Oportunidades

9.3K 338 26


(Camila Cabello/ Lauren Jauregui y tú)



-¡Mami! - dijo mi pequeña hija corriendo hacia mi - ¿Me viste? - preguntó cuando la cargue hasta mi altura

-Estuviste preciosa, mi amor - bese su mejilla - Fuiste la más hermosa- sonreí

-Está en lo correcto, señorita Jones, es una gran bailarina - dijo la profesora Kordei

-Pienso lo mismo de mi hija - sonreí

-Bueno, las dejo. Saludos a su esposa, me alegro de que haya venido a acompañarla - dijo y con la misma se fue dejándome con la palabra en la boca

- Y ¿Mamá? - preguntó triste

-No pudo venir, cariño - mentí, no había hablado con ella desde la mañana - Pero alguien mas vino conmigo - sonreí - Mira atrás de ti, bebé - giró viendo hacia la castaña

-¡Tía Camila! - gritó alegre

-Hola, hermosa. Estuviste muy bien, preciosa como tu madre. Eres toda una bailarina- me miró de reojo

-Gracias - dijo orgullosa, algo tenia que sacar de mi...

-¿Vamos a comer? - preguntó la latina viendo como mi hija se alegraba por la propuesta

-¡Sí, sí, si! - brincó en mis brazos

-Pasen ustedes primero, bellas damas - sonrió Camila para después tomar mi mano libre

Con Camila siempre fue mi mejor amiga desde que eramos pequeñas, nuestros amigos nos daban muchas indirectas de que parecíamos pareja, la mayoría del tiempo ella esta conmigo siendo atenta, algunas personas piensan que seamos casadas, por la interacción que tiene la latina con mi hija Elizabeth, mi "esposa" nunca está en casa y cuando lo hace se va con su amante, pocas veces llega a alguna presentación de Eli, cuando no puede sale con la excusa de que lo había olvidado o que tenía mucho trabajo, pero siempre se la pasa con su otra mujer, ahora ya había llegado a mi límite al ver que no ponía un mínimo empeño para estar con su hija

-¿Sabes? La profesora Kordei pensó que eras mi esposa - sonreí por la ocurrencia

-Mmmm... No sería mala idea - bromeó pero vi que hizo una sonrisa forzada

-No tenías que venir a acompañar a lo de Eliza - mire hacia la ventana de coche

-Quería hacerlo, para mi no es ninguna molestia venir a ver a mi princesa en cada una de sus presentaciones, lo que no me parece justo es que Lauren no se presente a uno solo - dijo enojada

-Ya no importa, ella ahora podrá hacer lo que quiera pero no quiero dañar a mi hija - mire hacia mi bebé, quien dormía en el asiento trasero del coche, estaba muy cansada después de su presentación de Ballet

-Vamos a mi casa, para que pueda dormir bien y estemos más cómodas, ¿Te parece? - me miró de reojo

-Me parece una buena idea - sonreí
-Me gusta cuando sonríes - susurró

-A mi también me gusta cuando tú lo haces - le respondí

Durante la trayectoria reímos por cada chiste malo que me contaba pero se le notaba su entusiasmo al hacerlo, cuando llegamos ordenamos pizza y sacó una botella de vino aparte de una caja de jugo para Eli.
Esperamos a que la nena despertará para después pasar el rato almorzando y bromeando, podía ver a mi hija más feliz que hace rato, no había visto tanta felicidad, sólo lo hacía cuando estaba conmigo y con Camila pero con Lauren es como si fuera una desconocida.
Camila tomó la decisión de irnos a dejar a mi casa, poniéndose de acuerdo con Elizabeth para salir mañana desde temprano hasta la noche, un día familiar... Esa palabra pocas veces la escuchaba, mi hija una vez me dijo si existía la posibilidad de que considere como una madre a aquella castaña que ha estado todo el tiempo con nosotras.

One Shots | C.C/L.J & Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora