XXXIII

1.6K 125 3

Lauren POV

— Creo que deberíamos ir a otro sitio —sugerí antes de empezar a hablar.

— ¿Cuando fue la última vez que la viste? —preguntó directamente.

— Hace un tiempo. No pienses que ha sido cuando tu y yo estábamos intentando tener algo —expliqué para que no tuviera una idea equivocada.

— ¿Cuando fue exactamente? —volvió a preguntar.

— ¿Podemos ir a otro sitio a hablar? —intenté de nuevo que accediera a ir a otro lugar en vez de estar en un baño de la Universidad.

— ¿Para qué? ¿Acaso necesitas tiempo para poder pensar una excusa? —alzó la voz dándome a entender que se estaba enfadando cada vez más.

— No necesito tiempo para pensar una excusa. Voy a decirte la verdad, no tengo porque mentirte —le aseguré con un tono tranquilo para calmarla un poco.

— Sinceramente no quiero que me digas nada. No me interesa escucharte —dijo caminado fuera del baño, pero la seguí para detenerla.

— Camila, por favor, espera —le pedí agarrándola del brazo.

— Suéltame. No quiero que me toques —aparté mi mano de su brazo y miré alrededor para ver si había gente. Agradecía que no hubiera nadie, no quería que montaramos un escena delante de todo el mundo.

— No te tocaré, pero vamos a ir a otro sitio a hablar —dije seria.

Ella no dijo nada así que empecé a caminar fuera de la Universidad mientras ella me seguía unos pasos atrás. La llevé a un parte un poco alejada de la gente para que nadie nos escuchara ni nos interrumpiera.

— Sentémonos aquí —dije señalándole el césped.

Una vez sentada, la miré para empezar a hablar. Aunque ella estaba mirando a todos lados menos a mi.

— Mírame —le pedí con la voz suave.

Ella giró su rostro y clavó sus ojos en los míos. Estaba enfadada, eso no se podía dudar.

— ¿Recuerdas quién es? —pregunté.

— Es la chica que conociste cuando salimos a un club —asentí a su respuesta —. También recuerdo que te llamó y me dijiste que no la llamarías.

— Sé lo que te dije, Camz —dije haciéndole saber que era consciente de que no cumplí con lo que le dije.

— ¿Por qué me mentiste? —preguntó dolida.

— No te mentí. Cuando te dije que no la llamaría, era verdad, no lo iba a hacer —dije con sinceridad.

— Entonces no entiendo porque al final si la llamaste —dijo con el ceño fruncido.

— Lo hice cuando Hailee te pidió que no me hablaras más —le dije la razón.

Camila me miraba de una forma que no podía descifrar. Preferí guardar silencio hasta que ella dijera algo.

— ¿La llamaste por eso? —preguntó con un tono incrédulo.

— Me dolió que aceptaras la condición que te puso Hailee, así que después de que me lo dijiste, la llamé —expliqué.

— ¿Cuando te viste con ella? —preguntó con el rostro bastante serio.

— Después de llamarla, fui a su casa —respondí.

— Entonces, cuando yo te dije que no íbamos a hablar más, tu la llamaste y fuiste a su casa para acostarte con ella —resumió lo que le dije.

Asentí con la cabeza sin saber que más decir.

— ¿Lo hiciste por despecho? —preguntó molesta.

— Debes entenderme. Me molestó que me dijeras que no íbamos a hablar más solo porque te lo pidió Hailee —dije esperando que ella comprediera porque lo hice.

— No me puede creer que hayas hecho eso —dijo alzando un poco la voz —. Me haces pensar que cada vez que tengamos un problema vas a irte con otra chica.

— Lo que tenemos ahora no es igual a lo que teníamos antes. Tu estabas con Hailee y eso significaba que yo podía estar con quien quiera —dije empezando a enfadarme.

— ¿Cómo quieres que confíe en ti si esa es tu actitud? Porque te recuerdo que ahora no tenemos nada y eso me hace suponer que te iras con la chica que quieras —dijo poniéndose de pie haciendo que yo también me levantara.

— Estoy cansada de que no confíes en mi. Siempre estas dudando de que me pueda ir con otra. Creo que soy yo la que debe desconfiar más de ti —dije alzando esta vez yo la voz.

— ¿En serio crees que eres tu la que debes desconfiar más de mi? —preguntó con un carcajada incrédula —. Parece que olvidas que te has tirado a media Universidad.

— Vaya, parece que tu también olvidas algo —dije con la voz más calmada —. Eres tu quien ha engañado todo el tiempo a su novia conmigo. Puedo haber estado con media Universidad, como tu dices, pero por lo menos no he jugado con los sentimientos de nadie.

Ella se quedó en silencio ante mis palabras. Podía ver en su rostro que le había dolido lo que había dicho. Me arrepentí de inmediato de haber dicho aquello. Intenté acercarme a ella, pero se alejó de mi unos pasos.

— Tienes razón. Si me atreví a engañar a mi novia contigo, podría engañarte a ti con otra —dijo con la voz un poco entrecortada —. Será mejor que no estés con una persona como yo, que ha estado jugando con los sentimientos de una persona.

— Lo siento, Camz. No quise decir eso —me disculpé, pero ella negó varias veces con la cabeza.

— No, Lauren. Lo dijiste porque de verdad lo piensas —dijo con lágrimas en los ojos.

— Te equivocas. No pienso eso de ti —dije rápidamente —. Estábamos discutiendo y dije cosas de las que me arrepiento. Sé que no debí llamar a esa chica, pero estaba dolida y lo hice sin pensar. Lo único que yo quiero ahora en mi vida es estar contigo, Camila.

Me acerqué a ella y limpié una lágrima que caía por una de sus mejillas. Rodeé su cintura con mis brazos y la pegué a mi cuerpo.

— Lo siento, Lauren —dijo Camila mirándome a los ojos.

Puso una mano en la parte posterior de mi cuello y acortó la distancia de nuestros labios. Fue un beso lento que solo duró unos segundos.

Me acarició la mejilla con suavidad después de separarse de mi.

— Será mejor que nos demos un tiempo para pensar —dijo con una sonrisa triste.

— No, Camz, yo quiero estar contigo —dije negándome a estar sin ella.

— Yo también, pero es lo mejor para las dos en estos momentos —dijo convencida.

— ¿Cuánto tiempo será? —pregunté aceptando a darnos un tiempo para pensar.

— No lo sé. Durará lo necesario —dijo con una pequeña sonrisa.

— Está bien —dije asintiendo con la cabeza.

— Ya nos veremos —se alejó un poco despidiéndose de mi.

Le dediqué una sonrisa antes de verla darse la vuelta e irse.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!