¿Podría describir al asesino?

82 6 54


—¡No lo recuerdo! —lloriqueó _________(tn)— ¡Me asusté tanto que se me olvidó! ¡Pero, estoy viva gracias a Harry Styles!

Bueno, alguien consígame un trapeador, mopa, jerga, mechudo o como le digan en tu país; Rayis se ha meado encima (¡al fin!) y dejó el piso hecho un asco

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Bueno, alguien consígame un trapeador, mopa, jerga, mechudo o como le digan en tu país; Rayis se ha meado encima (¡al fin!) y dejó el piso hecho un asco. Hay que secarlo. No quiero accidentes en mi clase.

Ahora que estoy haciendo de conserje, aprovecharé para informarte que este tema será bastante extenso y muy, muy aburrido. Probablemente necesitarás tu almohada y tu cobijita. Intentaré inculcarte todos los aspectos de la descripción literaria que conozco. No son muchos pero me han servido como no tienes idea. Para muestra, tengo —hasta hoy, 20 de Abril de 2017— dos obras que han ganado premios literarios en la comunidad WP y una participación notable en el número de marzo de la revista Libre fantasía. Les dejo los enlaces al final del capítulo por si quieren leerla o participar. Buscamos nuevos talentos.

Iniciaré la lección proponiéndote un ejercicio. El diálogo del principio no era sólo un mal chiste. Reléelo con calma varias veces y pon en los comentarios qué impresiones te ha causado nuestra amada Rayis en esa escasa participación. Todas. No te apoques, no hay respuestas incorrectas.

Aunque no lo creas, con esas pocas palabras al comienzo ya tenemos una descripción. Ahora lo explico.

Describir no se limita a poner al principio de tus obras algo como "Hola, soy _________ (tn); tengo ojos marrones y cabello largo, castaño, en ondas naturales..." Si se tratara de eso nada más, lo hubiera mencionado en la sección de Vomitando arcoíris junto con las demás figuras literarias.

Imagino que —aparte de descubrir que Rayis es una muñeca— sabes a estas alturas lo mal que está comenzar una historia describiendo al protagonista

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Imagino que —aparte de descubrir que Rayis es una muñeca— sabes a estas alturas lo mal que está comenzar una historia describiendo al protagonista. Pero, no quiero recalcar lo evidente sino lo obvio. Mencionar los rasgos físicos de un personaje es otra forma de descripción.

Algún profesor más académico y ortodoxo te dirá que existen unas figuras retóricas (literarias por si te has perdido) llamadas prosopografía, etopeya, cronografía, retrato, definitio, pragmatografía. Yo no te complicaré tanto la existencia. Es más, no las explicaré del todo. Y, siendo honesto, la única de todas ellas que recordaba era el retrato: la combinación de los rasgos físicos y psicológicos de un personaje. Además, sabía de la existencia de otros recursos emparentados con él. Pero, tuve que rezar a San Google para descubrirlos. Pueden imitarme si quieren conocer al resto de la familia. En mi opinión, no tiene caso hacerlo.

En vez de darte tanto rollo, me limitaré a detallar sólo dos formas de caracterizar a tus personajes. Por algo soy el estúpido y sensual profe de literatura.

1. La descripción directa es la más detallada; nos dice dónde nació nuestro personaje, su profesión, clase social, apariencia, situación económica. Dependiendo del narrador elegido o del punto de vista, podríamos saber también sus más secretos deseos —se oye alguien murmurando "mi precioso" en el fondo del aula—. Es decir, veríamos sus pensamientos y su aspecto psicológico quedaría expuesto.

2. La indirecta, por otro lado, es parcial. En las novelas contemporáneas se estila que un personaje testigo o protagonista sea el narrador, así que no nos da información completa de sus compañeros (cómo, si no la tiene). En vez de eso, nos dice aquello ante sus ojos o qué impresión le causan. Por lo tanto, es subjetiva. En ese caso, las acciones de los personajes podrían darnos pistas sobre la psicología de éstos.

Si has sido observador, estoy seguro de que ya notaste dos ejemplos muy simples de ambas descripciones en este mismo capítulo. Por cierto, ¿descubriste cuál es el verdadero nombre de la muñeca Rayis? Sin embargo, la descripción no se limita a personajes. Los lugares y objetos también susceptibles a ella.

Casi hemos terminado... con la introducción.

Describir puede ser tan sencillo o complejo como gustes. En mi caso, prefiero diseminar características de todos los componentes de mis obras (gente, objetos, ciudades e incluso mundos) en todos los capítulos. Y no soy el único. Prácticamente todos los escritores lo hemos hecho desde Dios sabe cuándo. Bailamos la Mamushka cuando Nerón el arpa tocaba. Bailamos la Mamushka en el polo y en Tahití. Bailamos la Mamushka para Jack cuando destripaba... ah, no. Eso no iba aquí. Me equivoqué de libro.

Será mejor que no te pierdas las próximas entregas. Verás ahora por qué mi buen amigo MarcSpenctish dice que se me da muy bien describir.


****

Había olvidado poner los links de la revista Libre fantasía.

https://www.wattpad.com/user/LibreFantasia


https://www.joomag.com/magazine/libre-fantas%C3%ADa-marzo-2017/0804059001488749721?short


https://www.joomag.com/magazine/libre-fantas%C3%ADa-abril-2017/0605872001490719020?short

Así que quieres escribir...¡Lee esta historia GRATIS!