5.- Día de playa

249K 6.4K 418

—Despierta fea —Logre escuchar mientras alguien saltaba en mi cama

—Bien, tendré que tomar medidas drásticas —Creo que esa era la voz de Daniel —Derek tira el agua —¿Qué tire el que?

De un momento a otro todo mi cuerpo se mojó. Idiotas

Abrí los ojos y vi a mi ya no tan querido hermano y a Derek riendo a carcajadas

—¡Estúpidos! —Chillé. Ayer me debí haber vengado de Derek

—Yo también te amo hermanita —También me vengaría de este estúpido

—¡Largo de aquí! —volví a chillar —¡Quiero dormir!

—Cámbiate de una vez que nos vamos a la playa

—Vayan ustedes, yo seguiré durmiendo

—Tú vas sí o sí —Dijo Derek y me cargo como un costal de papas. Esto ya se estaba haciendo un hábito

—¡No quiero! —Chille, patalee e incluso le di golpes en la espalda pero el muy hijo de su madre no me bajaba

Ahora empezó a dar vueltas, mierda, felizmente aún no desayuno

—Te bajare en cuanto digas que si irás —No es que odie la playa, pero me daba flojera alistarme y todo eso. A parte yo quería dormir

—Bien, bien —Me rendí, no soportaba las vueltas y la arena era más cómoda que mi cama

***

Ya nos encontrábamos en la playa, logré venir con mi bikini y no con el traje de baño de la abuela. Daniel es MUY sobre-protector conmigo

—Bueno, vayan a molestar a las chicas mientras yo duermo —Dije mientras me recostaba en la toalla, moría de sueño

—Bien, quédate aquí —Dijeron mientras se alejaban. Aquí iban los chicos "D" en busca de una "amiguita" para el día

Si Dan no fuera mi hermano lo odiaría con todo mi ser. No me agradan los mujeriegos. Irónico ¿no?

Tampoco me agradan las plásticas, esas fáciles que se le tiran encima a los hombres, parecen un chicle que se te pega al zapato.

—¿Estas dormida? —Pregunto alguien mientras se recostaba a mi costado

—Sí —No me importaba quien sea yo quería dormir

—Bien —Dijo la persona anónima y se fue

Bueno eso fue lo que creí, de un momento a otro me cargaron en modo novia y empezó a correr. Abrí los ojos y nos dirigíamos hacia el mar

Mierda, traía mi celular en el bolsillo

Antes de que pueda reaccionar y gritar ya nos encontrábamos en el agua. Gire para ver la cara del anónimo y era Derek

¿Cómo no lo imagine antes?

—¿Qué mierda te ocurre? —Grite —Traía mi celular en el bolsillo

El seguía con su puta sonrisa en la cara

—Tu dijiste que vayamos a molestar chicas —Seguía sin entender —tu eres una y te estoy molestando —Me guiño un ojo

—Gracias a ti me quede sin celular —Gruñí

—No es nada preciosa, algún día me devolverás el favor —Se pasaba de idiota

Le tire una patada en el estómago, pero al parecer no le causo ni cosquillas

—Te hago una carrera, si tu me ganas te compro el celular que tu quieras y si yo gano no te compra nada —Ja, como si él pudiera ganarme

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!