[Parte 22]

5.9K 388 79

Luego de su hermosa luna de miel, finalmente era hora de regresar a casa. El viaje fue largo, nueve horas en avión hasta llegar a París. Al regresar los kwamis los recibieron alegres, cuando estaban a punto de cruzar por las puertas Adrien tomó a Marinette entre sus brazos para poder entrar cargándola, Marinette reía mientras exigía que la bajara.

El día fueron afectados por el jetlag, algo muy normal en viajes así de largos y cambios radicales de horario, para su suerte era sábado, domingo no debían trabajar, sin embargo ambos debían presentarse lunes, después de todo habían estado mucho tiempo alejados de la empresa. El día transcurrió relativamente lento, en realidad, no tanto ya que ambos lo habían pasado dormidos la mayor parte.

Adrien abrió sus ojos, mirando a la joven despeinada y cansada que tenía a lado y sonrió, estaba acostumbrado a despertar a lado de ella (nos solo por que llevaban un tiempo viviendo juntos ni por su luna de miel) pero ahora era diferente. Esta era la primera vez que él despertaba a lado de su esposa. Extendió su mano y acarició su mejilla con total suavidad, recordando todas las veces de jóvenes que la vio y que pensó lo linda que era, sin embargo aún no sabía que ella era Ladybug, por lo que parecía tener sentimientos encontrados. Cuando Marinette se transformó en su mejor amiga, había comenzado a fijarse un poco más en ella como mujer, sin embargo jamás de una manera irrespetuosa, oh no, siempre la vio como una mujer hermosa y sensual, pero también como una mujer inteligente e independiente, admiraba muchísimo eso de ella.

Pensó en Marinette y luego en las demás mujeres con quienes había hecho el amor. Pensó de nuevo y recapacitó, no, en realidad la única mujer con quien había hecho el amor era con Marinette, las demás habían sido solamente sexo casual. Incluso con sus novias "formales", en realidad jamás sintió nada especial por ellas. Las quería, sí, pero ese amor no era nada comparado al que sentía por la azabache que dormía enfrente de él.

Pero era porque eso significaba para Adrien hacer el amor, era un momento íntimo, un momento perfecto y especial entre ellos dos, era la manera en que ambos se entregaban con total confianza al otro, era la manera en que luego del orgasmo ambos se abrazaban tiernamente, a veces riendo, a veces hablaban de la vida, temas banales como el hecho de por qué a Marinette le gustaba tanto la frazada que acababa de comprar o porque Adrien prefería esa marca de boxers. Temas que podían sonar estúpidos pero que ambos podían discutir por horas y horas.

Y era eso lo que él adoraba de su relación, el hecho de que eran no solamente esposos, si no que también eran mejores amigos. ¿Por qué era tan difícil de entender ese concepto? Muchas personas lo habían criticado cuando decía que estaba enamorado de su mejor amiga. ¿Qué tenía de malo? Eso era lo que inconscientemente él siempre quiso, tener una relación tan pura, tan hermosa, tan sencilla y a la vez tan compleja como la que vivía en esos momentos con Marinette, la confianza de poder hablar de lo que quisieran, la confianza de poder decirle lo que fuera. Ella era su esposa pero también su mejor amiga. Y sentía lastima por las personas que no entendían ese concepto. "Es tu novia, no es tu mejor amiga". Pues ella lo era, era su familia, era su novia ahora esposa, era su mejor amiga. Su alma gemela.

Sonrió nuevamente pensando en todo aquello, pensando en cómo lo que siempre quiso estaba enfrente de él. Claro que no siempre había sido fácil, la transición de mejores amigos a pareja podía parecer simple en muchas cosas, pero a la vez era complicada, ya que siempre estaba el miedo que luego de una ruptura perdería a su mejor amiga. Pero todo había salido bien, todo era perfecto para él. Estaba locamente enamorado y eso nadie podía refutarlo.

Bajó su mano hasta el muslo de Marinette, mientras con una sonrisa lo acariciaba con la yema de los dedos. Escuchó un adorable sonido salir de los labios de Marinette mientras ella abría los ojos tratando de despertar.

- ¿Adrien? – preguntó en voz baja - ¿Pasa algo?

- No es nada, mi amor – dijo el rubio acercándose a darle un pequeño beso.

Marinette le correspondió el beso con pereza, realmente se sentía cansada, restregó sus ojos y miró la cara de Adrien, una cegadora sonrisa adornaba su rostro mientras sentía como su mano acariciaba sus caderas. Sonrió, él era de las personas que buscaban constantemente contacto físico y le encantaba ser consentido. En un principio eso era extraño, ya que ella no era mucho de ese tipo (aunque pareciera todo lo contrario) pero poco a poco ambos se habían acostumbrado el uno al otro. La joven se acercó a él para acurrucarse en su pecho mientras él acariciaba su espalda, ninguno de los dos tenia sueño, solo disfrutaban la compañía del otro.

-------------------------------

[Nota de la autora: Perdón por el capítulo corto, estoy pasando algo así como un "Bloqueo artístico" ;_; Pero este capítulo lo aproveché más para explicar la relación de ellos dos, ya que muchos los critican por utilizar el término "mejores amigos", o por que Marinette le contó a Adrien cuando había perdido su virginidad. Entiendan que Marinette le tiene extrema confianza a Adrien y era algo importantísimo para ella. Los capítulos serán cortos, pero el próximo capítulo (este domingo) será lemon desde principio hasta el fin (o así lo tengo planeado xD) 

Perdonen twt estoy escribiendo 4 historias (dos de Yuri!!! on Ice y dos de MLB) a lado, y sinceramente subir una actualización diaria de cada una no es fácil ;w; Pero espero de todo corazón poder cumplir de nuevo con mi horario twt los quiero y gracias por leer.  ]

Más que una noche [Miraculous Ladybug Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!