Adolescentes simples.

151 23 13

Todo empezo cuando estaba de vacaciones en la casa de mi tia, junto con mis primos. Debido a que mi tia estaba la mayor parte del tiempo fuera de la casa por su trabajo, todo el tiempo me la pasaba con mis primos jugando videojuegos, viendo tv, vagando por la calle sin hacer mucho. Ya saben cosas estupidas de adolescentes, ¿que les puedo decir?, no teniamos cualidades interesantes, solo adolescentes simples.

En total eramos cuatro yo con los otros tres, ¿como eran ellos? bueno: Albert el mayor de 17 años, pelo castaño ondulado, ojos oscuros, piel morena y corpulento pero no tanto, siempre ha tenido una personalidad seria, pero es muy carismatico, es alguien con el que puedes contar para lo que sea si tienes problemas.

Luis el hermano del medio de 16 años aunque es un año mayor que yo, es como 1 cm mas bajo, pelo corto rizado y muy delgado. En los otros aspectos es parecido a su hermano por razones obvias. En cuanto a su personalidad, bueno, es alguien no muy valiente, pero sabe cuando hay que dar la cara ante lo que sea, es algo pervertido, okey, la mayoria de los hombres lo somos.

Y la ultima mi prima Heidy la hermana menor de 14 de piel morena, pelo "liso"(algo maltratado) y con la cara de su madre parecida a las indias o arabes y de estatura muy baja. Nunca fue muy buena socializando, siempre ha tenido esa timidez tan caracteriztica de ella, pero muy dentro de si misma es alguien fuerte y con coraje.

Okey, aclarados los rasgos fisícos y mentales, comenzemos pues.

Mientras todos estabamos sentados en la sala viendo una pelicula (ironicamente Resident Evil) aparecio mi tía poniendose unos aretes lista para salir al trabajo.

-Estas a cargo por esta noche tengo que salir y no creo que vuelva hoy.

-Claro mamá, -decia Albert mientras levantaba el pulgar sin apartar la vista del televisor- no te preocupes.

-Muy bien-decia sin estar muy convencida -hay comida en la nevera, calientenla en el microhondas.

-¡gracias! -dijimos todos al unisono de verdad estabamos concentrados en la pelicula, excepto Heidy quien apartaba la mirada de vez en cuando, como dije, era una chica muy timida.

-Bien ya me voy, ¡se comportan! -dijo con voz autoritaria- no quiero oir las estupidas quejas de los vecinos, suficiente tengo con las de mi jefe.

Todos reimos, mi tía aconstumbraba sacar algún chiste de humor negro antes de salir a cualquier lado, no se por que, pero era como su forma de despedirse para ella.

-Bendición -dijimos otra vez al unisono.
Luego de un rato quedamos en silencio viendo la pelicula, fue hasta que luis rompio el silencio.

-¿Que harian ustedes si hubiera un apocalipsis zombie?-pregunto pensante.

-Yo... me escondo -dijo Heydi obvia.

-Yo consigo un arma y disparo al que se me atraviese -dijo Albert recostandose más en el sillon.

-Yo me busco un edificio vacio, lo refuerzo y hago mi propia comunidad anti-zombies -dije de manera casi burocratica.

-Yo no hago nada y dejo que me muerdan -dijo luis relajado.

Todos lo miramos confundido.

-¿Acaso no ven esas cosas? -dijo apuntando al televisor- pueden saltar de edificios y caer ilesos, correr kilometros sin cansarse y si me da hambre me puedo comer a alguien que me caiga mal.

-Si, pero estarias muerto -le dije tumbando sus ilusiones.

-Y olerias terrible... aunque no habria diferencia de como hueles ahora -le dijo Heidy burlandose.

-De verdad luis, un día te vas a tener que bañar con cepillos de alambre. -dijo albert.

Todos reimos, menos Luis.

Cuando se hizo mas tarde decidimos ir a dormir, menos Albert que prefirio quedarse despierto cambiando canales sin punto fijo, nos despedimos y cada quien fue para su cuarto, yo compartia litera con Luis y Heidy dormia en su cuarto propio.

Me quede hablando con Luis sobre quien era mas sensual, si Scarlett Johanson o Ariana Grande, Luis me explicaba todos los motivos de el porque Ariana era más sexy que Scarlett, pero yo me mantenia en otro mundo sumido en mis pensamientos, pensando en ¿que haria mañana?, talvez solo volveria a malgastar el día como siempre lo hacia, sin darme cuenta me empezaba a quedar dormido. Lamentablemente eso no duro mucho ya que Albert nos desperto a todos llamandonos a gritos desde la sala.

Zombienezuela. ¡Lee esta historia GRATIS!