Cosas que pasan

2K 168 29


Que hermoso día en esta ciudad, pool me volvió a llevar a clases ya enserio si sigo así seré la envidia de toda la institución, todos querían ver quien era la persona que conducía y la relación que tenia con migo, creo que ya estamos llamando algo la atención, y adivinen ya no tengo a mis amigos pegados las costillas, al fin me quitaron el castigo injusto, lo cual es genial por que la tía Mey llamo y dijo que se presento un problema y no regresaría hasta la próxima semana, y eso es ¡increíble!, una semana conviviendo con mi novio como pareja de recién casados por otra parte tengo que ir al tricarrier a terminar con los exámenes que deje pendiente.

Siguió columpiándose entre los edificios, para luego subir al tricarrier cuando este volara cerca y bajo, y así alcanzarlo con su telaraña, de la ciudad se encargarían sus amigos, los cuales después de haber desertado se le alzaron enzima con un efusivo abrazo de oso y al cabo de un ratito más ya todo había pasado lo trataban completamente normal como si el hecho de estar inocente tanto tiempo n importara.

:::::::::::::::::::::::::::::::

Ya abordo comenzaron los análisis hormonales, pruebas de sangre en su mayoría, Peter no se metió en ningún, como sabía de su mutación y las posibles consecuencias análisis decidió solo sentarse a platicaba con el doctor Connors en su oficina mientras esperaban que los resultados estuvieran listo, aunque los giros de a conversación no le agradaban entre la mutación genética área en la que sabía defenderse hasta su sorprendente relación con el mercenario.

- Bien ya están los resultados – dijo al darse cuenta de la paginas que salían los papeles de la impresora.

- Qué bien – Peter se emocionó alfil sabrían lo que tenía.

El doctor miro los resultados pacientemente, viendo cada resultado que le sorprendía más cada que pasaba el tiempo, algo debió a ver salido mal en el laboratorio no podían variar tanto en tan poco periodo de tiempo, fue de un día para e otro, el silencio que se sintió desde que los resultados llegaron comenzaba a preocupar a Peter, ¿por qué el doctor aun no le decía nada al respecto? Tan mal había salido y ¿si era mortal?, solo le quedaba esperar con la poca paciencia que le quedaba a que se decidiera hablar.

- Camina, sígueme rápido – dijo saliendo de la oficina con prisa.

Peter se asustó más de lo que ya estaba, con mucha intriga lo siguió por los que ahora le parecían interminables pasillos del tricarrier hasta por fin llegar a la enfermería, donde se continuaba con el ambiente pesado, por una orden del doctor Spiderman termino acostado en una camilla con el pulso acelerado debido al silencio entre ambos, ¿para qué coño es la máquina de ultrasonido?

- Doctor dígame que ocurre – pregunto con la voz temblorosa – por favor.

- Tu resultado hormonal lanzo un resultado incluso más alto que la testosterona, que apuesto sin temor a equivocarme que sigue descendiendo – dijo secamente – súbete el traje, déjame ver tu vientre – Peter obedeció – ese resultado fue el estrógeno.

Peter pudo sentir frio gel en su vientre ¿Qué está buscando ahí? Porque mi estrógeno salga elevado no implica que tenga cambios en el cuerpo, otro silencio largo se sintió en la sala, que ya tenía al adolescente los nervios a flor de piel y no quería poner peor la situación, mientras el doctor solo miraba detenidamente la pantalla, absorto en lo que pudiera aparecer en esta, hasta que se sorprendió de sobremanera que cayó de la silla directo al suelo, a Peter casi se le sale el corazón por la boca con esa reacción, ya no podía más con tanta intriga.

- ¿Qué tanto sabes del cuerpo humano Peter? – pregunto mientras regresaba al asiento.

- Lo suficiente – respondió aun asustado.

Hasta el final¡Lee esta historia GRATIS!