For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Rencuentro

146 22 22

Los videos que aparezcan serán la música que utilizaron en su programa <3 gracias a Mitzya Loya que me dio la idea para elegir esta canción <3

...

Recuerdo cuando me dijiste; —"Ven, toma mi mano"— Esa vez me dijiste que todo iba a estar bien, que confiara en ti y que al hacerlo, lograría ponerme en pie. Tenía tan solo cuatro años en aquel entonces y tú siendo cuatro años mayor a mi, en una pista de patinaje en aquella nueva plaza comercial, yo quería patinar, sin embargo, no tenía ni la remota idea de cómo hacerlo, a pesar de que recuerdo que la punta metálica del patín rozaba (al menos para mi) un enorme y tenebroso bloque de hielo, estaba asustado, tenía mis ojos cerrados y llenos de lágrimas porque me asustaba caerme y golpearme.

—¿Estás bien?— esa fue la primera palabra que me dirigiste por primera vez, al abrir mis húmedos y temblorosos ojos, pude ver una figura que era más alta que yo, de cabello castaño y ondulado, con unos ojos de color avellana tan brillantes que me hacían olvidar por completo que tenía miedo.

—¿Necesitas ayuda, nena?— Me sonreíste.

—¡N-No soy una nena!—

—Ah ya ¿entonces, una señorita?—

—¡S-Soy un niño!—

—¡¿Eh?! ¡¿De verdad?!— después de aquella discusión, recuerdo que comencé a llorar, pero no era porque me molestaba que me confundieras con una chica, estaba acostumbrado a eso en realidad, sino que veía a los demás divirtiéndose en el hielo, y yo aún no había entrado; —"...ya...ya..."— escuché e inmediatamente sentí como mi cuerpo se inclinaba hacia la pista de patinaje, en ese momento sentí un calor abrazador, cuando finalmente noté que me atrapaste de una caída posiblemente mala, te ví y repentinamente solo oía tu risa entre toda la multitud, creo que, además de haberme enseñado a patinar por primera vez, sentí algo más, algo que nunca me pude explicar y luego te ví más que físicamente. Recuerdo que me dejaste en aquella banca y emocionado gritaste: —"¡Hey!¡Mira lo que puedo hacer!"— hiciste tantos trucos que me dejaste plasmado con un brillo notorio en mis ojos solo para decirte lo que pensaba cuando te acercarás nuevamente.

—C-Cuando sea mayor, q-quiero patinar como tú— esa sensación que noté en mis mejillas era del sonrojo que me provocó decir eso a lo cual tú solo respondiste con una sonrisa.

—"Ese fue el último día en el que te vi...jamás supuse que..."— los gritos de la gente gritando: —"¡King Sheep, King Sheep!"— una y otra vez, exigiéndome que saliera a dar mi gran espectáculo, el cual quien sea que lo viese, quedaría enamorado de mis encantos e intimidado por mi talento, yo era imparable, nadie era capaz de enfrentarme, nadie podría derrotarme, no había nadie que tuviese el valor suficiente para retarme, me amaban por mi patinaje pero me temían por mi actitud, pero no me importaba siempre y cuando yo fuese el número uno. Salí a mi escenario y escuché a mi gente recibirme con una ovación eufórica ante mi traje llamativo, mis encantos me llevaron por 10 vez consecutiva al primer lugar.

—¿Cuantas veces te eh dicho? ¡No hagas esos saltos tan peligrosos! ¿Quieres lastimarte?— me regañaba mi coach, Kouyou Ozaki, conocida como "El demonio dorado" ya que fue nominada a la mujer más hermosa en el círculo del patinaje artístico a pesar del miedo que causaba su aura de competencia, e de ahí su sobre nombre, ya hace más de 15 años que dejó de patinar debido a un accidente que tuvo, sin embargo no quiso abandonar la pista de patinaje, fue que al enterarse de mi inicio de carrera tomó la iniciativa de enseñarme.

Después de la competencia, fuimos - festejar mi victoria, con esta ya son 11 victoria consecutivas, era un halago para mi, y no solo fue mi logro del primer lugar, sino que también mi fama con los paparazzis; —"Patinador prodigio golpea a un paparazzi después de haberle insinuado un supuesto fraude a su victoria"— se podían leer a lo lejos el periódico en la entrada del restaurante del hotel.

—¡Argh!¡que bastardos! Esto es del mes pasado— maldecía uno de mis amigos del patinaje, Tachihara Michizo, el cual siempre me terminaba acompañándome pero el en el segundo lugar.

—Hombres como ellos no tienen idea de lo que es un verdadero talento— ¿Qué clase de halago fue ese? Akutagawa Ryūnosuke era un principiante en el patinaje, lo diferente a nosotros era que él y su hermana Gin concursaban en patinaje mixto, eran demasiado buenos, suelen ganar el primer lugar, así que juntarse con nosotros era una manera de hacerse fama al igual que su coach Hirotsu el cual a diferencia de Kouyou el tiene más de 30 años pero siendo coach de patinadores reconocidos, pero es más conocido por su juventud debut con un tema que él mismo tituló "La caída de las camelias".

— ¡Chuuya, estoy tan orgullosa de ti! Aunque no me hayas escuchado de nuevo, sigo estando muy orgullosa—Kouyou estaba realmente feliz  de que todo haya acabado, siempre suele quedarse estresada si me caigo o fallo en algún salto, a pesar de que le digo que por mis entrenamientos no pasará nada, que soy el mejor, aún así ella va con un médico de "confianza" que es amigo de ella, Tachihara me decía que ¿por qué le hago mucho caso a Kouyou? (Bueno, la "mayoría" de las veces) ella fue cómo una madre para mi, mis padres me abandonaron y Kouyou me crió desde pequeño, aún recuerdo que el día que Kouyou se empezó a encargar de mi, fue el día que conocí a la pista de hielo por primera vez y me parece que ... conocía algo más... o ¿a alguien?

Pase un buen tiempo sumergiéndome en mis pensamientos y oyendo a los demás reírse de sus errores y ahogarse en sus logros, inconscientemente (y como de costumbre) tomaba copa por copa un vino que tenía reservado para mis campeonatos ganados. La gente que estaba hospedada en el hotel se tomaban fotos con nosotros por ser patinadores famosos, incluso con los coaches y nos daban flores con cartas de felicitaciones, no es por presumir, pero yo fui el que más regalos y flores para mi, después de todo, soy una súper estrella... aunque... en ese momento no estaba al cien por ciento para aceptar sus regalos.

—N-Nakahara-senpai— tartamudeaba una fan mía — v-ví tu

{Black Ice}[Soukoku fanfic] by Difrent Galaxy癒Lee esta historia GRATIS!