Eternidad

7 2 1

Me pareció una eternidad. Lo sentí como si lo fuera. Cada segundo, minuto, hora, día, año, década, milenio... Sentí cada momento del tiempo traspasándome, como si yo fuera la nada misma. El tiempo era una brisa que no se detenía. Esa eternidad apoderándose de todo. Y yo estaba ahí sin hacer nada. Siendo nada. Bueno, tal vez respirando, solo respirando. No me podía permitir mas. No podía hacerlo ni en ese momento ni nunca, el tiempo no podía hacerlo. Y creo que yo tampoco. 

¿Vos la sentiste? ¿Sentiste la eternidad y su inmensidad? ¿Te pareció que no eras nada junto a ella? ¿Y junto a mi? Yo si lo sentí. Y lo siento a cada momento. A cada paso del tiempo. Ya no soy nada junto a la eternidad que me atraviesa. Ya esta, me rindo, y respiro. Solo respiro. 

Escritos¡Lee esta historia GRATIS!