Asesinato...?

80 13 3

Al rato despues me volvi a sentar con Lisa, aunque mis primos me decian que siguiera bailando... Seguro para que las chicas no los dejaran, pero me dio igual, ellos tenian que resolver sus asuntos por ellos mismos.

-Vaya, no me imaginaba que supieras bailar. -dijo Lisa riendo sorprendida.

-Es lo que pasa cuando pasas mucho tiempo en tu cuarto sin hacer nada y con un reproductor de musica. -le dije recostandome más en la silla.

-Eres raro... -dijo mirandome fijamente.- pero me gusta lo raro, nos hace...

-Especiales. -termine, ella giro en su silla quedando frente a mi, yo hice lo mismo.

-Exacto. -afirmo ella mostrando sus perlada sonrisa, su cabello cubria la mitad de su rostro impidiendome ver su ojo izquierdo.

-No te muevas, -le dije en tono preocupado, su sonrisa desaparecio. tranquila, tienes algo en la cara.

-¿Que es? -se asusto y trato de llevar su mano al rostro, pero la detuve.

-¡No te muevas! -dije asustado.

-¡Quitalo, Bruno quitalo! -se altero ella.

-Okey, ya voy. -dije, acerque mi mano a su rostro, ella cerro sus ojos, tome su castaño mechon de cabello que cubria su rostro y lo coloque detras de su oreja con suma delicadeza, abrio sus ojos lentamente, me miro ligeramente confundida y parpadeo repetidas veces.- Perfecta. -dije.

Sus mejillas empezaron a tornarse a un ligero color rosa con rapidez, sus ojos estaban fijos en mi, pero vibraban como si estuvieran mirando varios sitios a la vez sin despegar su mirada de la mia, su rostro me atraia hacia ella como una fuerza magnetica, mi respiración empazaba a desequilibrarze, mi corazon parecia una locomotora a toda velocidad, pude sentir su respiración uniendose a la mia, no habia notado que tan cerca la tenia, mire sus ojos que estaban completamente cerrados, estaba a punto de hacer lo mismo, pero...

-¡Sueltame Asqueroso! -grito una voz a lo lejos, en la calle.

Abri los ojos y me separe de Lisa, ella abrio sus ojos tambien y mostro una expresión de sorpresa.

-¿Allison? -cuestione al sentir que reconoci su voz.

-¡Sueltame! -pude confirmarlo, era ella.

Me levante y me dirigi hacia la puerta de entrada, tuve que apartar a varias personas que se estaban acumulando en la puerta, cuando llegue mire hacia la calle y estaba Allison en el suelo forcejeando con un hombre que la atacaba.

-¡Te digo que me sueltes!

-¡¿Que pasa?!-pregunto Albert alarmado llegando detras de mi.

En lo que observo el acto, inmediatamente metio su mano en su bolso y saco una pistola (una Glock 18).

Me sobresalte.

-¡Hey tu! -le grito Albert mientras le apuntaba con el arma- ¡Sueltala ahora!.

El hombre miro fijamente a Albert con una expresión de desconcierto, con la boca abierta, ojos cansados y babeando, dejo a Allison, la cual tuvo tiempo para alejarse de el. Aún así el hombre veia confundido a Albert parecia ebrio, se levanto con dificultad tambaleandose.

-¡Largate! -le grito Albert mientras le quitaba el seguro al arma.

El sujeto no hizo caso, mas bien lo que hizo fue acercarse lentamente.
Albert se dio un paso atras, algo asustado.

-¡¡Es enserio, sera mejor que te vayas!! -grito con voz temblorosa.

Analice con la mirada al sujeto, algo no estaba bien, me di cuenta, no era un ebrio, tampoco un loco, estaba infectado como los del noticiero.
Fue acelerando el paso cada vez más, con los brazos caidos y respirando fuertemente.

-¡Ni un paso mas! -le advirtio otra vez mi primo.

Toda la gente de la fiesta presenciaba aquel suceso intrigados.

Luego las cosas se pusieron feas. El hombre paso de caminar rapido a correr como un maniatico soltando zarpasos al vacio.

-Albert, dispara. -le dije a albert sin pensar.

-¿Que? pero...

-¡Albert no creo que ESO te escuche, dispara!

Sus manos temblaban, mi corazon se aceleraba y la bestia se acercaba.

-¡¡Dispa...!!

No pude terminar de decirlo, pues ya habia tirado del gatillo.
La gente de la fiesta solto un grito ahogado al ver lo que hizo mi primo.

Analice el cuerpo tirado en el suelo con un agujero en la frente y uno aun más grande en la parte trasera de la cabeza. Asquerozo.

Mire a Albert y estaba en shock, temblando, con el arma en las manos.

-Yo no queria... -el sonido de las sirenas lo detuvo.

-¡Hay que irnos! -apresuro Luis jalando a Heidy que tambien estaba en shock por lo que hizo su hermano.

Mire a Albert que seguia inmovil, luego mire a la gente entre ellos, Lisa la cual me miraba con asombro y temor.

-Vamonos -dijo Albert despues de... "despertar".

Nos dirigimos a la casa, no sin antes despedirse Albert de Allison, y yo de Lisa.

-Nos veremos pronto. -le asegure rapidamente.

-Claro, -dijo con una sonrisa nerviosa, miro de donde provenia el soniso de las sirenas y luego a mi.- ahora vete antes de que lleguen. -me dijo un poco preocupada.

-Bruno, vamonos -me dijo Albert apurado.

Corrimos a toda velocidad hasta llegar a la casa, entramos por la puerta trasera, Albert arrojo su bolso al mueble y se sento poniendo sus manos en la cabeza. Claramente estaba alterado por lo que paso.

-¿Estas bien? -pregunto Heidy.

Albert suspiro.

-"Si claro, solo acabo de matar a un ebrio/retrasado con mi pistola y ahora me persigue la policia por asesinato y portacion de arma sin permiso, ya sabes lo normal" -respondio albert estresado.

-¿Crees que nos delaten? -pregunto Luis asustado.

-No lo creo, todos alla son amigos y conocidos, estaremos bien.

El sonido de la puerta nos asusto.

-Tranquilos soy yo. -era Sebastian.

Abri la puerta y lo jale hacia adentro.

-Oye... tranquilo. -me dijo acomodandose la camisa.

-Hey... ¿estas bien? -le pregunto a albert.

-¡¡No, no lo estoy!! -le respondio molesto.

Encendi el televisor.

-¡No te molestes conmigo, fuiste tu quién le disparó!.- le contesto igual de molesto.

-¡¡Yo no quería dispararle!!.

-¡Entonces ¿por que sacaste el arma?!

-Chicos- los llamé

-¡¡Quería asustarlo, no volarle la maldita cabeza!!

-¡Chicos!- los volvi llamar

-¡Pues entonces debiste ...!

-¡¡Cállense!! -les grite.

Me miraron y dejaron de discutir.

-Miren -les señale el televisor el cual emitia una cadena nacional, pero no era un mensaje de campaña o algo parecido, ¿como lo sabia? Bueno, tenia escrito ¡¡Alerta!! En letras rojas.

Zombienezuela. ¡Lee esta historia GRATIS!