Do not kiss me, Please

6.9K 451 9

Aqui estoy de vuelta, mas rapido de lo que pensé.

=)

:::::::::::::::;::::::::::::::::::::::::;:::

- Chicos, encontré algo - Dijo Drake junto a nosotros.

- ¿Que cosa? - Me puse el cabello detras de las orejas.

Drake nos miró, primero a Asher, que miraba hacia abajo, luego a mi.

- ¿Estan bien? - Preguntó.

- Si si si. ¿Que pasa? - Pregunté bruscamente.

- Encontré vida humana.

Drake nos llevó cerca del lago hasta donde se podia ver una camioneta, una que reconocia perfectamente. Corrí rapido, feliz.

- ¡Sabrina! - Grité.

Asher y Drake me miraron.

Entonces la vi, mi querida amiga salió de la camioneta y corrió a abrazarme.

- ¡Frida! - gritó.

- ¡Que no me llames asi! - Gritó una voz desde la camioneta, entonces vi, en persona, a Ian - ¿Frida? - preguntó, salió junto con Holanda y Harry.

Los abrazé a todos (Incluido Ian)

Entonces Asher y Drake estaban junto a mi.

No se porque pero intuí que Asher e Ian ya se odiaban apenas verse.

- Chicos - Miré a Asher y a Drake - estos son mis mejores amigos, Holanda, Sabrina y Harry. Ah y este es Ian. Chicos - Miré a mis mejores amigos - Ellos son Asher y Drake.

Holanda y Sabrina se quedaron mirando a Asher embobadas.

- ¿Y la chica con la que estaban en la video llamada? - Preguntó Harry.

- Es la hermana de Asher - Dije, al mencionar a Jaqueline Asher abrió los ojos.

- Jaqueline - Dijo - Oh no. Si nosotros acabamos aqui ¿Donde estará ella?

- Tal vez no se haya emborrachado - Traté de calmarlo.

- Un segundo - Dijo Harry -¿Ustedes estan aqui porque se emborracharon?

Asentimos.

- Despertamos desnudos en otro pueblo, Drake en la ruta - Dijo Asher restando importancia.

Mis amigos abrieron la boca.

- ¿Tu, Frida? - Preguntó Harry.

Asentí.

- Y escapamos de un camionero furioso, y de una niña psicópata, fue una aventura, pero ahora pueden llevarnos de vuelta ¿No es asi? - Dijo Asher.

- Si - Holanda sonrió - Ibamos camino a visitarte, Frida. Iba a ser sorpresa, pero los vamos a llevar.

Nos aliviamos.

Después de horas de viaje al fin reconocía algo de lo que habia visto al llegar al pueblo.

Me sentía bien, feliz de regresar. Me iba a librar de Asher, que... ese día había querido... ¿besarme?

Hacia unas noches habia besado mi mandíbula, hacia menos de una semana me habia llamado Frida Kahlo.

Estaba segura de que era un buen chico, en el fondo, pero aparte de eso podia ser un criminal.

Era hermoso, peligroso, y totalmente inalcanzable para una chica como yo.

Ni que quisiera estar con él.

Maldito rompecorazones.

La penultima parada era la casa de Asher, donde estaba Jaqueline con el maquillaje corrido, preguntandose donde diablos estaba su hermano.

Cuando lo vio lo llamó idiota, luego lo abrazó y despues lo golpeó.

Pero antes de entrar a su casa me pidió que saliera de la camioneta.

Lo hice y Jaqueline se fue a dentro, Sabrina estacionó mas adelante de la casa de Asher, les dije que ya entraran a mi casa, estaba al lado.

Ya les iba a explicar algo a mis padres. Bajé la cabeza y miré mis pies.

Asher tomò mi muñeca, algo roboloteó en mi estómago.

- Frida - Comenzó a decir - Lo siento.

Subí la mirada, Asher frente a mi era una vision perfecta.

- ¿Lo siento?

- Si, creo que empezamos mal, pero a medida que pasó todo esto... lo siento.

- Bueno. Siento haberte pateado.

- Siento haberme burlado de tus cejas, y de ti, lamento haber dicho que nunca lo haría contigo sobrio.

- Bueno, no dijiste nada que no fuera cierto. No te acostarías conmigo a menos que estuvieras borracho, drogado o enfermo.

Traté de girarme para irme, pero Asher no me soltaba.

- Suelta, Asher. Nos vemos otro dia ¿Ok?

- No. Primero quiero... hacer algo.

Me quedé quieta unos minutos, en los que Asher se acercaba lentamente y miraba mis labios.

- ¿Que quieres?

- Algo.

- ¿Que cosa?

- Algo muy importante.

- ¿Que puede ser tan importante para retenerme?

Guardó silencio un segundo.

- Besarte.

Retrocedí. Besarme. De eso se trataba todo. Asi iba la cosa, no iba a ser una mas en su colección de muñecas.

- No, para - Lo empujé cuando noto su proximidad - No quiero que me beses.

- ¿Porque no? A todas les encanta que las bese.

- Exactamente por eso, porque no quiero ser una mas de "Todas" las chicas esas.

- Me gusta que seas diferente.

- Apenas me conoces.

Era verdad. Y era tan triste.

- Si - Dijo cerrando los ojos, podia sentir su aliento abriendose paso por mi boca.

- No me beses, porfavor - Supliqué poniendo las manos en su pecho.

Se detuvo y se alejó un poco.

- tienes razon, creoq ue actuo como idiota. Adios - Dijo, pero besó a un lado de mi cuello esta vez, luego se fue a su casa.

Y yo a la mia, iba a estar en problemas.

Y casi besaba a Asher, eso era un pecado. Oh santo cielo, me hubiera encantado besar a Asher.

Pero lo habria odiado mas.

Que indesisa me sentia. Era hermoso, pero muy peligroso y arrogante.

Lo queria, pero lo odiaba.

Dolia tanto.

Bad boy¡Lee esta historia GRATIS!