Cade Nye: Una teoría

36 2 2
                                    

Cade caminó lentamente por los pasillos del hospital. Era difícil encontrar un rincón solitario para poder tener un par de palabras a solas con su hermano Silo. Había un alboroto generalizado por todos lados. En algunos pasillos había militares discutiendo, en otros había familiares en angustia esperando algún resultado, en otros había periodistas pidiendo declaraciones de alguna autoridad.

Caminó sabiendo que Silo lo estaba siguiendo a unos metros. Ésa fue la instrucción que le dio y esperaba que la obedeciera. Cade sabía que Silo se sentía como un extraño en esa familia. Lo sabía bien. Cade había hecho el esfuerzo de reemplazar a su padre cuando éste estaba ausente, que era casi siempre. Él había pasado mucho tiempo con Silo durante su infancia, pero mucho menos durante su adolescencia, pues le era imposible. Para entonces Cade ya estaba en la universidad y ni siquiera vivía con el resto de su familia.

Mucho se temía que nadie llenó ese hueco y que ésa fue la razón por la que Silo pasó de ser un niño brillante y cariñoso a ser un muchacho resentido y reservado. A Cade eso le daba mucha pena.

Pero aún así esperaba que la relación especial que ellos dos habían tenido alguna vez se mantuviese y sirviese en este momento. Que fuese algo que pudiese usar durante esta crisis.

Finalmente vió que una puerta se abría a un lado. De ahí salió un conserje con un coche que contenía varias cosas: Valdes, trapos, etc. Cade sutilmente pasó por esa puerta. Lo que había al otro lado no le pareció ninguna sorpresa. Era el armario en el que el conserje guardaba sus cosas: detergente, toallas limpias, etc. Era una habitación muy pequeña.

Cade había terminado de analizarla cuando Silo tocó la puerta. Lo hizo entrar rápidamente.

"¿Se puede saber de qué se trata esto?", preguntó Silo molesto.

"Thera tiene una teoría. Cree que todo es parte de una conspiración para matar a una persona. Que toda la batalla fue para encubrirlo y que papá murió como daño colateral. Ella va a investigarlo a ver si llega a algo"

"¿Una conspiración? Por los cielos, Cade, madura un poco", le respondió Silo. "Papá murió porque era capitán de crucero y estamos en una maldita guerra. Quizás a tu excavación no llegan las noticias, pero Moor y Waylan se han aliado en contra de nosotros. Y en una guerra tienes batallas en las que muere gente. No es realmente muy complicado, Cade"

"Sí, eso es una opción, supongo. Llamaremos a eso la Opción Silo. Pero Thera tiene su teoría. Va a investigarla por su cuenta. Y yo tengo otra teoría"

"Está bien. Te escucho", Silo cruzó los brazos, pero no estimaba que tuviera mucha paciencia para esto.

"Yo sé que va a sonar paranóico, pero creo que está relacionado conmigo. Con el trabajo que estoy haciendo en la Tierra"

"Pensé que aún no estaba confirmado que era la Tierra", comentó Silo.

"Me acaban de confirmar que sí es la Tierra", respondió Cade. "Pero no lo divulgues. Es aún confidencial"

"Está bien. Entonces, ¿cuál sería tu teoría?"

"Verás, en la Tierra hay varios equipos de excavación de distintas colonias. Estamos nosotros, a nuestro lado están los de Lore, más allá el equipo de Hallow... Es un ambiente muy tenso, no te lo puedes imaginar"

"¿Qué tiene eso que ver con nosotros?"

"Que no es por gusto, Silo", respondió Cade. "No es por gusto que la excavación allá sea una operación militar. Es porque estamos buscando algo de altísimo valor. Algo que puede definir esta guerra con Moor y todas las demás. Los antiguos humanos, los que vivían en la Tierra, los originales... Ellos tenían maneras muy particulares y sorprendentes de matar masivamente gente. Estamos hablando de matar a toda una población de golpe"

Silo se le quedó mirando. No dijo nada.

"Yo sé que hoy en día tenemos bombas. Y misiles y torpedos y todo eso. Pero nada de eso se compara a la capacidad destructiva que tenía el ser humano en el siglo XXI. Es algo terrorífico. A veces veo la información que tenemos disponible y me pregunto cómo diablos sobrevivimos a la Guerra Fría"

"Sigo sin entender qué tiene eso que ver conmigo, Cade"

"Varias potencias saben que en mis excavaciones podríamos encontrar la clave a esos medios masivos de destrucción. Una forma más de ganar terreno en esta competencia es eliminándome a mí"

"¿Tú?", preguntó Silo sonriendo. "¿Eres tan importante acaso?"

"Bueno, pues, sí, Silo. Lo soy. Estoy a cargo de uno de los equipos de excavación. Y el mismo día que me dijeron que papá había muerto, habíamos hecho un descubrimiento importante. No pude quedarme a catalogar lo que hallamos, porque tuve que venir al funeral"

Silo lo pensó un rato. Luego negó con la cabeza.

"No, Cade", dijo. "Suena demasiado elaborado para ser obra de los Moor o de alguna de las otras colonias con las que solemos tener conflictos"

"Pero no para los Waylan", añadió Cade. "Piénsalo. Domino suele tener el control de este extremo de la galaxia por nuestra flota. Por nuestros oficiales, por nuestra tradición bélica. Ningún otro ejército o flota del cuadrante son reto para Gobseen y su flota de naves de combate. ¿No es cierto? Pero, ¿qué tiene Waylan que no tenemos nosotros?"

Silo se encogió de hombros.

"Sus espías", respondió Cade en voz baja. "Lo que no tienen en flota, lo tienen en espionaje. Su servicio de inteligencia es insuperable. Tienen espías en todos lados. Nadie mejor que ellos para hackear nuestras bases de datos o para extraer información confidencial. Ellos saben cosas sobre nosotros que ni siquiera nosotros sabemos"

Silo lo consideró. Era una teoría sólida. Era cierto que Waylan tenía esta cultura de secretismo que los hacía perfectos espías. Y que era una preocupación general saber que tenían sus dedos en todas partes. Su alianza con Moor había sido una gran sorpresa porque sus formas de ver el universo eran tan distintas. Así que en cierta manera podría ser cierto que todo esto sea parte de sus intrigas.

Profesor Cade NyeDonde viven las historias. Descúbrelo ahora