I don't need money

1.4K 143 7
                                          

Scott


Ha pasado una semana desde nuestro incidente con el pasado. Lo bueno es que parece que la relación con mi amada se fortaleció.

Pero aún falta un capitulo que cerrar....

-¿Scott?- dijo Molly sacandome de mis pensamientos -¿Estas bien?-

-Si, ¿por que preguntas?-

-Pues te llame varias veces pero no parecías escucharme ¿todo bien?-

-Si, no te preocupes, solo pensaba en unas cosas que tengo que hacer-

-Bueno, si tu lo dices- luego me extendió un trozo de papel -aquí están los pedidos-

No perdimos mas el tiempo y nos pusimos a trabajar, solo desviaba mi mirada casualmente para observar a mi amada, se veía tan bella.

Sus ojos y los mios ahora se cruzan sin problemas, soy el causante de sus sonrisas y sus sonrojos.
Y su corazón esta muy cercas del mio.
Solo ella se refleja en mis ojos.

Nuestra relación esta avanzando bastante bien, su madre que no sabia sobre nosotros ya se entero y se alegro mucho.

Pero por mi parte aun hay cosas que debo contarle, sobre todo si quiero llegar a formalizar nuestra situación, aun es muy pronto lose, pero cuando nos comprometamos, por que se que lo haremos, tendré que decirle quien soy en realidad, y ella tendrá que conocer a la familia de quien sera parte.

Pero bueno, aun falta mucho para eso, ahora sólo me concentrare en nosotros, en hacerla feliz, en verla sonreír.

-Scott- me dijo Demián casi susurrando -alguien te busca- y señalo a un sujeto de traje sentado en una esquina de la cafetería -¿quieres que me deshaga de él?- suspire.

-No, no nos dejaran en paz hasta que escuche lo que tienen que decir- la verdad es que hace un par de días que estaba recibiendo unas molestas visitas.

Deje a Molly a cargo y me acerque a aquel sujeto, al inicio no lo reconocí, cinco años cambian a la gente.

-¿Por que estas aquí?- dije en cuanto me senté.

-Oh, joven Scott, cuanto tiempo sin verlo- me sonrió, la edad se había hecho muy presente en su rostro.

-¿Te enviaron ellos?-

-Yo me ofrecí- contesto -tenia ganas de verlo, hace mucho que no sabia nada de usted y cuando me entere que trataban de contactarlo no dude en ofrecerme-

-La verdad es que yo también extrañaba hablar contigo- Sonreí.

-La casa se siente solitaria desde que no esta usted-

-¿Te enviaron para convencerme de volver?- dije con tono serio.

-Yo se que usted no volvera- sonrió -solo quería ver como se encontraba-

-Supongo que mis padres creen que estas rogándome para que vuelva- ambos reimos.

-Siendole sincero, no veo motivos para que soliciten su regreso-

-Es solo por su ego, para mantener su imagen, supongo que Liz se canso de ser el centro de atención-

-La señorita Elizabeth se fue a estudiar al extranjero-

-¡¿Que?! ¡¿Y por que nadie me lo informó?!-

-Los señores no querían que se enterará- suspiro - la señorita no quería irse, pero lo hicieron para alejarla de un joven de su escuela-

-¡Esos malditos!-

-Le sugiero se calme, pues esta llamando la atención de cierta joven- señaló discretamente a mi amada.

-Tienes razon-

-Joven Scott ¿es feliz?-

-Claro, ¿por que lo preguntas?-

-Sólo quería confirmarlo, se ve mucho mas alegre que cuando vivía en casa- me sonrió -es momento de que me retire, pero le informo que sus padres seguirán tratando de hacerlo regresar- se puso de pie y me extendió la mano, yo se la estreche -un placer volver a verlo, y joven Scott, siga con lo que lo hace feliz- dicho esto se marcho.

Yo continúe con mi trabajo, tal vez debería ir y decirles claramente que no volveré.

-¿Quien era?- preguntó Demián en cuanto tuvo oportunidad.

-Digamos que un viejo amigo- Sonreí.

-¿Y que te dijo?-

-Él solo vino a saludar, pero dijo que seguirían enviando gente a molestar-

-En estos momentos es cuando me alegro de ser pobre- se burlo.

-Si fueras pobre no tendrías auto- dije con sarcasmo.

-Pero si solo soy tu humilde chofer- hizo una reverencia mientras se burlaba.

-Entonces "humilde chofer"- hice comillas con mis dedos -¿donde pasaras la noche hoy?-

-Me disculpo si mis comentarios lo han ofendido señor- volvió a hacer una reverencia y después salio corriendo mientras se reía.

Decidí seguir con mi trabajo y entonces note que mi amada me observaba de reojo. Creo que tendré que hablar con ella antes de lo planeado. Suspire.

Finalmente llego la hora de cerrar, vi a mi amada preparándose para marcharse, se iría caminando con Molly, al parecer se llevan bastante bien.

Me acerque a ella y la abraze por la espalda, ella se sorprendió y al verme instantáneamente se sonrojo y me sonrió.

-Tenia ganas de abrazarte- le susurré y ella se sonrojo mas.

Estaba a punto de pedirle que me acompañara a....
Cuando mi teléfono sonó.

Vi el numero que decía la pantalla y lo reconocí al instante. Conteste.

-No necesito su dinero- dije y colgué.

Me di cuenta de que mi amada me veía con curiosidad, supe que ahora tendría que decirle la verdad.

-¿Podemos hablar un momento?-


Se que me desaparecí, es que no tenía inspiración.

¿Que les pareció el capitulo?
Scott aun nos esconde muchas cosas, pero todo a su tiempo.

Y la dedicatoria de este capítulo es para:
@jhasak-t
Me gusto mucho tu comentario!

Gracias por leer.
XD

Ni la muerte podra tocarteDonde viven las historias. Descúbrelo ahora