La Misión

2.7K 199 37


El sol de la mañana se colaba por la venta, molestando al joven que se removía perezosamente en medio de las sabanas y almohadas que parecían no querer dejarlo despertar por completo, abrió los ojos encontrándose con un durmiente Wade a su lado, con el rostro completamente relajado.

Pronto Wade se estiro sobre la cama despertándose se quedaron mirando mutuamente sin decir nada hasta que una gran sonrisa por parte del mayor anunciaban que se había ocurrido un idea que lo incluía, lo cual no siempre era una buena señal.

- Vamos a bañarnos juntos – afirmo de repente

- NO – dijo sin pensarlo mucho

[Llévalo aunque no quiera]

{No le hagas caso pasa una linda mañana junto a spedy}

Sin perder más tiempo cargo al adolecente que quedo en calidad de bulto llevándolo directamente al gran baño del departamento, se metieron en la ducha abriéndola la lleve en un rápido movimiento, mientras el joven se removía para liberarse e intentar huir de la situación, dejo al joven en el suelo dejando que sus cuerpos se comenzaban a humedecer.

- No hagas eso, mira que... - no culmino la frase sus labios fueron atrapados en un fogoso beso mientras sentía como los musculosos brazos de Wade le rodeaba la cintura.

- Nee, Peter ¿no quieres jugar un rato? – susurro en su ido con vos profunda y provocativa.

Tal vez un momento no sea tan malo

El joven dejo de moverse, lo cual fue comprendido comenzó a devorarle cuello mientras quitaba el pijama, que consistía en una de sus camisas le queda grande y corta en las piernas dejan apenas viendo el inicio de sus moldeados glúteos, volvió a sus labios besándolos demandantemente sintió como las manos del adolecente lo toaban del cuello para profundizar el beso que apenas podía seguir el ritmo.

- aaaaaaaahhhhhh - Soltó un gemido cuando sintió las manos de Wade jugar con sus glúteos posesivamente masajeando y apretando.

Comenzó a desvestir al mayor la ropa húmeda que marca su musculatura solo lograba que su deseo y desespero aumentara, no se dio cuenta en que momento ya estaban arrodillados en el suelo del baño, las manos del mayor no dejaban de masajearlo mientras le devoraba el cuello y parte del pecho.

- Date la vuelta – pidió wade

{Yo siendo él termino contigo} el minipool hablaba al aire nadie le prestaba atención.

El joven sumiso obedeció quedando en cuatro, comenzó a suspirar cuando sintió que Wade repartía besos y ligeros mordiscos en su espalda bajado lentamente mientras estimulaba su miembro ya erecto.

- aaaaaaahhhhhhh– la lengua de su compañero se introdujo en su entrada simulando estocadas causándole puro placer.

Su cara toco el suelo humedecido sosteniéndose solo con las rodillas, mientras sentía llegar al clímax, pero se detuvo Wade se había aleja acomodándose para penétralo, pero solo se quedó rosando su miembro en la entrada.

¿Por qué no entra?

- Wade – lo llamo para hacerlo reaccionar.

- ¿sí?

- ¿Por qué no...? – dijo con su retiración entrecortada y sonrojado como una manzana, simplemente la vergüenza no le dejaba terminar la frase.

- Pídelo, quiero oírte pedirlo – dijo mientras fingía envestidas entre los glúteos, haciendo que jadeara más.

¿Por qué hace esto en este preciso momento? – Wade – debería odiarlo de por vida – por favor – pero estoy enamorado de él y ni Nick, ni nadie se va a meter ente nosotros – métela.

Hasta el final¡Lee esta historia GRATIS!