Capitulo 13

4.6K 174 3

- Cada vez me sorprendes de cada estupidez que dices, piérdete – dije y me di vuelta para irme pero él fue más rápido y me tomo del brazo acercándome a él haciendo que chocara contra su cuerpo y rápidamente tomándome de la cintura.

- Si me pierdo me pierdo contigo – y me beso, volví a sentir sus labios contra los míos, seguí el beso sus labios era dulces y suaves tales como los amo aparte tentadores que a cualquier chica le provocaría besarlos todo el día, me faltaba el aire y al parecer a él también, nos separamos pero esta vez fui yo la que mordió su labio interior, ya me estaba volviendo adicta a esto, a besarlo, a tenerlo cerca, por eso discutía, trataba de reprimir ese sentimiento pero la pregunta era ¿Cuál sentimiento? ¿Acaso sentía ‘algo’ por él?

- Ahora mi labio sangra solo porque a ti se te ocurrió morderme porque sabes que me deseas – bromeó, yo solo rodee los ojos rápidamente el se acerco y me abrazo no lo esperaba, y mucho menos de él, me rodeo con sus brazos fuertes, olí su perfume para grabarlo en mi memoria, su aroma varonil pero dulce.

- No esperaba ese abrazo – dije apenada apenas me soltó.

- Dicen que las cosas menos esperadas son las mejores – sonrió, su sonrisa era deslumbrante.

- Bueno me tengo que ir.

- Espera – me detuvo.

- ¿Dime?

- Quiero hacer las paces contigo – me dijo nervioso, yo solo reí por eso.

- Ya todo está bien- iba a irme pero otra vez me detuvo.

- Espera, ¿Quieres salir conmigo? Pero no una cita normal, esas citas me aburren.

- Claro pero ¿Qué quieres hacer?

- Mi tío tiene una hacienda al salir de la ciudad ¿Quieres ir? – Preguntó – claro sería este fin de semana porque luego vienen las clases y sabes que tenemos que ir.

- Si iré pero ¿’Tenemos’?

- Si todos ¿Tus hermanos no te dijeron?

- No – ‘ahora si los torturare’ pensé.

- No les vayas a decir que te dije yo - asentí - bueno salimos mañana, en la mañana te paso buscando.

- Está bien – se despidió con un beso cerca de los labios y ahora si me fui.

****

- ¿Cuál de los dos quiere morir primero? – pregunte al verlos sentados jugando X-box, ambos asustados señalaron al otro.

- ¿Ahora qué quieres enana? – pregunto Dylan poniéndole pausa a su estúpido jueguito.

- ¿Por qué no me dijeron que el lunes comienzan las clases?

- Sabíamos que te ibas a poner histérica.

- Pero igual me iba a enterar – ellos solo se encogieron de hombros, aun seguía furiosa – no importa igual me vengare – y sonreí con malicia, aun yo teniendo 16 años y ellos, ambos 17 nos seguíamos haciendo bromas. – O tienen otra opción – ellos solo suspiraron sabiendo que yo les tenía un propuesta.

- A ver di que quieres y veremos si aceptamos.

- Veremos no, SI aceptaran – continué – quiero que me dejen ir a la hacienda del tío de Justin – dije, rápidamente hicieron una pregunta estúpida digno de ellos

- ¿Con quién? – Solo me puse las manos en la cara, ellos no debían ser así de tontos.

- Con un pony rosado volador que me transportará de aquí hasta allá en monociclo – dije sarcástica - a ver par de tontos, atrofios hechos por mama y papa - dije sentándome en frente de ellos.

- No nos digas así, recuerda que tú no fuiste planeada – dijo Dylan.

- Lo sé, yo fui una sorpresa, muy buena por cierto, en fin se supone que si la hacienda es del tío de Justin es que voy con Justin – ellos solo dijeron es típico ‘Ahhhhh’ de haber entendido.

- ¿Sola? – preguntaron los dos al mismo tiempo, dejando ver sus típicos celos de hermano.

- Con Justin ¿Qué no me escuchan? – ellos solo me miraron serios y entendí - ¡Ah! Si sola con Justin – lo pensaron un rato y al final Matt suspiro.

- Esta bien pero quiero que tengas tu teléfono celular encendido, te estaré llamando todo el tiempo para ver ‘que haces’ – eso último lo dijo Dylan en doble sentido, por haber aceptado, fui y los abracé.

- Babosa – me dijeron cuando iba subiendo las escaleras para arreglar mis cosas.

-Lo sé pero así me aman – dije antes de cerrar la puerta.

****

- ______, Justin te vino a buscar – grito Matt desde la sala mientras que yo cerraba mi maleta, luego baje vi a Justin y lo salude me despedí con un abrazo de mis hermanos, apenas salimos de mi casa nos encontramos a alguien, más bien Justin porque yo no tengo cuentas pendientes con ella.

- Justin ¿Qué haces aquí? ¿Estás con ella? – pregunto Selena, vi a Justin y solo se puso serio, solo pensé ‘¿Va a negarme?’.

¿La negará o solo hará una de sus tantas locuras?

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!