VIII

1.7K 135 15

Vestuario de Alysha:

Vestuario de Alysha:

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

***

No había nada que me apeteciera más que dejar caer los brazos a los lados y dormir durante una semana entera. Pero Alec seguía perdido y necesitaba tanto mi ayuda como la de Magnus para aguantar antes de que Jace volviera. Lamentablemente el tiempo cada vez era más reducido y, a pesar de que había utilizado en varias ocasiones el truquito que cierta voz de mi cabeza me había proporcionado, Alec cada vez estaba más débil.

Debí de soltar un gruñido de frustración porque Magnus levantó la mirada de la poción sanadora que preparaba.

-Sé que es difícil saber que por mucho que nos esforcemos la solución no está en nuestras manos, pero es la única opción que le queda a Alec. Y si Jace sigue tardando tanto, vamos a tener que hacer un sobreesfuerzo que no sentaría bien a nadie.

-Sé que la única solución es Jace pero... Maldita sea odio sentirme tan impotente. Se trata de Alec, no de un cazador de sombras aislado. Es el chico por el que dejé a un lado mi dignidad y acabé en una boda a la que no estaba invitado. Es el chico por el que el nombre de Adrien ya no quema como el fuego en mi corazón. Es el hombre que me hace perder la razón y la cabeza pero que con rozar mi mano es capaz de hacer que me olvide del mundo- apreté la mandíbula y lo miré directamente- Tú mejor que nadie sabes que siempre he buscado mi hogar, un sitio en el que me sienta como en casa, que he soñado mil veces con él y con poder pisarlo con la cabeza bien alta. Pero no fue hasta que lo conocí que no supe que lo que buscaba no era un lugar, sino a él. Alec es mi hogar, Magnus. Y no estoy dispuesta a dejar que se evapore como un sueño.

Magnus se levantó de su sitio para colocarse a mi lado y acariciar mi brazo mientras mi mano estaba sobre la del joven cazador de sombras que ahora me privaba de su mirada azulada.

-Lo sé mi dulce Aly, pero no podemos hacer más que esto. Puede que no sea la cura de su estado pero yo estoy dispuesto a agotar mi magia con él, porque si algo me ha enseñado este Shadowhunter es que, cuando se trata de él, merece la pena. Alec lo merece y sé que piensas igual que yo. No vamos a dejar que se esfume como una humareda. Vamos a mantener sus pies pegados al suelo para que no pueda volar a algún lugar del que luego no pueda regresar.

Sonreí un poco antes de apoyar mi cabeza sobre su hombro y depositar un beso en la línea de su mandíbula.

-¿Qué haría yo sin ti?- sus labios se abrieron para contestar cuando Isabelle ingresó a la habitación.

-¿Cómo está?- preguntó mientras se sentaba junto a su hermano. Magnus sonrió levemente a Izzy antes de volver a la poción mientras yo dejaba que mi magia lo envolviera de nuevo.

-Débil- me atreví a contestar- Espero que Jace no tarde demasiado porque no aguantará mucho más Izz- tenía que ser sincera. Ella asintió, parecía tranquila lo que me hizo fruncir el ceño.

Opposed Hearts || Alec Lightwood [2] 'Pausada'¡Lee esta historia GRATIS!