Daryl Dixon

888 113 12

¿Como decirle?

¿Como explicarle lo mierda que es mi vida, a alguien que es tan importante para mi?

Lex me mira de brazos cruzados, esperando que hable.

No se que decir.

Se que esta vez una simple disculpa no bastara, una salida divertida no sera suficiente, ella va a querer la verdad. Y eso me aterra, me aterra que apenas se entere me deje. Aunque se que lo hara de todos modos.

No pedí esta vida, no pedí tener un hermano que se mete en problemas cada semana. No elegí conocerla, ni mucho menos meterla en esto. Fue una mala broma del destino, haber quedado justo frente a su casa esa noche.

Ella es grandiosa, tiene ese algo que me hace olvidarme de todo. Siempre esperaba con ansias el que ella llegara de su trabajo, asi estuvieramos juntos 5 minutos. La primera persona que no me juzga directamente o cataloga como hermano de Merle.

Alexa es la primera persona que me hizo feliz, ¿y como le pago? Siendo practicamente su enemigo.

-Lex, no puedo.- digo cabizbajo.

-¿Por que no?.- dice alterada.- Creo que me merezco una explicación, del por que mierda estabas ahi.-

-Se que la mereces nena, pero..- callado de nuevo.

¿Que puedo decirle?

Lex tengo que robar para ayudar a Merle a pagarle a ese tipo.

-No me llames asi.- gruñe molesta.

Bajo mi mirada.

-Lex, no puedo decirtelo, no quiero meterte en esto.- trato de tomar su mano pero la aparta rapidamente.

-Es muy tarde Daryl.- sus ojos cristalizados me rompe el alma.- Me metiste en esto desde que te ayude esa noche.- grita alterada.

Me merezco esto y mas.

Debi alejarme. Tal vez no debi volver la noche siguiente a invitarla a salir. Esa noche que me asaltaron. Aun sin siquiera conocerla ya le habia mentido.

No fui asaltado, él mando a sus hombres a darme una lección por no haber cumplido lo acordado.

-Makenzie tenia razón.- susurra para ella misma pero alcanzo a escucharla.

Su hermana es otro tema.

¿Como decirle que sali con ella hace varios años?

Eramos adolescentes, y a decir verdad no fue algo tan serio. No paso de besos y fajes a la vuelta de su casa. Makenzie jamas menciono a su hermana, ella dijo que era hija única. Esa noche que volvi a verla, fue raro. En primera era rubia, y en segunda; no entendia como es que eran hemanas. Son tan diferentes.

Makenzie fue solo calentura. Era un tanto facil cuando joven. Me gustaba, o mas bien atraia. Pero Lex, ella es diferente, nada que ver con su hermana. Ella es sencilla, y divertida.

Makenzie casi muere por mi culpa, la secuestraron por mi culpa con apenas 15 años ¿y por que? Por estar en el momento equivocado, con la persona equivocada. Conmigo.

-Lex, por favor entiendeme.- sollozo de nuevo.

-No, tu entiendeme.- dice molesta, de nuevo.- Perdi mi trabajo por ti, le dispare a alguien por ti y tu, no puedes decirme que demonios te traes.- me grita.

-No puedo Lex.- bajo mi mirada de nuevo.- Lo siento.-

-Largate .- dice duramente señalando la puerta.- No quiero verte en mi vida, jamas.-

-No, Lex, por favor.- me acerco y ella retrocede.

-Largate Daryl.- dice aun llorando.

-Lex..- tomo sus manos y esta vez no las aleja.- Te quiero.-

Justo ahora se me ocurre decirle eso, justo cuando todo se fue a la mierda. Justo cuando probablemente sea la primera y ultima vez que va a escucharlo.

Lo arruine, lastime a alguien que de verdad me importaba.

-Vete.-

(***)

Jamas me senti tan deprimido al dirigirme a mi casa, si a ese basurero se le puede llamar asi. Las calles totalmente oscuras y vacias, claro, son las afueras de Atlanta.

Es relajante, estar solo, llorando hundido en mis pensamientos.

¿Que sera de mi ahora? ¿Tendre que vivir como un fugitivo?

No me importa, sin ella no me interesa si me termino pudriendo en la carcel. 

Mi celular suena, lo tomo con una pisca de esperanza de que sea ella, pero desaparece al ver el contacto. Laura.

-¿Que?.- cuestiono bruscamente.

-Merle esta fuera.- dice ella.- Debe estar en tu casa.-

-Bien.- cuelgo.

Saco a Merle de prisión, como planeamos ayer. No se que sera de nosotros. De por si era un problema tener el apellido Dixon, pero ahora sera mucho peor ya que llegaron a capturarlo.

Me estaciono fuera de la cabaña, bajo del auto y corro hacia ella. Entro y ahi esta él, llenando una maleta con fajos de billetes.

-Darylina.- dice feliz al notar mi presencia.- ¿Te pedono tu noviecita?.- cuestiona burlon .

-Cierra la boca.- gruño molesto.- ¿Que mierda haces?.-

-Me ire estupida.- dice obvio.- Deberias venir, creo que se llevaron tu expediente y saben todo sobre ti.-

-¿A donde iras?.-

-No lo se, pero me ire un tiempo. Hasta que las cosas de enfrien.- termina de empacar.- Tanto con la policia, como con ese imbecil.-

Me quedo pensativo unos segundos, creo que sera bueno alejarme de aqui un tiempo. Tal vez logre olvidarla, tal vez ella encuentre alguien mejor, alguien de verdad la merezca.

-¿Que tal México?.-

✔Penultimo capítulo❤❤

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!