♡Noche 13#♡

11K 1K 294

—Bien. —respondí tratando de ocultar aquellos nervios que invadían mi cuerpo, y sin pensármelo mucho tome impulso sobre mis rodillas y brinque sobre él haciendo que yo quedara arriba y el debajo. La laptop impacto contra el suelo de madera ocasionando un leve ruido seco en él silencio de la habitación, pero aquello no impidió que lo mirara a los ojos mientras apoyaba mis manos sobre su pecho él cual subía y bajaba aceleradamente. Su mirada me hacía saber que se hallaba excitado y nervioso.

Sus manos sujetaron mi cintura mientras sus cabellos caían sobre su frente, acerque mi boca hacía su oreja y susurre.

—Luego me dirás que se siente ser sumiso. —asintió al instante mientras sus mejillas volvían a caer en aquel tono rojizo que me encantaba.

— ¿Acaso me harás todo lo que te he hecho yo a ti? —pregunto aún debajo de mí. Negué.

—Yo soy un monstruo un poco más actualizado. —me burle mientras miraba sus labios.

Acerque mi boca a la suya mientras cerraba mis ojos y aún sin rozarlo pase mi lengua por su labio inferior delineándolo con mi saliva. Pude ver al abrir los ojos Hola Tae cerraba los suyos y separaba su cabeza de la almohada siguiendo mi boca.

No resistí más y volví a acercarme pero esta vez mordí levemente su labio mientras sentía como su respiración caliente y acelerada caía sobre mi cara. Lleve mi boca hacía su mandíbula comenzando a dar pequeños besos casi invisibles sobre este para luego ir más abajo. Podía sentir como su manzana de Adam subía y bajaba al momento en que mi respiración choco contra su cuello. Mordí su piel sensible mientras tiraba de ella haciendo que Tae suspirara lentamente, comencé a chupar aquella zona mientras repartía besos y lengüetazos de manera rápida, como queriendo devorarlo. Lleve mi mirada hacía su rostro dándome cuenta de que aún mantenía sus ojos cerrados y su boca entreabierta. Me aleje de su cuello y bese sus labios resecos de manera agresiva, al principio se sorprendió al sentir mis labios sobre los suyos pero luego accedió al beso dejándose dominar por mí.

Queriendo dar el primer paso metí mi lengua entre su boca y comencé a acariciar la suya. Un gemido salió de su boca mientras yo aún la devoraba, gire mi cabeza un poco para así tener más profundidad y lo logre. Aleje mi boca de la suya aun con mi lengua afuera incitándolo a seguirme, abrió sus ojos al darse cuenta de que mis labios ya no estaban sobre los suyos y al verme, me siguió. Volvimos a caer en el beso mientras llevaba mis manos a su cabello y jalaba levemente de él.

Un jadeo salió de sus labios perdiéndose en mi boca.

—Saca la lengua...—ordene mientras hacía pequeños círculos sobre su nuca. Sin protestar acato mis órdenes y tímidamente saco su lengua de su escondite y sin esperar más la chupe, mis labios comenzaron a succionar su lengua mientras la saliva de ambos comenzaba a caer sobre su pecho. Un gruñido salió de sus labios mientras seguía entretenida jugando con su lengua.

Me separe de él y pase mi lengua por su barbilla recogiendo su saliva para luego llevármela hacía mí boca, aquello le gusto ya que sus dedos apretaron sutilmente mi cintura en respuesta a mi acto.

Nuestros labios se encontraban hinchados y completamente rojos pero eso no fue un impedimento para que dejara de deleitarme con ellos.

Quería más, mucho más...

Me aleje de él al tiempo en que me miraba deseoso y lleve mis manos a los extremos de mi camisa, y sin dejar que el objetara me la quite quedándome solamente en brasear. Su mirada fue bajando hasta llegar a mis senos cubiertos por aquel encaje rosado, mordió levemente su labio hinchado mientras sus dedos hacían círculos en mi cintura. Podía sentir como su erección chocaba contra uno de mis muslos pero aun así no quise tratar con eso. Su mirada gritaba a duras penas que lo dejara tocarme, pero sus mejillas hacían que no lo tomara en serio. Deje la camisa aún lado y acerque mi boca a su cuello dispuesta a lamerlo, deje un recorrido de saliva desde su clavícula hasta su mandíbula mientras al final mordía levemente este. Un gemido salió de sus labios al sentir como presionaba mis senos contra su pecho sudoroso.

「A Oscuras」 ;+k. thDonde viven las historias. Descúbrelo ahora