Capítulo 25: Una presentación llena de sorpresas.

1.4K 58 22

El silencio incomodo se podía sentir en todo el Gran Comedor. Todos habían quedado sorprendidos por la amistad de los chicos que se habían presentado anteriormente.

¿Malfoy y Potter, juntos? ¿Cómo es eso posible?

El mayor de los hijos de Harry Potter recorrió el lugar con una mirada rápida y negó con la cabeza en rendición- En serio, ¿Por qué hacen tanto teatro por esto? ¡Es sólo una amistad!-exclamó rodando los ojos-¡Por Merlín, que no es la muerte de nadie! Sólo son dos idiotas que quieren ser amiguitos y estar juntitos.

Albus le lanzó una mirada rápida a su hermano- Ya James, no nos ayudes, gracias- dijo rodando los ojos.

James sonrió y se encogió de hombros- Yo sólo digo.

Ginny tomó la mano de su hijo Albus, que se encontraba a su lado, y le sonrió- Ya te lo he dicho, tu elijes a tus amigos y creo que eres lo suficientemente maduro e inteligente para saber quiénes son tus verdaderas amistades, y si así lo quieres, yo no soy quien para meterme en tu camino.

Harry miró a su esposa e hijo y asintió en acuerdo con ella.

Albus les sonrió de vuelta- Gracias- dijo para luego abrazar a su madre mientras su padre los observaba con una sonrisa en el rostro.

Por otro lado, Scorpius escuchaba atentamente la conversación de su mejor amigo con sus padres anhelando escuchar aquellas mismas palabras de sus progenitores. Pero, sabía que aquello iba ser un tanto imposible en esta época, al menos de parte de su padre.

Observo hacia un costado, y pudo notar como su abuelo miraba reprobatoriamente a su hijo y le susurraba palabras que él no alcanzaba a oír, pero, por la expresión de Draco, se podía notar que no eran agradables.

Sintió un apretón suave en una de sus manos, y giro rápidamente su rostro para encontrase con el de su madre. Ella le sonrió de costado y continuo acariciando su mano con su pulgar, de forma cariñosa. El chico platinado le sonrió de la misma forma y, se sintió mejor con el cariño y apoyo que ella le estaba dando. Al menos ella, siempre había mantenido su esencia.

Mientras todos estaban expectantes por la siguiente presentación, recordó algo que le hizo tragar saliva repentinamente. Llevo su mirada rápidamente hacia la mesa de los del futuro y al instante se encontró con unos ojos esmeralda, provenientes de una pelirroja, que lo miraban igualmente preocupados.

Soltó cuidadosamente la mano de su madre y se despidió rápidamente de ella para dirigirse hacia allí.

En cuanto llego a su destino, podía escuchar como la pelirroja discutía con James Potter, que también se había acercado hacia allí ya que la siguiente persona en presentarse se estaba tardando demasiado.

-Me parece que no es el momento, James- le trataba de explicar una vez más la muchacha- las cosas están un poco tensionadas aquí, y me parece que yo lo podría empeorar.

-Ya lo sé, pero tal vez con tu presentación las cosas aquí se calmarían un poco, y se enfocarían en otras.

-Creo que en vez de eso, generaría más problemas y desacuerdos- dijo la chica con un tono triste.

James suspiro en rendición y observo al platinado- ¿Tu qué opinas, Scorpius?

El chico Malfoy pensó un momento lo que había dicho la pelirroja, ella estaba en lo cierto, se generaría un nuevo y tal vez más problemático revuelo que ellos no podrían controlar.

Les comentó esto mismo que pensaba a ellos y agrego- Pero, a la vez, tu también mereces tener tu presentación- se sentó a su lado y tomo su mano con cariño- No es tú o nuestra culpa que las cosas aquí sean un poco diferentes, recuerda que ellos todavía no son adultos y aún no son tan capaces de pensar sabiamente. Si tú quieres hacerlo, yo no me opondré- le sonrió.

A Través Del Tiempo ⌛ ~ (Tercera Generación) Ⓒ¡Lee esta historia GRATIS!