Locura

1.6K 163 10

Ya era de noche sobre la ciudad, la luna llena brillaba hermosa en el cielo pero Wade no la veía, se paseaba de un lado al otro del sobre la azotea del edificio donde se suponía que se encontraría con su lindo novio, ya había esperado gran parte de la noche y se comenzaba a impacientar, ya que Peter nunca llegaba tarde.

¿Creen ustedes que le habrá corrido algo verdad?

{Lo único que le pudiera ocurrir eres tú}

- ¿a qué te refieres con eso? – pregunto enojado.

[Si explícate]

{¿Que no notaron que Peter quería decirnos algo?, Y por cómo estaba parecía ser importante}

- ¿No me lo puede decir aquí? – dijo pisoteando la azotea.

{Lo ignoras, n lo escuchas, eres un inútil Wade, si l perdeos será tu culpa y de nadie más}

-EL VENDRA – grito furioso – yo sé que va a venir.

[Wade tiene razón, además aquí el pesimista soy yo]

Las horas siguieron corriendo y al pasar del tiempo Wade se sentía cada vez más preocupado y confundido, las voces dentro de su cabeza se comenzaron a multiplicar rápidamente, todas y cada una diciéndole lo inútil que era en se relación, su confianza disminuía a cada segundo y ya pronto estaba sudando, los gritos y susurros hablando todos al mismo tempo dentro de su mente lo llevaban cada vez más al borde de un colapso.

"¿ya vez lo que has hecho?, solo eres un don nadie quien podría quererte, sabes bien que no eres suficiente para él, ¿Qué te hizo pensar que estarían bien todo el tiempo?, solo eres un perdedor, deberías morir: cierto no puedes jajajajaja, vas a estar solo para siempre, ríndete de una buena vez, deberías cortarte la cabeza para dejar de sufrir"

Ya no había mucho sentido para esperar, pero las voces en cabeza no se callaban ni un momento, no le dejaban que organizara sus ideas, su respiración se aceleró al igual que su corazón, tenía una sonrisa dibujada en su rostro mientras sus ojos amenazaban con llorar en cualquier momento, se sentía muy confundido y desorientado, las personalidades que creía muertas estaban saliendo de sus tumbas rápidamente sin darle tiempo a acostumbrase, tomo su arma y la apunto a su cien, en un intento de asustar a sus personalidades pero sin dejar de mirar el punto por donde siempre llegaba su novio.

- Peter – susurro disparando el arma.

El cuerpo de Wade cayo inerte sobre la azotea con un agujero de bala en la cabeza, con orificio de entrada y salida manchando con su sangre el suelo, con el arma fuertemente sujetada, el casquillo rodo por la azotea escondiéndose en la sombra, cualquiera que lo viera visto en ese momento sin duda alguna creería que estaba muerto, que era un simple suicida y que sus razones tendría, pero nadie llegaría ahí esa noche.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El despertador son, Peter se removió con pereza sobre su cama estaba tan cómoda que no quería salir se calor bajo las sabanas.

Tiempo, aún estoy en mi coma, ¿Qué hora es?, pero si yo le dije la tía que se despertara.

Salió del cobertor y pudo ver los primeros rayos del sol entrando colándose por su ventana, salto de la cama, vistiéndose rápidamente para salir, no bajo a la sala salió por la misma ventana, después hablaría con su tía, por la razón de que no lo despertara, había una cosa más importante en el momento, y era hablar con pool, solo esperaba que siguiera ahí esperándolo.

Ignoro el mareo y la acides, que tenía esa mañana para llegar lo más rápido posible al edificio donde se encontrarían, un palpito invadió su pecho y le preocupación su mente, solo quería llorar sin razón aparente, pero aun así continuo su camino.

Hasta el final¡Lee esta historia GRATIS!