[Parte 23]

6.4K 384 144

Aquella noche en la habitación se podían escuchar los gemidos agudos de una joven cuya voz escondía los de su esposo. Se escuchaba el suave rechinar de una cama mientras dos pieles chocaban entre sí.

Y era perfecto para ambos jóvenes.

- ¡Adrien! – decía ella mientras el joven la penetraba con delicadeza – Ve más rápido – exigió.

- No, mi amor – había contestado él mientras la levantaba entre sus brazos para que quedara sobre él – hoy iremos lento, bastante lento.

Adrien se acercó a su boca para besarla, primero pasando su lengua por sus labios, como por instinto, Marinette correspondió a su beso. Disfrutaban de sus labios, ya que Adrien sabía que ese era el beso favorito de Marinette, probaba con delicadeza los labios de su esposa, para luego besarla más profundamente mientras sus lenguas se topaban con desesperación. Adrien tenía una mano alrededor de la cintura de Marinette mientras la otra jugaba con uno de sus senos, la sentía cerca y fue entonces que decidió acostarla en la cama nuevamente y sacar su miembro por completo, dejando a la joven un horrendo sentimiento de necesidad.

- ¿Qué haces? – preguntó ella mientras movía sus caderas tratando de acercarse a él.

- Te dije, hoy iremos lento.

Posando ambas manos en la cintura de Marinette, el joven la empujó suavemente para que se quedara tranquila, pasó su lengua por su abdomen plano, subiendo poco a poco hasta llegar a sus senos, poniendo sus manos en la cintura de su esposa, Adrien la movió para ver como sus senos parecían rebotar, tenía una enorme sonrisa en su rostro, le encantaba esa escena y se sentía venir solo con ver eso. Se acercó a uno de los senos mientras lamia su aréola con sumo cuidado, luego envolviendo el pezón con su boca para succionar suavemente provocando gemidos en ella, su otra mano jugaba con su otro seno, atrapando su pezón entre sus dedos, o simplemente empujándolo para que se moviera. Se acercó a ella de nuevo para besarla y luego comenzó su tortura, bajando por su cuello, concentrándose de nuevo en sus pezones y bajando su lengua hasta su ombligo, luego hasta su sexo, dejando un simple beso en su humedad para moverse a sus muslos, besando cerca de la entrada de su cuerpo, mordiendo con total cuidado y dejando pequeñas marcas en un lugar que solamente él podría ver. Y eso le encantaba.

Regresó a su posición inicial, Marinette quería recibirlo adentro suyo de nuevo y parecía desesperada, sonrió, había cumplido su misión. Tomó su miembro y comenzó a pasar la cabeza por la entrada de la joven, quien tomó las sábanas con fuerza prácticamente gritando el nombre del joven.

- ¿Quieres que lo haga suave?

- No...

- ¿Qué quieres, Mari?

- A ti – gimió mirando su miembro deslizarse y torturándola.

- ¿Adonde?

- ¡Adrien!

El joven rio suavemente, estaba a su límite.

Ambos estaban a su límite.

Poniendo una almohada bajo Marinette para poder elevarla un poco más, finalmente la penetró de nuevo, moviéndose con mayor intensidad, penetrándola con fuerza, pero siempre con delicadeza para no lastimarla, disfrutaba del espectáculo del rostro de placer de su novia y disfrutaba el espectáculo de sus senos rebotando, pero quería probar algo diferente.

Salió de nuevo de ella y en esta ocasión la acostó de lado, acostándose él tras ella y penetrándola de esta manera, agradecía que ella fuera flexible y atlética, posando su mano bajo su muslo levantó su pierna para tener mayor acceso a ella, Marinette llevó sus propias manos a sus senos, repitiendo la acción de la mano de Adrien, pinchando con delicadeza sus pezones mientras el joven estiraba el brazo y con dos de sus dedos masajeaba el clítoris de su esposa. Sintió como sus gemidos se hacían más agudos e incrementó su velocidad, haciendo que Marinette llegara al orgasmo, provocando pequeñas contracciones en su interior ayudándolo a él a terminar adentro de ella. Agradecía que ahora ella se encontrara en medicamento para no poder salir embarazada, por que más que nada disfrutaba terminar adentro suyo.

- Eres un idiota – comentó la joven quien respiraba agitadamente.

- Te prometí que lo alargaría, tú me retaste.

- ¡No pensé que de esa forma! – dijo riendo – Dijiste que podíamos durar más pero jamás pensé que me torturarías así.

- Hablas por hablar, lo disfrutaste.

La joven se acomodó de tal forma que pudiera ver a Adrien y le sonrió, luego se acercó a él para abrazarlo con fuerza, sintiendo su piel desnuda contra él.

- Claro que lo disfruté... Mucho. ¿Tu?

- Yo también... Aunque fue cansado...

- Hagamos un trato – dijo ella sonriendo – la próxima vez... déjamelo todo a mi... ¿Si?

- ¿Eh?

- ¿Quieres o no quieres, Agreste?

- Es una buena idea ¿Sabes? – sonrió – Bien, la próxima vez... Transfórmate en una dominatrix.

Marinette rio con fuerza imaginándose a ella misma en traje de latex. ¡Claro que no lo haría!

O podría intentar.

No ser una Dominatrix como Adrien le había pedido.

Pero si asustarlo con la idea.


---------------

[Nota de la autora: les dije capítulos cortos... Espero les gustara <3 El próximo quiero asustar un poco a Adrien, no, no verán BDSM, no es 50SOG ewe pero si quiero divertirme un rato imaginándome a Adrien asustado xD Ya verán. Pero tendrán que esperar hasta el otro domingo <3 Creo que el capitulo saldrá mas largo. Hasta entonces: Gracias por leer <3 ]

Más que una noche [Miraculous Ladybug Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!