Desde que pasó lo de la misteriosa Pauline al otro lado de la línea, no hablamos más y pasada una semana sin hablar con Fede y además con dudas... creo que no me estaba haciendo para nada bien.

Lautaro: Si seguís apretando el vaso así, va a terminar por romperse y todo el café caliente va a quedar en tus manos.

Salí de mis pensamientos y miré a Lautaro. Reaccione algo tarde lo que me dijo y miré mi mano que apretaba el vaso como si quisiera estrangularlo. 

- Perdón, estaba pensando.

Dejé el vaso en la mesa y Lautaro rió.

- ¿Qué?

Lautaro: ¿A quién vas a matar?

Le mostré una leve sonrisa. Me impresionaba como me conocía. 

- A nadie, bueno a mi.

Hizo una cara en plan ":B: y reí.

- ¿Qué?

Lautaro: Si te matas, me mato con vos.

- Tonto.

Alcancé a pegarle levemente en el brazo y rió.

Lautaro: Es por Fede esa cara ¿no?

Asentí levemente y me recosté sobre la mesa.

- Me enoja no estar con él y que encima este con otra.

Lautaro: ¿Por qué decís que están juntos?

- En instagram suben historias juntos, casi todas las sogas dicen que son novios y bla bla bla. Me enoja demasiado.

Lautaro: Eso es estar celosa.

- Quizás...

Lautaro: Mira ____, sos una chica increíble y sinceramente si Fede no lo aprovecha, no creo que sea el indicado.

- Tampoco éramos algo creo, solo fue por un momento...

Lautaro: Pero...

- No quiero hablar más de eso. Extraño a Mathi.

Soltó una risita. Hablamos un poco más de cosas, nada importante. Aunque mi cabeza estaba siendo comida por mis pensamientos, Lautaro siempre me sacaba una que otra sonrisa haciendo que me olvide de esas cosas.

Al volver íbamos caminando los dos tranquilos. Mi humor estaba por el suelo, quería ver a Mathi y un poco a Fede. Un poco mucho.

Lautaro: ¿Y si vamos a México?

Lo miré extrañada.

- ¿Qué?

Lautaro: No sé, estaría. Hacemos los trámites y esas boludeces y vamos en una semana. ¿Qué te parece?

- ¿En serio me lo decís?

Lautaro: Sí, obvio.

Sonreí como más pude y lo abracé. 

- Gracias Lauti.

Estaba emocionada y al mismo tiempo asustada. ¿cómo seria cuando los vuelva a ver?

Bueno, con Mathi se que nos quedaremos abrazados un buen rato.

Pero con Fede...

¿Y si cuando lo veo esta con la chica? Creo que se me rompería el alma... pero bueno. Básicamente no eramos nada más que amigos, solo eso.

Llegamos a casa con Lauti y nos pusimos a organizar como haríamos para ir a méxico lo antes posible. También conseguir un hotel cerca de donde se están quedando Fede y Mathi.

Nataly y Fabri vinieron ayudarnos a organizar todo. No me atreví a preguntarle a Fabri si sabía algo, porque tenía miedo de escuchar su respuesta.

Fabri: Me parece que ya esta.

Levantó la vista de la computadora y nos asomamos todos. Tendríamos que ir a retirar los pasajes y después unas cosas más pero estaba todo listo. Con trivago conseguimos todo. (AH hacia publicidad)

Nataly: ____, ¿en serio vas a ir a México?

- Sí, claro. ¿Por qué lo dices?

Miró a los chicos que hablaban de cosas de hombres... en realidad hablaban de lo que querían cocinar para almorzar pero esta bien. Me tomó de la muñeca y me llevó hasta la habitación.

- ¿Qué pasa?

Nataly: Federico... creo que esta de novio.

Algo dentro de mi se rompió.

- ¿Por qué lo decís?

Un nudo pequeño se estaba formando en mi garganta. Tenía ganas de llorar sin duda, pero no quería demostrarme vulnerable.

Nataly: Lo escuché hablando con Fabri por teléfono. Fabri le preguntó si estaba con es chica Paula, Paola...

Pensó un poco y la interrumpí.

- Pauline. 

Nataly: Si esa. No llegué a escuchar lo que Fede le decía pero Fabri le dijo: " Me alegro por vos Fede, pero ¿y ____?" Tampoco llegué a escuchar lo que dijo pero Fabri le dijo: "Pero, ¿no lo hablaste con ella más de una vez? Se aman mutuamente, no entiendo lo que decís." O algo así, no llegue a escuchar más porque Fede le dijo algo y cortó.

Quedé sin palabras. Estaba sentada en la punta de la cama sin saber que hacer. Mis ganas de llorar se habían ido pero no estaba feliz.

Tal vez estaba mal por lo de su novia, pero el "se aman mutuamente" me calmó un poco pero de nuevo el no saber la respuesta de Fede me tenía en duda.

- No sé que decir...

Nataly: Perdón por contartelo, quería que lo supieras.

Se sentó a mi lado mirándome apenada.

- No, agradezco que me lo contaras. Duele un poco saber que así de rápido se olvidó de mi...

Nataly: eso no lo sé, para mi que no. Sos una chica increíble y si te supera en unos pocos meses, es un tarado. Y a Fede lo conozco hace muuuucho, quizás solo esta confundido pero cuando estés allá quizás se le acomoden las ideas y estén juntos.

Me hizo reír y la abracé.

-Gracias Nat, te adoro tanto.

Devolvió mi abrazo y rió.

Nataly: lo sé, yo también me adoro.

En eso la puerta del cuarto se abre y ambas nos separamos sobre saltadas.

Lautaro: Yo también quiero un abrazo.  

Hizo cara de perrito mojado y se tiró arriba mío.

Nataly: Yo también quiero.

Dijo como una niña feliz y se tiró arriba de Lautaro. Ambos rieron mientras yo intentaba salir de allí abajo, me estaban aplastando.

-¡Salgan mierdas!

Lautaro: ¡JAMÁS!

Fabri: ¡Yo quiero!

Vino Fabri y se tiró arriba de Nataly.

¿Escucharon eso? FUERON TODOS MIS HUESOS HERMOSOS PARTIDOS.

Estuvieron ahí un rato mientras yo casi no sabía si reír o llorar.

Tengo los mejores amigos del mundo. 

Te hacen reír y también te haces una bolsa de huesos rotos.

***

ME VAN A MATAR DE TANTAS MANERAS.

PEEEEERDON:(

No actualizo hace un montón, estuve muy rara estos días.

Como que no tenía imaginación, no tenía tiempo, me quitaban el celular y  además Fede que esta cambiando su vida a cada rato ahre

SEPAN QUE LAS AMO CON MI CORAZÓN <TRES  

  

La hermana de Mathias|Federico Vigevani y tu|¡Lee esta historia GRATIS!